agro / Opinión

El año del gobierno según las mujeres rurales

A un año de asumido el gobierno del presidente Luis Lacalle Pou, protagonistas de los distintos sectores de la agropecuaria realizan balance y proyección del mismo

Producción:
Manuela García Pintos,
Martín Olaverry, Hernán Zorrilla,
Pablo D. Mestre.

A un año de asumido el gobierno del presidente Luis Lacalle Pou, protagonistas de los distintos sectores de la agropecuaria realizan balance y proyección del mismo:

  1. ¿Cómo ha sido la gestión del gobierno respecto a las expectativas que tenía sobre él?
  2. Qué balance hace de este año del Poder Ejecutivo?
  3. ¿Qué le gustaría que el gobierno concrete en lo que queda del año 2021?

Mónica Silva

Presidenta Asociación Agropecuaria de Salto

Mónica Silva

1- Las expectativas que tenía al 1 de marzo de 2020, cambian el 13 de marzo, especialmente en Salto, cuando diagnostican los primeros casos covid-19. La prioridad y  la urgencia fue la lucha contra el coronavirus. El gobierno debió enfrentar un nuevo contexto en el país y el mundo, muy problemático e incierto. Llevó el país, el estado, con certezas, con seguridad,  respetando la libertad, adelantándose a situaciones y sus posibles soluciones,  trabajando sin descanso por y para, nosotros, los ciudadanos sin exclusiones.  Vemos cambios demandados por la población durante mucho tiempo, consideramos que va cumpliendo. Todavía queda un trecho largo y muy difícil .

2- Un año muy duro, doloroso,  difícil sin duda e incierto que a todos nos genera inestabilidad. El sector agropecuario siguió firme, trabajar al aire libre da cierta tranquilidad y sabemos que no podemos parar, los ciclos se cumplen y la primavera, época clave para el sector, con déficit hídrico y seca instalada en otras zonas del país nos complicó. Capaz la cantidad de terneros necesarios no lleguen, estamos trabajando para poder superar las consecuencias de falta de agua que en el campo son a largo plazo.

Después de dos zafras de lana en galpones, se van realizando negocios, el productor sigue apostando al ovino, la agricultura también genera esperanzas pues las lluvias comenzaron, fueron buenas y el mundo demanda alimentos. Esos son los recursos que debemos lograr para traccionar la economía, ojalá el sector agropecuario lo logre, tenemos esperanzas y ganas de trabajar.

3- Primero que la vacuna sea efectiva,  que los orientales sigan cuidándose con uso de mascarillas y las distancia así poder vernos, conversar, pasear y que vuelvan a trabajar los sectores que hoy  no pueden hacerlo. Que el gobierno pueda atender problemáticas que se reclaman hace muchos años: liberar las trabas burocráticas, bajar los costos que genera el estado pesado, caro, lento; cuidar el status sanitario del rodeo nacional; lograr vender nuestros productos sin aranceles o bajarlos; que baje el costo de la energía y del combustible, desmonopolizar Ancap; que los índices de violencia, las grietas en nuestro país desciendan; que los niños sean prioridad, sobretodo, en sus primeros años de vida; que el sector agropecuario y demás sectores trabajen ayudados por el clima  generando  recursos que el país necesita, saliendo pronto de esta crisis mundial.

Pilar Camy

Productora en San José

Pilar Camy

1- No es fácil opinar  de un gobierno que asumió hace solo un año, y ese año ha transcurrido en pandemia, por lo que tuvieron que  replantear su hoja de ruta. Nuestro campo fue privilegiado porque pudimos seguir trabajando, lógicamente tenemos grandes expectativas como sector, todavía las seguimos teniendo, y en cuanto superemos esta coyuntura sanitaria  esperamos soluciones a reclamos de larga data.

2- Este año hubo mucho diálogo, disposición por parte de todo el Ejecutivo, teléfonos abiertos, nos  escuchan y notamos un gran compromiso con el campo, nuestro presidente está cerca de los productores. Es un año donde nuestro departamento ha pasado por dos secas y se hizo todo lo posible para cooperar con los productores más afectados. ¿Qué hay cosas que mejorar en este aspecto? Sí, porque las burocracias siguen vigorosas, y los tiempos de la producción no son los mismos que los de escritorio y cuando hay una emergencia el momento es crucial.

3- Hay varios puntos a mejorar; competitividad, mercados, sectores como el lechero que están en emergencia y hay que atenderlos -aunque se observan buenas señales desde el exterior- , como el ovino amenazado por diferentes factores, desde jaurías a la dificultad de encontrar mercados para los corderos. Pequeños productores que viven de vender su producción a fin de año, son inconvenientes que están sucediendo y tenemos que resolverlos entre todos los actores.

A nivel departamental seguimos insistiendo en zonas de prioridad lechera, crear condiciones para que no sigan desapareciendo productores familiares, estimular, porque sin dudas algo que hemos demostrado los productores uruguayos es el poder de resiliencia, a pesar de las dificultades seguimos, y cuando nos demuestran que hay compromiso por parte de Estado apostamos y nos potenciamos. Espero que este gobierno no siga creando institutos, no siga generando cargos y fundamentalmente no más impuestos, que lo que aportamos sea bien utilizado, en conclusión, esperamos más eficiencia con nuestros recursos. Que cada organismo cumpla con sus funciones y exista una articulación entre los mismos y el sector privado.

A nivel de seguridad se ha notado un cambio, pero insistimos que urge una mayor presencia de efectivos policiales en el área rural, que existan controles en rutas y caminos vecinales, que vuelva la tranquilidad a nuestro sector.

Finalmente, destaco que este gobierno cuenta con mi cuota de confianza, aún es pronto para pasar raya.

Joaquina Herrero

Estudiante de Agronomía

Joaquina Herrero

1- Hay varios aspectos de mi vida que me han llevado a construir expectativas en cuanto al Partido Nacional dándole gobernabilidad al país, como blanca sin dudas, pero específicamente con el sector agropecuario como hija de una mujer rural, productora incansable de todos los días y todas las horas y un productor rural muy comprometido también; por otro lado, con esa suerte que corremos algunos, tengo una segunda madre productora, gran gremialista rural, que hoy tiene ganado su lugar en el gobierno nacional. En cuanto a expectativas, a todos el 2020 con su pandemia, nos movió ciertos ejes, pero el gobierno actual supo llevar las riendas en un año de tanta incertidumbre, riendas que siempre se condujeron en un camino de libertad, responsable y colectiva. Por supuesto, hubo momentos en donde las riendas, a mi entender, deberían haber ido más firmes y con eso no me refiero a más cortas, sino a transmitir el mensaje de una manera más clara.

2- Si tengo que hacer un balance del año, es positivo. En lo que me mantengo más empapada es a nivel de campo, y en cuanto a eso, a destacar ampliamente hay dos aspectos. En principio: el Plan Nacional de Género para las políticas agropecuarias del MGAP aporta mucho a este balance positivo porque, como mujer, y como ya dije antes hija de mujer rural, es un aspecto del sector que hace mucho se necesita poner foco, porque el medio rural es un medio machista, pero no un medio de hombres. Queda mucho por hacer, pero el hecho de mostrar a la mujer rural con su aporte al medio y en todas sus facetas, es un primer paso importantísimo. En general, cuando se habla de mujer rural, nunca se ve una mujer en el rubro ganadero, desde chica era algo que me chocaba porque es algo que veía todos los días pero nunca te lo nombran, este plan mostró que las mujeres están en TODOS los rubros, no hay ni uno en el que no haya mujeres pero estaban –o están- totalmente invisibilizadas, este plan no solo propone accesos y ayudas para las mismas, sino que, las VISIBILIZA y a mi entender eso es fundamental. Yo estudio Agronomía, en muchas materias se presentan datos sacados de diferentes instituciones del MGAP como es el DIEA por ejemplo, y en estos datos hasta el momento el trabajo de las mujeres rurales estaba totalmente infravalorado, porque dada la manera en que se registraban los datos muchas veces el trabajo de las mismas no era contabilizado, este plan promueve capacitar a funcionarios para poder incluir esta información. A su vez, promueve el apoyo a las mujeres rurales actuales y a las futuras. La Dra. Fernanda Maldonado lo describe en una entrevista como un plan “ambicioso” y eso solo lo hace mejor, porque es lo que se necesita. Creo que queda mucho por hacer pero hay señales claras de que vamos a continuar, sin descanso, en este rumbo. El otro aspecto, fue el déficit hídrico al que nos enfrentamos como país, y el gobierno no fue indiferente a esto, porque todos sabemos que contra las inclemencias del clima no hay manejo que se pueda hacer, pero se declaró Emergencia Nacional inmediatamente y se estuvo al pie del cañón para el productor, sobre todo, el productor chico, a los que les aflojó la cincha.

3- Habrán cosas peores y mejores pero al pasar raya de este primer año, a mí, la cuenta me da positiva, veremos qué pasa a futuro.

Susana Echarri

Productora ganadera de José Pedro Varela, Lavalleja

Susana Echarri

1-  En virtud de las condiciones en las que tuvo que gobernar la República el Dr. Lacalle Pou, digamos que sí se han cumplido.

2- Si tuviera que hacer una lectura general del año transcurrido, diría que se han hecho cosas positivas. Por un lado, se aprobó la Ley de Urgente Consideración; se ha mejorado la seguridad, en términos generales; se encuentra en discusión en el parlamento, la Ley Forestal sector que compite con los demás sectores de manera desigual. Sería deseable que todos los sectores que utilizan el recurso tierra, compitan igualitariamente sin privilegios de unos en desmedro de los otros. Se mantuvo sin aumento el gasoil, un insumo sumamente importante para dinamizar la producción, el transporte, entre otros. También se creó el Instituto de Bienestar Animal, aunque aún sin solucionar el tema de los perros sueltos. El gobierno está haciendo importantes esfuerzos en disminuir los aranceles y una mayor y mejor apertura comercial del Mercosur.

3-  Que hayan mejoras en telecomunicaciones en el Uruguay profundo, así como también mejoras en la infraestructura de la caminería rural; obtener un gasoil que tenga un precio competitivo a nivel internacional; continuar con las mejoras de la seguridad rural; dar una solución definitiva al problema de los perros sueltos; permitir que los pequeños productores aportantes de IMEBA puedan descontar el IVA de las herramientas que van acopladas al tractor y/o herramientas de gestión, como balanzas para pesar ganado y bastón para leer caravanas; promover el afincamiento de familias al medio rural. Son medidas lógicas y compartibles.

Carolina Banchero

Productora agrícola ganadera en Colonia César Mayo Gutiérrez, Río Negro

Carolina Banchero

1- En realidad, mis expectativas son también las de nuestro entorno, ciudad, país… Nos encontramos con un país totalmente destrozado en todos sus sectores. Para el gobierno ha sido, es y seguirá siendo por un tiempo, muy difícil con la aparición de la pandemia. Es de destacar la libertad con que se ha gobernado y que se nos es concedida… Tenemos un gobierno que está poniendo en orden su casa que es la nuestra y que es creíble en la medida que vamos avanzando.

2- Desde mi punto de vista tenemos un excelente manejo de la pandemia con un Ministerio de Salud Pública bien estructurado y capacitado más el GACH. Lo mismo con el Ministerio del Interior,  orden, respeto y tranquilidad que, de a poco, se va logrando más el paulatino control del abigeato en el medio rural son señales que se va encontrando el camino, también el despliegue en fronteras del Ministerio de Defensa con el control de contrabando y seguridad más su aporte en estos próximos días en la distribución de las vacunas en todo el país.

Avizoramos de parte del gobierno la intención de descentralizar tanto por parte del Ministerio de Salud Pública, como del Ministerio del Interior.

Con respecto al rubro al que pertenezco, el sector agropecuario, fue importante la no suba del gasoil y quizás para algunos los créditos concedidos por el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca a través del Banco de la República para los sectores más afectados por la sequía, y digo quizás porque cuando un productor necesita ayuda es porque no tiene saldo suficiente y los créditos son pan para hoy, hambre para mañana…

El accionar del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en los seguros de desempleo y ayudas sociales fue una herramienta bienvenida para todos los sectores, agropecuario, industria, comercio, servicios, turismo, etc. El  motor del país no se apagó, se enlenteció y sigue funcionando, sin pararse, porque hubiese sido lo peor para nuestra economía y para la gente.

3- En términos económicos, me gustaría tener mayor rentabilidad y competitividad a nivel de la región de manera de poder equiparar el valor de nuestros productos con el de los demás países vecinos.

Tenemos los combustibles con valores más elevados de  la región por lo tanto necesitaríamos desmonopolizar ANCAP y liberar la importación de combustibles; bajar la energía eléctrica UTE, para sectores como la lechería el consumo es muy alto; achicar al Estado y las intendencias. Necesitamos un dólar en alza posicionando nuestra economía; bajar los impuestos y que sean equitativos para todos los rubros, no se ve con buenos ojos las exoneraciones para sectores como el forestal. Necesitamos políticas de desarrollo para las empresas para todos los productores agrícolas ganaderos, comercio, industria, turismo, porque cada una en su nivel generara más mano de obra, como consecuencia más empleo y al final de la cadena una reactivación de la economía.

Se necesita desmonopolizar las industrias lácteas como frigorífica, que el productor sea parte de una negociación tripartita para definir precios y regular leyes de los trabajadores cuando son cesados en sus trabajos y que la retroactividad sea menor a la que reclaman actualmente.

En la parte social, necesitamos políticas que afinquen familias al medio rural, para así conservar la estructura y habilidades en el desempeño de las actividades de campo, que cultiven la tierra, críen ganado, que sus hijos amen de donde vienen y defiendan la tierra como lo más sagrado ya que de ella salen los alimentos para el mundo. Queremos que nuestros hijos sigan en el campo, generar trabajo para familias y volver a ver a las escuelas rurales con muchos niños educados muy bien, queriendo el entorno donde viven y al mismo tiempo van aprendiendo a cuidar al medio ambiente.

Puedo seguir con muchas cosas más, pero sin lugar a dudas que a nuestro Uruguay lo recuperaremos entre todos con trabajo y dignidad, tolerancia y respeto y sin lugar a dudas con diálogo y entendimiento.