Entrevista / Remates

Federico Rodríguez Dos Santos: “La gente joven es un diferencial que tiene el campo en Uruguay”

El Presidente del Consorcio Lote 21, se mostró optimista para lo que viene, pese a los problemas que se enfrenta el país y el mundo. Dijo que el agro “no paró y se adaptó” y sostuvo que “veo un equipo de gobierno comprometido con los asuntos agropecuarios”. Destacó que hubo compromiso de todo el espectro social y consideró importante que “no subió el gasoil, eso es una señal para no bajar los brazos y redoblar esfuerzos”.

 


Pablo D. Mestre.

-¿Cómo ve al sector agropecuario tras un año tan particular como el 2020?
-El sector no ha sido ajeno a la pandemia. Si bien no paró nunca y supo re adecuarse, generar protocolos de funcionamientos y cumplir con los compromisos de exportación. Basta recordar que de esta forma se realizó la Expo Prado, única muestra agroindustrial que se hizo en América, así como los remates: pantallas, ferias, la zafra de toros. Todos se realizaron con los protocolos, y se desarrolló con ¨normalidad¨, gracias a la adaptación y re educación rápida de la sociedad.

-Complicó el clima al final…
-Exactamente, fue un año adverso en lo climático y con los problemas de costos altos que ya no son noticia, pero de todas formas el agro mostró solidaridad y tuvo la gracia de no parar. El otoño 2020 fue uno de los de más oferta de ganado, el mercado lo supo absorber, luego vino un invierno seco que atrasó las pasturas y siguió hasta estos días con importante déficit hídrico, lo cual provocó que los campos queden con sobrecarga. Las lluvias generalizadas de estos días fueron de gran alivio para el sector.

-¿Cómo ve al sector ganadero?
-El ganadero viene golpeado, ya es parte de su cultura empresarial, y este año mostró al país su solidaridad, es inminente que se extiendan los valores de campo a la ciudad. Pero a pesar de toda la situación económica, la ganadería uruguaya viene teniendo un crecimiento diferenciado y sostenido, lo cual es un gran desafío de comercialización y será necesario re inventar la producción para el mundo que se viene gestando orientado a proteger el medio ambiente. Lejos de deforestar montes naturales para aumentar la producción, venimos en crecimiento aplicando mejoras de manejos y empezando a invertir, gestionar y administrar el agua de bebida para los ganados, algo que sin duda es fundamental para poder seguir creciendo.

-¿A qué hace referencia?
-Hay que convivir con más respeto a la naturaleza y evitar una mayor crisis ecológica, que genera que los modelos climáticos muten como si fueran virus, habiendo cada vez más adversidades en la producción. Tenemos la urgencia de atender problemas sanitarios como la garrapata, que se ha vuelto rebelde y que genera grandes costos a los productores, tanto en la compra de insumos para atacar la misma como la perdida productiva que genera.

-¿Cómo cree estará el mercado de ganados de reposición en la entrada del año?
-Creo va ser un año en el cual habrá precios más equilibrados, muy atentos a la situación climática que viene afrontando el campo, a la exportación en pie, al desarrollo de los encierros, la demanda de los mercados de carne que afectará al ganado gordo. A mayor stock, si el clima no acompaña, va ser un desafío la comercialización.

-¿Qué me dice del ganado gordo?
-Se prevé mayor faena para este año y el año que viene, de la mano de un stock que la sustenta, también en un equilibrio de precios a buenos valores. Sin dudas el desafío para la cadena cárnica, sin perder valor en ninguno de sus eslabones, será el mayor volumen de colocación de carne, para este año y el que viene, en un mundo que poco a poco empieza a retomar su ritmo. La faena de novillos diente de leche y 2 y 4 dientes pasó a ser la mayor en porcentaje de la historia, eso muestra intensificación en la producción y la importancia que tiene el mercado interno en estos últimos años. Hoy vemos en todos los supermercados y carnicerías carne de buena calidad, marca una tendencia en el consumo. Y la faena de vaquillonas es mayor, vinculado a los feedlot y una recría más eficiente.

-¿Considera que hay que buscar más mercados y tratar de negociar los aranceles que se pagan?
-Más allá del clima entramos en una fase expansiva, por lo cual será inminente buscar nuevos mercados y/o mejorar el posicionamiento, por ejemplo en el sur de Asia. Y en consecuencia lograr eficiencia en los aranceles. También es un desafío a equilibrar y fortalecer la competitividad del exportador en el corto plazo, amenaza que se nos presenta por la economía de los países vecinos. Hace tres años, cuando estuve en el Congreso Mundial de la Carne, ya se manejaba la importancia de la inocuidad de la misma, hoy es primordial, no es una variante más, el consumidor lo exige. Para esto es inminente trabajar la inocuidad de la carne uruguaya, la trazabilidad deberá apuntar a esto, y podría llegar a ser una suerte de “cuerpo diplomático” para la venta de carnes. También se tiene que ir actualizando, en generar cortes más porcionados y de rápida cocción en el hogar, en esta era donde el tiempo apremia.

-¿Qué opina del manejo que está haciendo el gobierno de la situación sanitaria, económica y social?
-Uruguay logró diferenciarse del resto del Continente con el manejo de la pandemia, hubo buena comunicación, y esto es parte de nuestra sociedad, el mundo nos mira y a eso hay que capitalizarlo. El gobierno proporcionó herramientas para potenciar las inversiones, y financiamiento a bajo costo (SIGA), ha creado beneficios para generar inversiones, veo un equipo de gobierno comprometido con los asuntos agropecuarios. Fuimos el único país de la región que volvió a las clases presenciales, hubo compromiso de todo el espectro social.

-¿Es optimista?
-Sí lo soy, porque veo que a nivel mundial Uruguay tiene un diferenciador muy importante, hay mucha gente joven hoy involucrada en el campo. En otros países se han perdido generaciones de gente joven, nosotros las tenemos aportando con conocimiento y tecnología al campo, un gran capital que debemos cuidar. Además, estamos en una posición geográfica privilegiada, que la debemos cuidar, valorar y desarrollar, para que sea sustentable a largo plazo y re generar recursos naturales. Los campos hoy están más desarrollados en general: en caminería, electricidad, cultivos, forestaciones instaladas con sus agroindustrias. Contamos con buenas herramientas técnicas para el inversor, como lo son el Índice Coneat, la tipificación de suelos, que no existe en otros países y Uruguay sí la tiene.

-¿Esto lo valoran los extranjeros?
-Cualquier persona que llega a Uruguay, rápidamente se pone en un contexto productivo, esto es una gran ayuda para los inversores extranjeros y para los uruguayos. Los turistas alucinan con venir a Uruguay a degustar la parrilla uruguaya. Gracias a nuestros profesionales chef parrilleros, embajadores de la carne uruguaya, han hecho del asado un corte con hueso que compite con cualquier corte noble. Y hay factor que es muy importante.

-¿A qué se refiere?
-No subió el gasoil, eso es una señal para no bajar los brazos y redoblar esfuerzos.

-Se lo nota optimista…
-Es que muchos hablan por ahí de querer ser ganaderos uruguayos, la paz social es una de las cosas que atrae inversores, la calidad de vida que tenemos es llamativa y contrarresta la rentabilidad marginal que genera. Los uruguayos somos responsables y solidarios.

“Apostamos a la atención personal en todo el país”. 

-¿Cómo fue el año para Lote 21?
-El grupo se caracteriza por estar siempre innovando, y así fue que rápidamente buscamos lo mejor para cuidarnos entre todos. No era bueno movernos de los 19 departamentos para juntarnos en un espacio, aunque fuera sin público, y así se generó el primer remate 100% virtual, operando cada escritorio desde su oficina, utilizando las plataformas tecnológicas. Era un desafío unificar cada entrada y fue un éxito desde el primer remate, una gran puesta en escena unificando 19 departamentos en un solo evento, con gran coordinación desde el equipo técnico, administrativo y escritorios. El grupo cumplió sus 15 años en el 2020 y cerramos con un balance muy bueno con un aumento sostenido en volumen, de lo cual estamos muy contentos y agradecemos el apoyo de los productores que confían en el grupo. En materia de innovación, se generó el “Agroaporte 21”, una tele maratón destinada al Fondo Coronavirus, que fue, hablando de virus contagioso el apoyo que tuvimos de los productores que se acoplaron al aporte del grupo en un momento de gran incertidumbre, mostrando una gran solidaridad.

-¿Qué planes tiene pensado impulsar desde la presidencia?
-Como empresa de servicios que es, buscaremos herramientas que se adapten a tiempos que corren para mejorar el servicio que brindamos, usando tecnología y apostando cada vez más a mejorar el servicio personalizado. Ya estábamos trabajando en eso y en poco tiempo comunicaremos las novedades. Somos la pantalla con los costos más competitivos del mercado, flexible financiamiento y con sanidad de Microsules. Lote 21 tiene presencia en todo el país, atendiendo cada socio de forma personal a los clientes que se encuentran en cualquier punto del mismo, valorando la atención personalizada por cada firma en su región. En la gestión me acompañarán Mauricio Cabrera, Alejandro Berrutti y Alberto Gallinal. Estamos trabajando en el primer remate del ¨21¨, que será el 3 de febrero, con cierre de inscripciones este miércoles 20 de enero.

-¿Cree que las ventas virtuales, sin público, permanecerán tras la pandemia?
-Creo que hay cambios que vinieron para quedarse, el mundo reseteó empresas, si lo pensara sin pandemia, no imaginaba que se tomarían decisiones importantes vía Zoom, pero ante la necesidad de seguir, se buscaron herramientas para poder funcionar y éstas demostraron ser eficientes. Es como la era de la carta al e-mail, la firma digital, telemedicina y un montón de ejemplos. Los cambios tecnológicos han sido muy bruscos, y es nuestra responsabilidad utilizarlos con empatía, es importante no perder los valores que genera el cara a cara y tener presente que detrás de la tecnología hay seres humanos.