Movilizaciones en el agro

“Un Solo Uruguay” alerta por ruptura de cadena de pagos

El movimiento advierte que el agro producirá US$ 1.500 millones menos.

Oscar Vilas.

Molestos con la demora del gobierno en convocarlos para discutir la problemática del creciente endeudamiento del sector productivo, los integrantes del movimiento “Un Solo Uruguay” advierten que se corre el riesgo de que “en un mes o dos” se produzca una “ruptura absoluta de la cadena de pagos”.

La última mesa de diálogo que se celebró entre los representantes del Poder Ejecutivo y los de “Un Solo Uruguay”, en la que se puso en agenda la problemática del endeudamiento, fue el 21 de marzo y desde entonces no ha habido nuevos contactos. “Pasó un mes y no hemos tenido novedades”, dijo en tono de lamento Guillermo Franchi, un ingeniero agrónomo y productor que integra la mesa ejecutiva del movimiento.

Desde entonces, los denominados autoconvocados enviaron tres correos electrónicos al ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, sin obtener respuesta. Dos de ellos consultaban cuándo volverían a reunirse, y el restante preguntaba si la declaración del presidente Tabaré Vázquez en torno a que el precio de los combustibles bajó lo que se podía bajar fue una respuesta formal a su pedido de reducir las tarifas de la energía.

“No puede ser que después de un mes se sigan analizando nuestros planteos, parece que no quieren darnos respuestas”, dijo Franchi urgiendo al gobierno a que se defina en torno a las propuestas que el movimiento elevó al Ejecutivo.
“Nuestros tiempo no son los de ellos, las cosas ya venían mal y la sequía del verano las ha puesto peor”, aseguró Franchi.

Endeudamiento. La problemática del elevado nivel de endeudamiento del sector productivo y la falta de financiamiento para emprender nuevas actividades, es uno de los problemas más urgentes que se presentan ahora para el campo y las actividades conexas.

Franchi aseguró que últimamente ha “aumentado considerablemente” la morosidad de las empresas agrícolas, de las que prestan servicios al sector y las de transporte, a lo que se suma que “la banca ha empezado a retirarse del mercado crediticio” debido a que “percibe las dificultades de pago que se avecinan”.

Agregó que las deudas entre agentes privados del sector agrícola también vienen en aumento, y aunque su nivel no está cuantificado, Franchi aseguró que “es muy importante”.

El productor rural sostuvo que ante la falta de respuestas del gobierno a los reclamos del movimiento “está en riesgo absoluto la cadena de pagos”.

Franchi enfatizó que algunos sectores de la producción “están al borde de dejar de pagar” sus deudas.

Entre los sectores bajo riesgo identificó a los productores agrícolas, los prestadores de servicios agrícolas, los proveedores de insumos y sus importadores, así como los vendedores de maquinaria.

Franchi dijo a El País que “ya se están resintiendo los pagos”, y alertó que existe riesgo de que “en un mes y medio o dos” haya una “ruptura absoluta de la cadena de pagos”.

El vocero de “Un Solo Uruguay” calcula que este año el sector agropecuario y otros rubros conexos producirán “US$ 1.500 millones menos” por los bajos rendimientos de los cultivos debido a la sequía y los menores niveles de preñez. De cumplirse el axioma que sostiene que cada unidad de valor que produce el agro se multiplica por seis en la economía, esa caída de la actividad podría equivaler a US$ 9.000 millones.
Para graficar la gravedad de la situación Franchi recordó que en 2017 se presentaron 112 empresas a concurso de acreedores, la mayor cantidad desde la crisis de 2002. Ese número representó un aumento del 47% de los concursos presentados en relación al año anterior.

Ante esta situación, “Un solo Uruguay” pretende que el gobierno impulse un programa de refinanciación de deudas que “no implique quitas”, pero que permita “reperfilar” los plazos para pagarlas.

Franchi aseguró que una refinanciación de las deudas de los privados “no significa un sacrificio fiscal” y que solo depende de “una decisión política”.

“Un Solo Uruguay” tiene pronta una propuesta concreta para presentarle al gobierno sobre este punto, pero no lo ha hecho porque no volvió a ser convocada la mesa de diálogo, dijo Franchi.

De cualquier manera, el movimiento ya decidió que hará llegar su iniciativa al gobierno por alguna vía alternativa aunque no se verifique un nuevo encuentro.

Productores volverán a protestar ante el gobierno en La Macana

El próximo 7 de mayo el Consejo de Ministros sesionará en La Macana, un poblado que se encuentra a siete kilómetros de distancia de la ciudad de Florida, una zona golpeada por la crisis que atraviesa el sector lechero. Hasta allí viajarán los integrantes del movimiento “Un Solo Uruguay” para volver a hacer oír sus reclamos para que se contemple la situación por la que atraviesa el campo.

Guillermo Franchi, uno de los voceros de los autoconvocados, dijo a El País que “estamos planificando una movilización en la Macana para marcar presencia”.

Los productores ya se hicieron oír el 9 de abril pasado cuando protestaron frente al lugar donde se celebró el primer Consejo de Ministros del año en el interior en Playa Pascual, San José. En la puerta del local donde se llevaba a cabo la reunión, una gran bandera verde de los productores de Colonia decía “Rentabilidad o muerte” jugando con el concepto de la bandera de los Treinta y Tres Orientales (“Libertad o muerte”).

“¡Queremos producir! ¡Queremos un país productivo y sin corruptos!”, gritó desde el fondo de la carpa donde estaba el gobierno en pleno una señora que sostenía la bandera cuando hablaba el director de la OPP, Álvaro García.

Los autoconvocados planean ahora un acto similar, pero no descartan que si sus reclamos no son atendido, elevar el tono de la protesta.
“Ahora nos vamos a manifestar pacíficamente”, aseguró Franchi a El País, aunque admitió que “seguimos evaluando otras medidas” para hacerse escuchar.

Rurales EL PAIS