Sanidad

Comienza vacunación obligatoria de bovinos contra la aftosa

Todos los menores de dos años; prevén que alcance a seis millones.

Vacuna. Foto archivo El País.

Hoy comienza la campaña de vacunación obligatoria contra la fiebre aftosa para todos los bovinos menores de dos años, que se extenderá hasta el 15 de junio, tal como resolvió la Dirección General de Servicios Ganaderos.

Se trata de una instancia de suma importancia a nivel ganadero ya que la inmunidad de los bovinos asegura el mantenimiento del estado sanitario del rodeo nacional. Es que la aftosa es una enfermedad que puede destruir los logros comerciales y cerrar puertas de los destinos donde Uruguay coloca carne, animales vivos y subproductos de origen animal.

La vacuna será proporcionada por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) en forma gratuita a cada productor contra la presentación de la declaración jurada de existencia de la División Contralor de Semovientes (Dicose) al 30 de junio de 2017, la planilla de control interno de existencias y la planilla de control sanitaria actualizada.

Según recoge una nota en la web de Presidencia, las autoridades prevén que en este período la cantidad de vacunas entregadas rondará las seis millones. En la campaña anterior que finalizó en mayo de 2017 se concedieron a los productores un total de 5.646.840 vacunas.

Desde el MGAP se promueve la vacunación subcutánea (entre la capa de grasa que se encuentra entre la piel y el músculo), con el fin de evitar abscesos (infección e inflamación del tejido) en los puntos de inyección, que generen pérdidas importantes por decomisos en la carne. El director general de los Servicios Ganaderos, Eduardo Barre, explicó meses atrás a El País que antes “se pedía que se hiciera una vacunación intramuscular” pero debido a los múltiples problemas con los abscesos que se registraron en la carne, se resolvió cambiar el criterio.

La resolución de la Dirección General de Servicios Ganaderos también estableció que no se autoriza el movimiento entre el 15 y el 31 de mayo de los animales inmunizados, y a partir del 1° de junio podrán movilizarse únicamente los que hayan sido vacunados por lo menos con 15 días de anticipación.

A su vez, los bovinos que tengan como destino la faena podrán movilizarse con el certificado de vacunación de los dos períodos anteriores, aunque a partir del 16 de junio deberán tener más de 15 días de inmunizados con la vacuna correspondiente a mayo-junio 2018.

Por otra parte, la disposición oficial desautoriza la realización de remates de feria o exposición en el período de vacunación, a excepción de los que se realizan por pantalla o virtuales en la segunda quincena de mayo.

La última epidemia de fiebre aftosa en la ganadería uruguaya fue en 2001, en un establecimiento de Soriano, presuntamente con virus ingresado desde Argentina, que también fue sacudida por la enfermedad.

A partir de ahí, Uruguay perdió su status de país libre de fiebre aftosa sin vacunación, que le permitía ingresar con cortes con hueso a selectos mercados como Japón. Solucionada la epidemia que abarcó 2.057 focos, Uruguay comenzó a reconquistar los mercados más exclusivos, esta vez para su carne madurada y sin hueso.

Sudamérica lleva más de una década sin casos de fiebre aftosa. Sin embargo, persisten incertidumbres que ponen en riesgo el cese de la vacunación, como el caso de Venezuela, desde donde el año pasado se provocó un foco en la ganadería colombiana.

Rurales EL PAIS