Publicidad

Especulaciones sobre la próxima pos zafra

Nada es seguro en los mercados, en especial en un momento de tanta incertidumbre como el actual. Pero, considerando los antecedentes de los últimos años la probabilidad de ilusionarse con precios altos no es tan baja

rafa-ok-ok.jpg

El mercado de la hacienda para faena en Uruguay está muy firme. Avanzando el otoño los precios guardan una sostenida tendencia alcista que permite a los productores ganaderos ilusionarse con precios altos para la próxima pos zafra, quizás en el entorno de los US$ 4,00 por kilo carcasa. Nada es seguro en los mercados, en especial en un momento de tanta incertidumbre como el actual. Pero, considerando los antecedentes de los últimos años, la probabilidad no es tan baja.

Contrariamente a lo que sucedió en los dos años anteriores, la tendencia alcista de los precios de la hacienda para faena en el país se corresponde con lo que está pasando en el resto de la región, lo que le da solidez.

En 2019 y buena parte de 2020 el precio en Uruguay estaba disparado del resto de la región. El argumento era típico del mercado: una oferta escasa de animales para faena que hacía que la industria debiera competir intensamente por hacerse de materia prima. Los frigoríficos sufrían la competencia en el mercado internacional de sus colegas de los demás países de la región, quienes adquirían esa materia prima a cotizaciones sensiblemente más bajas.

El precio del novillo especial en Uruguay y el promedio regional, expresado en el Índice Faxcarne del Novillo Mercosur, han ido por caminos separados entre 2018 y 2020. El precio uruguayo llegó a ser más de US$ 1,50 por kilo carcasa más alto que el promedio regional en octubre y noviembre de 2019, una diferencia de 56%. Lógicamente, era un desequilibrio que no podía sostenerse en el tiempo, por más que los accesos de Uruguay en el mercado internacional sean mejores que los de los socios regionales.

Este desequilibrio quedó de lado hacia el último trimestre de 2020, en parte por la suba de los precios en la región —fundamentalmente en Brasil, que es el país de mayor peso relativo en la composición del Índice Faxcarne— y otro tanto por la baja del precio uruguayo.

imagen-tartaglia-copia-copia-page-0001.jpg

Desde fines del año pasado ambas cotizaciones tienden a evolucionar de forma conjunta con una sensible recuperación del precio en Uruguay y en la región. Esta semana el Índice Faxcarne del Novillo Mercosur alcanzó US$ 3,64 el kilo carcasa, el valor más alto desde setiembre de 2014, más de seis años y medio atrás. En Uruguay es creciente la cantidad de negocios que se hacen a US$ 3,60. El mercado está muy firme, sostenido por condiciones forrajeras casi ideales en la medida que avanza el otoño, lo cual da cierta tranquilidad de cara al invierno.

Por cierto, el hecho de que se trate de una evolución alcista en toda la región le da solidez a la tendencia. Quienes salen a ofrecer el producto uruguayo al mundo no cuentan ahora con una competencia potencialmente mucho más barata desde el resto de la región.

En pocas semanas se estará llegando a la pos zafra, momento que suele alcanzar los precios más altos para los animales que llegan a los frigoríficos. Con referencias encima de los US$ 3,50 a mediados de abril, hay productores que comienzan a ilusionarse con cotizaciones cercanas o superiores a los US$ 4,00, como sucedió en 2019.

Es difícil asegurarlo, pero un sobreprecio de 10-12% en el pico de la pos zafra respecto a abril no es descabellado. De hecho, en los últimos cinco años la diferencia ha sido, en promedio, de 14%, con un máximo de 19% en 2019 y un mínimo de 9% en 2020. Pero también hay que tener en cuenta que hay que irse a 2013 para encontrar un mes de abril con precios más altos que los actuales, por lo que el premio podría ser porcentualmente inferior.

Las relativamente altas cotizaciones en lo que va del año alentaron a muchos productores a invertir en pasturas invernales, más teniendo en cuenta los altos precios de los granos forrajeros. Esto podría moderar el premio invernal, en la medida que la oferta no sea tan baja.

Desde el punto de vista de los mercados internacionales las señales son positivas, especialmente las que llegan desde China. La avidez no afloja, con una demanda firme a precios sostenidos y llevando todo lo que se produce. Además, los precios regionales están altos en buena medida por una escasez de oferta en la región, fundamentalmente en Brasil, el principal exportador mundial de carne vacuna. Las expectativas son que este país reduzca sus volúmenes exportados este año. La proporción de disminución dependerá de cómo evolucione el mercado interno. Si la salida de la crisis económica provocada por la pandemia es rápida, el consumo interno crecerá y dejará un saldo exportable menor; si demora, la baja de las exportaciones brasileñas no será tan intensa.

Como si esto fuera poco, la oferta de Australia, segundo principal exportador, también será muy baja dado el intenso proceso de recomposición de existencias por el que atraviesa.

Sólida demanda y escasa oferta desde los grandes proveedores del mercado internacional son una combinación como para ser optimistas en cuanto a precios medios firmes.

Cuál es el precio pico de la pos zafra es algo casi que anecdótico. Al fin de cuentas, no son muchos quienes llegan a aprovecharlo. Lo importante, más allá de esa cotización puntual, es que las expectativas son de un mercado firme y sostenido a lo largo del año. Eso es lo que da tranquilidad al momento de decidir inversiones.

Manuela García Pintos
El mejor Prado en años, tuvo un punto opaco. La nula presencia de figuras del Frente Amplio el día de clausura. Algo agravado por una polémica sobre la invitación a Fernando Pereira (al parecersí, fue invitado), y hasta una campañita en redes apoyada por algún legislador opositor llamando a no visitar la Expo. ¿Por qué se dan estas cosas en momentos en que el agro es la locomotora que lidera la recuperación económica post pandemia?
Son 54 años de identificación y compromiso con un sector decisivo y vital de la economía de Uruguay. Un sector pujante y vigoroso que provee a la humanidad de carne de la más alta calidad surgida de la producción totalmente natural, que es valorada por los mercados más exigentes del mundo, así como diversos cultivos -de la soja al arroz- que encuentran gran demanda en diversidad de naciones. El 31 de mayo de 1968, El País estableció las bases de su Sección Agropecuaria, que se tradujo en páginas en sus ediciones cotidianas y un suplemento que reflejaron las opiniones, inquietudes, problemas y soluciones de los hombres y mujeres que son protagonistas, desde el amanecer de cada jornada, de la actividad agropecuaria, una labor que no admite pausa porque los tambos deben remitir todos los días la leche a las plantas elaboradoras, debe atenderse la alimentación y otros aspectos del ganado en los campos y cuidar los cultivos que siempre están sometidos al azar de las condiciones climáticas.
La gran cosecha de soja de este año impulsó con fuerza el PBI de la economía en el segundo trimestre, al tiempo que se sembró la mayor área de cultivos de invierno en décadas. Sembradoras y cosechadoras están a la cabeza del tren de la economía
Es un desafío importante, que el contacto entre el campo y la cuidad no sea solo durante la rural del Prado, debe ser todos los días pensando que sin dudas si al campo le va bien al país le va bien
Hay señales claras de retracción en el mercado chino -principal para la carne vacuna- pero la producción ganadera está fortalecida y se expresa con claridad en la Expo PRADO. Se suman inversiones para seguir creciendo, aún con precios menores
Es conveniente instrumentar la explotación a través de una SAS o SRL para poder aprovechar la exoneración de impuestos por las utilidades y la opción del Imeba, siempre que la superficie explotada y nivel de ingresos lo permita
El Criollo de La Pacífica ganó su Tercer Freno de Oro consecutivo y pasó a ser leyenda...
Si Uruguay tuviese las condiciones actuales de acceso arancelario de Australia en los cuatro principales importadores mundiales, en los primeros ocho meses del año habrían quedado unos US$ 124 millones para repartir en el negocio, que es el monto que no hubieran recaudado las Aduanas de los países importadores
Las exportaciones siguen a todo ritmo, con la soja que ya asegura un récord histórico de ventas al exterior. Sin embargo, la situación de China y Europa, con costos que no bajan, hacen que haya poco tiempo para festejos.
La lechería y el arroz uruguayos son dos sectores de reconocida competitividad a nivel global. Su desempeño ilustra bien las fortalezas y debilidades de los agronegocios y la economía. Después de un ciclo 2021/22 excelente, emergen nuevos desafíos
La doble política contractiva -fiscal y monetaria- puede sostenerse sólo con una economía muy robusta y productiva. Pero los problemas de competitividad siguen pendientes, a corto y largo plazo, mientras el escenario global es menos amigable
Lo imprescindible es que se generen las condiciones para mantener lo más arriba posible el precio de los terneros

Publicidad

Publicidad