Caballos / Remates

Gran venta de los Criollos de las familias Masello

A cargo de Zambrano, se comercializaron los 61 productos ofertados en “Nobleza Criolla”, desde la estancia, sin público y con trasmisión por TV cable e Internet. Además, se colaboró con el Fondo Coronavirus. “Pero lo más importante, es que la máquina no para de funcionar y que la gente respetó quedarse en su casa”, dijo Alejandro Zambrano.

Pablo D. Mestre.

Al aire libre, en su hábitat, pero sin público, con los compradores operando a través de la transmisión por TV y web. Así fue la venta de los Criollos de cabañas “Cerro Grande” de Claudio Masello Barreiro y “Salpay” de Pablo Masello Barreiro.

Y resultó.

“Otra vez se demostró que, con creatividad y ganas, se puede sacar adelante esto y seguir cumpliendo con lo que hoy es importante que es mantener la inocuidad de un hecho comercial como es un remate”, reflexionó Alejandro Zambrano que condujo las operaciones. Es que, agregó el director de la firma rematadora, “los hermanos Masello tenían todo pronto para esta venta que tenía mucho de especial ya que significaba el fin de una etapa con la liquidación prácticamente total de su genética “marchera”. Por eso Zambrano dijo que “se le buscó la forma que pudieran seguir con la venta de casi 70 animales de pedigree”.

Y al final, en un marco inmejorable como local de venta que significó el propio establecimiento, se concretó la subasta. “Lamentablemente no se pudo disfrutar por parte de los clientes y amigos, ya que el remate fue sin público”, dijo el martillero. No obstante ello destacó que se comercializó el 100% de los lotes, “todo por teléfono y con el apoyo de varias agencia de Zambrano de distintas zonas del país”.

Los valores, en dólares, fueron: 61 productos a US$ 1.174 de promedio: 1 padrillo: 3.330; 4 yeguas manada: 2.340, 1.260 y 1.867,5; 16 yeguas de andar: 2.340, 1.260 y 1.693,13; 6 yeguas con cría: 2.880, 1.080 y 1.645; 4 yeguas servidas: 810 cada una; 11 potras: 1.350, 540 y 785,45; 19 potrancas: 936, 450 y 664.

Además, se mostró y vendieron, 136 terneros de la conocida marca TT en US$ 345, que fueron para un cliente de Paysandú luego de varias pujas. Para redondear, Alejandro Zambrano dijo que “fue una tarde ideal, se lograron casi US$ 1.500 de donación para el Fondo Covid-19, con el aporte de un 1% de parte de las cabañas y otro tanto de Zambrano y Albano Ordeix”.

Pero, lo importante, “es que todo esto se consiguió con los clientes y amigos participando desde sus casas”.