Mundo

El USDA estima que la UE incrementará sus exportaciones vacunas y porcinas en 2021

La demanda reprimida de carne vacuna de alto valor también se refleja en los menores volúmenes de importación

EUROCARNE | Las previsiones del último informe del USDA sobre la evolución del sector ganadero y cárnico de la UE muestran que en el caso de la carne vacuna, pese a que se prevea una caída de su producción, las exportaciones crecerán en 2021. La bajada en la producción vendrá ocasionada por la caída de los censos, sobre todo el lechero. La UE produciría en 2021 en torno a 7,73 millones de toneladas de carne vacuna, siguiendo la baja de años anteriores.

En cuanto a las exportaciones, en 2020 crecieron y el USDA prevé que lo sigan haciendo en 2021 fundamentalmente a países como Canadá, EE.UU., Hong Kong, Japón, Suiza y Noruega. Estos mercados generalmente no importan los cortes de menor precio de la UE, lo que demuestra que el sector de la carne vacuna de la UE está creando mercados de exportación y produciendo cada vez más para los mercados de terceros países. Con la reducción de la demanda en la UE, el sector está buscando mercados alternativos, particularmente desde el cierre del mercado ruso en 2014. La cifra de ventas prevista por el USDA llega a las 360.000 toneladas, 30.000 más que hace dos años.

Pero la UE también es un gran importador de carne vacuna, sobre todo de gran calidad. En 2020 se redujo la cantidad importada de los cinco principales proveedores, Brasil, Argentina, Uruguay, Australia y Estados Unidos. La demanda reprimida de carne vacuna de alto valor también se refleja en los menores volúmenes de importación, particularmente en el marco de la cuota de carne de vacuno de alta calidad (HQB) y las cuotas de Hilton.

Cerdo. En el ámbito de la carne de cerdo, el informe estima que para 2021 la UE produzca casi 600.000 toneladas más de carne de cerdo y se sitúe en 24,6 millones de toneladas. Frente al auge de los últimos años, la demanda interna sigue a la baja, a pesar de que la mayor parte de la carne de cerdo se vende a través de canales minoristas y se consume en el hogar. Esta caída en el uso puede explicarse en parte por la retirada de carne de cerdo para exportación de las existencias acumuladas durante 2015-2018 (lo que infló el número de uso interno durante este período). Durante el verano, además de una disminución de la demanda, el consumo de carne de cerdo se vio aún más afectado por la cancelación de reuniones y las restricciones de viaje para los turistas al sur de Europa.

La producción cárnica estimada en 24,6 millones de toneladas no podrá ser absorbida por el mercado local y se necesitaría exportar cerca de 4,15 millones de toneladas a terceros países, según las estimaciones del USDA. Esto es algo en lo que se lleva trabajando desde hace prácticamente varios años. Para 2021, se pronostica que las exportaciones de carne de cerdo a China se estabilizarán. Un desafío para los exportadores de la UE es el aumento de la competencia de Brasil y Estados Unidos, que se ve gravada por la fortaleza del euro en relación con el dólar estadounidense y el real brasileño.

En estas condiciones, con más carne de cerdo disponible y China comprando menos a la UE, el sector tendrá que buscar mercados alternativos, muy probablemente aquellos que compraron menos este año: Japón, Corea del Sur y Filipinas. Esto también encaja en la estrategia de la UE: expansión controlada por el sector, mayor enfoque en la sostenibilidad ambiental y económica y diversificación de los mercados de exportación.

Otro desafío potencial para las exportaciones de la UE-27 es el Brexit, que, como mínimo, se espera que genere costos administrativos y de inspección adicionales para los envíos al Reino Unido a medida que se introduzcan nuevos controles a partir de abril y nuevamente en julio.