Ovinos

Productores piden mejor precio por sus corderos

Alerta por altos costos y caída de competitividad en Uruguay.

OVEJA CON CORDEROS

Pablo Antúnez.

El presidente del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Alejandro Gambetta, pidió señales a la industria para incentivar la mayor producción de corderos y aprovechar los buenos números del negocio ovino.

En el marco de la inauguración de la Zafra Ovina 2010, que tuvo como sede el Local “Chiflero” de la Asociación Agropecuaria de Artigas, Gambetta recordó que el precio de la tonelada de carne ovina subió el año pasado y agregó que “como productores quisiéramos que el precio de nuestros corderos estuviera más alto. Cuando vendemos la tonelada por encima de los US$ 4.000 y el cordero se paga US$ 3,43 por kilo, daría la impresión de que podría estar un poco mejor cuando vemos lo que sucede con Australia y Nueva Zelanda, donde los precios por kilo están cercanos a US$ 5”.  Los productores son conscientes que están produciendo “especialidades” y “no commodityes” y resaltan que “hay una apuesta permanente a valorizar el producto carne y lana”, remarcó el presidente del SUL.

Uno de esos caminos para valorizar la producción es el compartimento ovino, que posibilitó entrar con carne ovina con hueso en Estados Unidos y ahora se apunta a la Unión Europea, México y otros destinos. Hoy hay tres compartimentos ovinos funcionando y está en vías de armarse otro en el norte del país, pero hay muchos interesados en apostar a esta herramienta productiva.

“La apuesta es a producir corderos pesados o también, precoces y pesados”, afirmó Gambetta.

A su vez, el delegado de la Federación Rural en el Instituto Nacional de Carnes, Emilio Mangarelli —otro de los oradores en la inauguración— afirmó que Uruguay está produciendo  “los corderos que precisa el mundo” y apoyó la teoría de que se debe mejorar el precio.

“Recibimos US$ 3,46 cuando el cordero neocelandés y  el australiano se paga US$ 5,48 por kilo. ¿Por qué nos alejamos tanto? …

Costos. Mangarelli dijo que a los productores ovinos uruguayos les va mal por “el alto costo país para producir”, entre otras restricciones, donde también aparecen los predadores y el abigeato. El delegado de la FR en el INAC, destacó que en Uruguay “se tiene la mayor carga fiscal por animal faenado de toda la región” y la industria “paga el costo más caro, en horas hombre, por cada tonelada de carne producida”.

Los costos le pegan a todos. Pedro Otegui, en representación de la industria lanera, remarcó en su oratoria que el rubro ovino “es altamente competitivo y comprometido con el bienestar de sus agentes, la calidad de producto y eficiencia de procesos”. En los últimos 12 meses exportó US$ 322 millones, US$ 246 millones son de lana, US$ 67 millones de carne ovina y US$ 2,5 millones en cueros y pieles.  “Uruguay está muy caro en dólares para producir y procesar. No nos quejamos del costo de mano de obra, nos quejamos de los impuestos a la mano de obra, del aumentos de tarifas públicas y costos del puerto”, aclaró Otegui.

Reconoció que “transitar un contenedor 200 metros dentro del Puerto nos cuesta más caro que enviar un contenedor del Puerto a China o del Puerto a Europa”. Un caso similar se da con el transporte carretero interno.  “El costo del flete de Artigas a Montevideo es más caro que el flete de Montevideo a China. No le queda mucho en el bolsillo a la empresa de transporte”, destacó Otegui.

“Uruguay está caro y en el rubro de la lana perdió toda la industria del tejido y la hilatura. No podemos pedirle competitividad y rentabilidad solo al precio del mercado internacional, porque el precio es igual para todos”, sostuvo el industrial.

Rurales EL PAIS