Publicidad

Unidad Económica Administrativa: la objetiva y la subjetiva

Comentaremos la definición de UEA para que los contribuyentes puedan analizar si se encuentran frente a esta figura y las consecuencias tributarias que esto tiene

Mercedes Gómez | Socia del estudio Nopitsch & Asoc. | [email protected]

Mercedes Gómez.jpeg
Estudio Nopitsch & Asoc.

Las empresas agropecuarias deben analizar su situación al 30 de junio de cada año para evaluar si son contribuyentes del Impuesto al Patrimonio y su sobre tasa. Aquellas que forman parte de una Unidad Económica Administrativa (en delante, UEA) deben considerar a estos efectos el valor de la tierra propiedad de todas las entidades que forman parte de la misma, así como el ficto de muebles y semovientes.

Con este fin, comentaremos la definición de UEA para que los contribuyentes puedan analizar si se encuentran frente a esta figura y las consecuencias tributarias que esto tiene.

UEA objetiva

La normativa define dos tipos de UEA, la objetiva y la subjetiva.

Nos encontramos frente a una UEA objetiva cuando los titulares de activos afectados a explotaciones agropecuarias respondan a un interés común y evidencian la existencia de una unidad empresarial, con independencia de las formas jurídicas adoptadas. Es decir, estamos frente a una pluralidad de sociedades, empresas o sujetos, jurídicamente independientes pero sometidos a una dirección unificada.

Hay dos elementos que nos indican que estamos frente a una UEA objetiva, en primer lugar, cuando existe una relación de control entre una persona física o jurídica y el resto de las sociedades que le permita imponer su voluntad sobre el resto de las sociedades y en segundo lugar cuando existe una gestión y dirección unificada, la gestión de las empresas se realiza como la de una empresa única y con la finalidad única de maximizar los beneficios del grupo.

UEA Subjetiva

Conforman esta categoría: Las sociedades civiles y condominios no contribuyentes de este impuesto, que sean titulares de activos afectados a explotaciones agropecuarias; Los cónyuges, en caso que cada uno sea titular de activos afectados a explotaciones agropecuarias.

No se considerarán UEA las Cooperativas Agrarias, las Sociedades de Fomento Rural ni las entidades que las integran por los activos directamente afectados a las mismas.

Efectos de formar parte de una UEA

Cuando se verifique la existencia de una UEA se considerará la suma de los activos afectados a la explotación más el ficto por concepto de muebles y semovientes sobre éstos, de todas las entidades que la integran, a los efectos de determinar la exoneración y la sobre tasa.

Recordemos que la exoneración del IP para el sector agropecuario sólo será aplicable para el caso de aquel patrimonio afectado a explotaciones agropecuarias cuyo valor de los activos no supere las UI 12.000.000 (aproximadamente US$ 1.600.000).

Hemos de considerar que esta exoneración no aplica para entidades al portador, entidades con acciones nominativas cuando los titulares no son personas físicas y entidades no residentes, independientemente del valor de sus activos.

Otras consideraciones. Como mencionamos anteriormente, el concepto de UEA se utiliza solamente a los efectos de determinar si la explotación se encuentra exonerada de IP y el nivel de sobre tasa a aplicar (con tasas que van desde el 0,7% al 1,5%).

Una vez analizado esto, los impuestos se aplicarán sobre la situación individual de cada contribuyente.

Por otro lado, en función del valor de los activos individuales más el ficto correspondiente se determinará si la explotación tributará una tasa reducida de IP del 0,75%, cuando éstos no superen las 30.000.000 UI (US$ 4.000.000) a valores de Junio 2022) o bien 1,5% en caso de superar ese monto.

Finalmente, el nivel de sobre tasa irá desde 0,7% a 1,5% en función del valor de los activos afectados por parte de la UEA.

Mercedes Gómez Nopitsch & Asoc.economíatributos
El principal factor que impactó de forma negativa sobre los precios internacionales de la carne vacuna el año pasado fue la política de cero Covid en China. Eso quedó de lado, por lo que es lógico pensar que haya una evolución positiva del mercado en los próximos meses
Llama la atención que en estas horas se hable por todos lados de una situación que comenzó hace meses. Es como que recién ahora “la seca llegó a Montevideo…”
La economía china promete reactivarse este año, aunque todavía plantea incógnitas. Es un asunto clave para los agronegocios, en especial para el sector cárnico. Mientras, se siguen esperando lluvias más generalizadas. Si no hay más oferta, el efecto de una mayor demanda será acotado
Según José María Rodríguez, “se ven cambios en el patrón meteorológico, porque empieza a llegar más humedad a la región que dejará lluvias de mayor frecuencia y acumulados en febrero y marzo
En el presente artículo comentaremos los incentivos tributarios por inversiones en Uruguay, específicamente para el sector agropecuario y relacionadas con el “agua”, frente a esta situación particular de sequía que atraviesa el país. Los mismos son diferentes, dependiendo si se trata de un contribuyente de IRAE o IMEBA.
El 2023 será un año más exigente para los agronegocios y no solo por la sequía. Uruguay quedó con costos altos en 2022 y no será fácil revertirlo. Pero avanzar más despacio no es retroceder.
A partir de que China recompuso su producción de carne de cerdo tras superar la epidemia de peste porcina africana, los precios de esta proteína bajaron de forma drástica y llamó la atención que no lo hicieran los de la carne vacuna. La Ruta de la Seda, que está permitiendo la llegada de carne importada a zonas alejadas de la costa china, jugó un papel preponderante para sostener el precio del producto que se importa fundamentalmente desde América del Sur.
Las ventas de bienes al exterior marcaron un récord impactante y el desafío es mantener el impulso. No será fácil: el escenario externo está cambiando y los precios bajaron. Por esto, también tienen que bajar los costos, dentro y fuera de los establecimientos.
El segundo semestre de este año fue complicado para la ganadería, aunque terminó dando sorpresas positivas en la agricultura. Si el clima acompaña, estos agronegocios seguirán aportando a la economía.
El escenario económico global y local se muestra más restrictivo en el cierre del año, pero los establecimientos agropecuarios, en general, han acumulado fortalezas para seguir adelante. Ahora tienen que ayudar el clima y la conducción económica.
En los próximos años los cambios en el uso del suelo seguramente mantendrán la tendencia de los anteriores; con la segunda planta de celulosa de UPM, lo lógico sería que se dé un crecimiento adicional de la superficie destinada a la forestación, aunque no debería ser muy significativo
La actividad no creció en el tercer trimestre y la economía cierra el 2022 con retraso cambiario y una economía global floja. Aun así, hay fundamentos para retomar la dinámica

Publicidad

Publicidad