Sanidad

Avanza vacunación contra brucelosis bovina en Paysandú

A partir del mes que viene el MGAP comenzará a controlar ingreso y salida del ganado y sus sangrados.

SEQUIA EN SALTO, NOVILLOS FLACOS, GANADO FLACO, VACUNACION, 20060422

Pablo Antúnez.

A partir del mes que viene la División Sanidad Animal del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, comenzará a controlar que todos los vientres bovinos que entren y salgan del departamento de Paysandú estén libres de brucelosis, comprobado por sangrado.

Meses atrás, Paysandú llegó a tener 47 focos de brucelosis bovina, zoonosis que se venía arrastrando desde 2017, cuando la Comisión Departamental de Salud Animal (Codesa) le pidió a las autoridades de la secretaría de Estado que liberara el uso de la vacuna RB51 para prevenir un mayor avance de la enfermedad.

“Ya se están vacunando todas las terneras, vaquillonas y vacas vacías de Paysandú”, confirmó a El País el presidente del Centro Médico Veterinario de Paysandú, Dr. Lauro Artía. Con el avance de la vacunación contra brucelosis en ese departamento, van quedando los ganados que están pariendo o los próximos a parir.

“No se empezará con ese trabajo hasta que no termine la parición. Puede que en algunos casos, algún ganado que es punta de parición ya esté vacunado, pero el resto está  más demorado”, admitió el profesional.

Cese. Los focos de brucelosis en suelo sanducero cesaron un poco y no surgieron más casos, “al menos en la cantidad que habían surgido”, admitió Artía.

El profesional destacó que se fueron cerrando focos y consideró que prácticamente “todo el departamento estaba muestreándose, por ahí la cantidad de focos. Aparentemente la cantidad de focos ya pasó”, explicó.

Cuando se hizo la reunión de la Comisión Nacional Honoraria de Salud Animal (Conhasa) en Paysandú, las comisiones departamentales (Codesas) de Salto y Río Negro, también plantearon al MGAP la necesidad de aplicar la vacunación obligatoria, pero al final no se sumaron a la decisión de los productores y veterinarios sanduceros de vacunar obligatoriamente todos los vientres bovinos. Cada foco tiene delimitada su zona buffer (zona tapón, como exige la nueva normativa), que implica la vacunación en los predios linderos y los predios translinderos tienen que hacer sangrado previo de los animales antes del movimiento. Cuando se instaló la movida en Paysandú, tanto la Codesa de Salto y Río  Negro que planteó el tema, al final no se sumarán  a la vacunación obligatoria.

Ferias. Todavía falta resolver algunos problemas que generan la nueva normativa. Es que, si en un remate feria un comprador de Paysandú compra un ganado, debe vacunarlo y realizar un sangrado para determinar que está libre de brucelosis. Ese trabajo habrá que hacerlo en el local feria. Se complicará si surge algún positivo en la tropa comprada, porque hay que hacer una prueba confirmatoria de la presencia de la enfermedad.

Además, se estará obligado a tener ese ganado varios días en el local feria a la espera de los resultados de laboratorio antes de poderlo mover hacia Paysandú. Esa es una preocupación fuerte hoy de los consignatarios de ganado están tratando de resolver con las autoridades sanitarias.

Rurales EL PAIS