Ovinos

Mejor reproductor del Mundial Merino fue de “La Magdalena”

Carneros bozal a US$ 3.450; el mejor de campo, de “La Magdalena”, vendido a US$ 12.200.

Foto: Pablo Blanc.

Pablo D. Mestre.

Reafirmando un nivel genético que deslumbró a los productores de todo el mundo e incluso sorprendió a los australianos, cabaña “La Magdalena” de Los Tordos SenC, expuso el mejor reproductor de la exposición, galardonado también como mejor vellón y cabeza.

El criador australiano Charles Merriam, jurado de la muestra, no escatimó elogios. “Es un animal muy correcto y que desde borrego se apreciaba que estaba muy bien”, afirmó Diego Otegui, agregando que “es pesado y de buena calidad de lana, determinante seguramente para que el experto australiano se inclinara por nuestro carnero”, dijo el criador.

Con una finura de 18,2 micras, el ejemplar es hijo de un carnero adquirido en el Consorcio Regional de Lanas Ultrafinas (Crilu), y por madre tiene sangre australiana, “por lo que es bueno el intercambio de sangres”, manifestó sin ocultar su satisfacción Diego Otegui.

El jurado señaló que “fue una decisión muy difícil por el nivel del Reservado Gran Campeón”, y destacó del carnero ganador “el gran nivel de la lana y su distribución a lo largo del cuerpo, además del largo de mecha y color”.

El Reservado Gran Campeón fue un ejemplar de “Los Arrayanes” de los hermanos Fros. Un carnero “con muy buenas características de lana y que hizo difícil la decisión final”, dijo el jurado por lo que felicitó a ambas cabañas propietarias de esos animales.

El Tercer Mejor Macho fue de cabaña “La Nueva Argentina”, Matías Pérez de la Pampa, República Argentina.

El jurado también otorgó los tradicionales premios en la raza. En vellones de hembras, Campeona Suprema, para la que fuera Tercera Mejor Hembra Poll Merino de “La Magdalena”.

Por su parte en Poll Merino, el Campeón Supremo de los mochos fue el Gran Campeón de “El Arazá” de Sucesores de Arturo Aguerre.

Remate.

Muy destacado fue el remate en Termas de Arapey, a cargo de Zambrano y Cía. y escritorio Correa y San Román, donde se vendió un alto porcentaje de lo ofertado.

Se inició con los productos de bozal, colocándose en primer lugar el Mejor ejemplar de la Exposición de “La Magdalena”, adquirido por “Los Callejones” en US$ 5.700.  El Reservado astado de “Los Arrayanes”, cotizó en US$ 8.000 (se vendió eL 50% en US$ 4.000),  adquirido por una sociedad de productores de Cerros de Vera en Salto.
En total se colocaron 10 productos de bozal, entre 8.000 y 1.300, con promedio de US$ 3.450.
Respecto a los vientres de bozal, se mantuvo la demanda, comercialzándose 5 animales entre 1.000 y 400, promedio de US$ 600.
La venta de animales de campo empezó con los vientres. Se vendieron 27 ovejas y borregas entre US$ 1.700, que José María Tona pagó por 4 ejemplares, y mínimo de 400, con promedio de US$ 796.
Y si bueno fue hasta ahí, ni hablar con la venta de los ejemplares de campo.
El precio máximo del remate se registró con el mejor animal de la muestra, de “La Magdalena”, adquirido por José María Tona en US$  12.200. Los 19 ejemplares de campo se vendieron entre 12.200 y 300, con promedio de US$ 1.581.
Finalmente se pagaron US$ 20 por kilo, los casi 400 kilos, de 51 vellones participantes del concurso, y que adquirieron Lanas Trinidad, Engraw y Top Fray Marcos.

Producción: Pablo Blanc.

 

Rurales EL PAIS