Ovinos

Perros mataron 18 corderos Merilin de madres planteleras en Salto

El productor denunció lo sucedido pero no logró respuestas.

Productor de Salto. Foto: Luis Pérez.

Luis Pérez, Salto | Perros dañinos mataron en los últimos días 18 corderos a un pequeño productor de las inmediaciones de la represa de Salto Grande y lastimaron a otros, causando un perjuicio no solo económico al emprendimiento familiar, sino que se trata de crías de vientres de la raza Merilin adquiridos a una reconocida cabaña y de sangre campeonas de El Prado.

El damnificado, José Ignacio Peyró, denunció en la jornada de ayer la muerte de los 18 corderos que sufrió en un corto período de tiempo ante la policía sin tener una respuesta y hoy, en horas del mediodía, volvió a insistir en este caso ante la propia Jefatura por la demora en la constatación de los perjuicios y ante el inminente ataque a que está expuesta su majada.

Sobre las 14.45 horas recién acudió la policía a su predio ante la molestia y reiteración de la denuncia y ya con pruebas desde donde proviene el can dañino que ataca a los animales.

“Peor no me puede ir, soy uno de los pocos remitentes de la zona que envío leche a la planta de Pili, estamos con dificultades para cobrar, ahora me matan casi una veintena de corderos de tres meses que son hijos de madres que compré de las majadas de Cabaña de Nacimento y todavía había en ese lote varias hembritas”, dijo a El País el productor Peyró.

Instalado a la altura del kilómetro 5 de la ruta de acceso a la represa de Salto Grande sobre una fracción de 24 hectáreas que arrienda, Peyró aguarda por la adjudicación de algún predio del Instituto Nacional de Colonización cuyos trámites inició tiempo atrás y ya he recibido la visita de los técnicos.

“Estoy cansado de andar pastoreando los animales en la calle y durmiendo poco y de yapa al invierno que tuvimos y escaso pasto, los perros me mataron los corderos y eso para mi no es poca plata”, dijo el damnificado sobre esta situación que le tocó vivir.

Rurales EL PAIS