agro / Región

Los granos y la carne estuvieron presentes en reunión entre Lacalle Pou y Abdo Benitez

En un encuentro oficial realizado en la residencia presidencial de Punta del Este, el presidente Luis Lacalle Pou recibió este miércoles a su homólogo de la República del Paraguay, Mario Abdo Benítez. Los mandatarios de ambos países abordaron temas de la agenda bilateral y estuvieron acompañados por los respectivos cancilleres, Francisco Bustillo y Euclides Acevedo.

Presidentes Lacalle Pou y Abdo Benítez

La reunión entre los mandatarios tuvo lugar pasado el mediodía en la residencia presidencial ubicada en la avenida Roosevelt, en la ciudad de Punta del Este, departamento de Maldonado.

Lacalle Pou recibió a Abdo Benítez junto con el ministro de Relaciones Exteriores, Francisco Bustillo. Posteriormente, los mandatarios participaron en un almuerzo en el que abordaron temas de la agenda de Uruguay y Paraguay.

El presidente uruguayo remarcó la relación histórica que une a ambas naciones. “Son países que tienen, necesariamente, una virtud en las relaciones complementarias. Un país como Paraguay, sacrificado, de trabajo, que ha crecido en el mundo, y un país como el nuestro, que tiene gran parte de su origen y razón de ser en el transporte, logística y salida al mundo”, señaló.

Agregó que durante el encuentro conversó con Abdo acerca de la importancia del comercio paraguayo, específicamente en cuanto a rubros como grano y carne, y acerca de la necesidad de que esos productos lleguen a los respectivos mercados. Para ello, nuestro país dispone de vías navegables de salida al mundo, como los ríos Uruguay o el de la Plata, precisó.

Mercosur. La reunión también incluyó un diálogo coloquial, dijo Lacalle, sobre las reuniones con los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro, y de Argentina, Alberto Fernández, como forma de encontrar coincidencias entre los intereses nacionales de cada país en el ámbito de la integración regional que propone el Mercosur.

“Puedo decir con mucho agrado que la vocación paraguaya de abrirse al mundo es igual a la de Uruguay y sigue vigente con más fuerza. Por eso, el avance de los países del Mercosur al mundo es importantísimo. Para Paraguay y Uruguay es determinante en los tiempos que se vienen”, sentenció.

“El mundo se está abriendo a nuestros commodities, a nuestras materias primas, y nosotros estamos capacitados a ofrecerlos. Necesitamos entrarle al mundo, a esos mercados, en igualdad de condiciones que nuestros competidores. Por eso, el avance con países del mundo que son consumidores mayores de nuestras materias primas, hacia allí tenemos que ir a negociar, con nuestras particularidades y compromisos”, agregó el mandatario uruguayo.

En ese sentido, consideró que mientras hay quienes hablarán de flexibilización, de elasticidad o de distintas velocidades, lo cierto es que a 30 años de creación del Mercosur “hay que rever el recorrido, quedarse con lo bueno, impulsar lo mejor para que sea un trampolín al mundo”.

Lacalle Pou insistió en que el encuentro fue informal, para que después negocien las cancillerías formalmente, pero sin embargo, insistió en que este allanamiento del camino es muy importante en este mundo moderno, en la diplomacia presidencial.

Por su parte, Mario Abdo Benítez remarcó que el gran desafío es la búsqueda de integración, encontrar aliados estratégicos para la región y para el mundo, disponer de logística, para que la producción paraguaya pueda exportarse en beneficio de ambos países.

Expresó que Uruguay tiene grandes oportunidades para llegar a los mercados del mundo y que, en ese sentido, la hidrovía Uruguay- Paraná es un potencial logístico de gran utilidad para esta alianza entre naciones.

Agregó que coincidió con Lacalle Pou sobre la necesidad de una lucha común en el mundo actual, donde todas las sociedades requieren madurez, entendimiento, con divisiones y debates internos que sirvan para enriquecer. “Es tiempo de construir puentes, encuentros, destinos comunes y que la solidaridad no se acabe para toda la humanidad”, indicó.

Finalmente, Abdo Benítez expresó la necesidad de fortalecer y buscar beneficios para Paraguay y Uruguay en temas bilaterales, en la estrategia que presentarán en la próxima reunión de presidentes de Mercosur prevista para fines de marzo en Foz de Iguazú, Brasil.

En otro orden, destacó las medidas adoptadas por el gobierno de Uruguay para enfrentar la pandemia de COVID-19.