Sequía

Ampliaron la emergencia agropecuaria por sequía

“Impacto” en el campo va a ser “muy fuerte”, dijo el ministro

Pablo Antúnez

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) amplió ayer la Emergencia Agropecuaria a más departamentos y nuevas Seccionales Policiales de algunos de los siete que ya estaban comprendidos en la medida debido a la sequía que afecta a gran parte del país.

Ahora se incluyó a todo Cerro Largo; Colonia (Seccionales Policiales: 3, 4, 9, 10 y 11); todo Flores; Florida (Seccionales: 4, 10, 11, 12 y 13); Río Negro (Seccionales: 1, 2, 3 y 11); Rocha (Seccionales: 2, 3, 5, 6, 9 y 10);  Soriano (Seccionales: 1, 2, 3,4, 5 y 9 y todo Treinta y Tres. Además, ya estaba declarada la Emergencia Agropecuaria en Tacuarembó (seccionales policiales 1 a 16), Salto (de la 1 a la 16), Artigas (de la 3 a la 12), Paysandú (de la 6 a la 12), Durazno (de la 1 a la 15), Río Negro (de la 7 a la 10) y Rivera (la 3 y de la 5 a la 8).

La Emergencia Agropecuaria rige por 90 días. Los nuevos departamentos incorporados al operativo tendrán plazo para relevar la demanda por raciones hasta el próximo 2 de abril.

El operativo raciones abarca dos kilos de cáscara de soja por Unidad Ganadera (UG), con una carga de 1 UG por hectárea durante los 90 días establecidos. El llamado del MGAP fue por 10.000 toneladas de cáscara de soja, con un precio por tonelada de $ 6.700 —son $ 6,70 por kilo que pagará el productor— , puesto en destino, por lo que el flete va incluido en el precio.

Para el productor, participar del operativo representa asumir un crédito en pesos uruguayos, sin intereses, que se pagará en dos cuotas: julio de 2019 y julio de 2020. Sólo abarca a productores familiares, inscriptos ante el MGAP y que no tengan deudas de asistencias financieras en eventos anteriores.

“El viernes vence el plazo para que las 70 organizaciones que ya se comprometieron a trabajar con el MGAP en este operativo, envíen la planilla con la demanda de raciones”, afirmó ayer en rueda de prensa Ricardo Texeira, director de Descentralización del MGAP. En esa conferencia también participó el ministro Enzo Benech y el subsecretario Alberto Castelar.

“No es la solución al problema el reparto de cáscara de soja pero es lo que podemos hacer”, afirmó ayer el ministro Benech.

IMPACTO. 

El gobierno no tiene una estimación de lo que le costará al Uruguay esta nueva sequía y aún es prematuro poder tener una idea de los daños.

A nivel privado, se estima que sólo a nivel de soja se pueden dejar de exportar US$ 200 millones de dólares y los terneros que no nacerán en esta zafra serán animales que no se faenarán dentro de dos años, provocando menos ingresos por exportaciones de carne y menos trabajo local.

“No tengo dudas que el impacto va a ser muy fuerte porque esto está afectando  a la soja, al maíz y al sorgo, que son el grueso de la agricultura del Uruguay hoy y van a tener mermas de rendimiento importante. Incluso habrá gente que seguramente no coseche, porque se ven cultivos muy malos”, afirmó Benech. Agregó que las primeras medidas —por los siete primeros departamentos declarados en emergencia— se focalizaron “en la zona de cría” y reconoció que se van a producir menos terneros.

“La sequía es un tema complicado, va a tener impacto en la economía, pero veremos cómo salimos”, reflexionó.

Aunque se anuncian lluvias para los próximos días,  “hay algunas cosas que ya no se arreglan con las lluvias. Hay otras que seguramente, cuando pasan estas sequías —ganadería y lechería—, si llueve bien se puede sembrar algún verdeo en algunas zonas y en otras no se podrá”, destacó Benech.

También dijo que “algunos productores que tenían deudas pendientes con el Fondo Agropecuario se pusieron al día”.

Rurales EL PAIS