Política

Más plazo de financiación para productores por sequía

BROU: línea de crédito especial para ganaderos y tamberos

Enzo Benech, ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca. Foto: Daniel Rojas.

Dentro de las medidas oficiales para atender la situación de los productores agropecuarios afectados por la sequía, ayer el Banco República (BROU) anunció que los ganaderos y lecheros de zonas incluidas en la declaración de emergencia agropecuaria (siete departamentos) podrán acceder a una línea de crédito especial.

En concreto, los productores tendrán un año más de plazo para la cancelación del crédito que si tomaran un préstamo común. Se trata de una línea de financiación exclusiva para la adquisición de alimento y forraje para sus establecimientos.

Este producto está “disponible para clientes del BROU con una calificación crediticia de hasta 2B” y “el préstamo podrá solicitarse hasta el próximo 7 de junio”, informó ayer la entidad bancaria.

La medida rige para los productores ganaderos y tamberos “con establecimientos ubicados en los departamentos de Tacuarembó, Salto y Durazno, y zonas de Artigas, Paysandú, Río Negro y Rivera, en coincidencia con las áreas declaradas en emergencia agropecuaria por el Poder Ejecutivo”.

Es que luego de descartar adoptar una medida de ese tipo, la semana pasada el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) resolvió declarar la emergencia por el déficit hídrico y estableció varias medidas de apoyo a los productores familiares con hasta 500 hectáreas.

Por la falta de pasturas provocada por las escasas lluvias, se distribuyeron raciones de cascara de soja (hasta 180 kilos por unidad ganadera a razón de dos kilos por 90 días) que los productores pagarán en dos cuotas: una en julio de 2019 y otra un año después. Igual fecha de vencimiento tiene la línea de “crédito blando” que el MGAP puso a disposición de los afectados por la falta de lluvia.

Según cifras oficiales, el déficit hídrico que sufre el campo uruguayo perjudica a unos 2.227 productores familiares dedicados a la cría de ganado y a la producción lechera.

Aparte de las medidas iniciales, el ministro Enzo Benech anunció el miércoles en la inauguración de la Expoactiva que se darían US$ 15 millones adicionales a los productores afectados por la sequía, dinero que será volcado al programa de desarrollo rural que financia el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con el objetivo de que se instrumenten abrevaderos para el ganado.

El jerarca destacó que quienes “están usando esta tecnología (en referencia a los abrevaderos) están sobreviviendo al actual déficit hídrico”. Además, subrayó que desde 2010 a la fecha suman US$ 40 millones lo destinado a proyectos de este tipo, y estimó que se beneficiaron en total unos 7.900 productores familiares.

Ahora le llegó el turno al BROU, que explicó que la línea especial de crédito tendrá un tope de financiamiento por productor de US$ 25.000, fijándose “un monto de US$ 55 por vaca y US$ 35 por terneros y vaquillonas de 1-2 años”. En tanto, detalló que para determinar los animales afectados se utilizará la Declaración Jurada de Dicose del 2017.

Asimismo, la entidad bancaria resolvió que la forma de pago será “en tres amortizaciones con pago semestral de intereses, según el siguiente cronograma: 30% al 30 de abril de 2019, 30% al 30 de noviembre de 2019 y 40% al 30 de abril de 2020”.

En el comunicado, el banco estatal aclaró que “en caso de sumarse otros departamentos y zonas, la línea de crédito quedará automáticamente habilitada y podrá gestionarse durante los 90 días posteriores”.

A su vez, recordó que tiene el producto “Crédito Express” para los productores que no son clientes del banco, destinado a micro, pequeñas y medianas empresas que se resuelve en no más de 48 horas hábiles superado el proceso de aprobación. Los requisitos para solicitarlo son “contrato social, cédula de identidad de los titulares de la firma, declaración jurada de la Dirección General Impositiva y/o Dicose (o comprobante de aportación tributaria o justificación de ingresos agropecuarios) y el Estado de Responsabilidad Patrimonial sin certificación notarial”, comunicó el BROU.

Tan solo en soja —cultivo que será cosechado en las próximas semanas— los productores estiman pérdidas en torno a US$ 350 millones en esta zafra, ya que tras alcanzar un excelente rendimiento de 3.000 kilos por hectárea la utilidad bajaría al menos 1.000 kilos por hectárea, informó días atrás El País. Ante esta situación, varios técnicos han vaticinado que el sector enfrentará serias dificultades económicas a futuro.

Rurales EL PAIS