Ovinos

El compartimento ovino fue visitado por jerarca de Aphis

En Uruguay es a cielo abierto e inédito en el mundo.

Compartimento ovino. Foto: Jorge Bonino.

Pablo Antúnez

El nuevo representante para América de la Agencia de Inspección de Animales y Plantas (Aphis) de Estados Unidos, John Gilmore, visitó Uruguay y se mostró muy interesado en la herramienta del compartimento de alta bioseguridad, tanto para la exportación de carne ovina, como para la colocación de alta genética bovina.

Si bien el código zoosanitario de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) prevé la herramienta del compartimento de alta bioseguridad para aislar una determinada población animal y evitar restricciones comerciales. Hasta el momento sólo se había aplicado en aves y cerdos y nunca a cielo abierto como hizo Uruguay con la especie ovina, para colocar cortes con hueso en Estados Unidos.

Gilmore visitó Uruguay para presentarse, pues fue recientemente designado por su gobierno y se reunió con el director de los Servicios Ganaderos, Eduardo Barre y su equipo, así como con el titular de la Dirección General de Servicios Agrícolas, Federico Montes. En su visita, aprovechó para visitar el compartimento del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), en Cerro Colorado e interiorizarse en sus detalles.

Uruguay tiene hoy tres compartimentos ovinos, pero sólo el del SUL está operativo. El de la colonia “San Gabriel” está con sus últimos detalles y el de “Santa_Leopoldina” de la familia Tedesco (San José) también está muy encaminado. Sin embargo, el director general de los Servicios Ganaderos, Dr. Eduardo Barre, adelantó a El País que su repartición está estudiando otras propuestas presentadas por el sector privado para instalar más compartimentos de alta bioseguridad, destinados a la especie ovina.

La visita del jerarca del Aphis también sirvió para seguir hablando del compartimento de alta bioseguridad para la colocación de genética bovina en Estados Unidos, donde el sector privado junto al MGAP ya viene trabajando hace rato y hay avances importantes. También se abordaron algunos temas en común entre los servicios sanitarios de Estados Unidos y Uruguay, como es el rechazo de algunos contenedores con carne uruguaya y el rechazo de Uruguay de otro contenedor con productos de EE.UU., aclarándose en la reunión aspectos claves de la norma sanitaria.

Respecto al compartimento ovino de alta bioseguridad, el director de los Servicios Ganaderos explicó a El País que sorprende mucho a Estados Unidos y otros países cómo Uruguay aplicó la herramienta del compartimento ovino de alta bioseguridad, pero en condiciones productivas a cielo abierto. “Es una experiencia inédita en el mundo y todos quieren saber cómo hicimos. En Uruguay los ovinos no se vacunan contra fiebre aftosa desde 1988, no hay circulación viral y no mostraron infección en los insucesos de fiebre aftosa en vacunos. Estados Unidos confía en los análisis y en las garantías de la faena especial que se hace con los ovinos del compartimento”, destacó el jerarca sanitario, evaluando positivamente el encuentro.

Rurales EL PAIS