Gremiales / Lechería

Conaprole: 85 años de una “maravillosa historia cooperativa”

Este 1° de junio, Conaprole, socia de las Cooperativas Agrarias Federadas (CAF), celebró sus 85 años de historia. Sobre su trayectoria, su presente como la empresa exportadora más importante del país y su compromiso con los temas ambientales, CAF dialogó con Álvaro Ambrois, ingeniero agrónomo, productor agropecuario y presidente de la cooperativa.

Álvaro Ambrois, presidente de Conaprole. Foto: CAF

“Tengo el convencimiento absoluto de que el cooperativismo es la herramienta para impulsar el desarrollo de los productores y para que puedan dedicarse a la que actividad que eligieron, de manera sustentable y rentable. Conaprole cumple 85 años de una herencia cooperativa maravillosa. Esto nos genera un enorme compromiso seguir en esa línea y no alejarnos de ese camino”, comentó Ambrois a CAF.

A continuación, compartimos un extracto de la entrevista.

-¿Cómo surgió su vínculo personal con el cooperativismo y con Conaprole en particular?

-Apenas me recibí, me radiqué en el campo e inicié mi actividad como productor lechero en Mercedes, vinculado a la cooperativa COLESO, que tuvo sus dificultades. Conaprole llegó entonces para “rescatar” a los productores y fue cuando di mis primeros pasos en el sistema cooperativo, siempre convencido de que es la mejor forma de comercializar la producción en beneficio de los productores.

Luego, cuando apareció la fiebre aftosa en Uruguay, valoré enormemente el trabajo desinteresado de mucha gente buscando soluciones para el conjunto, lo que me llevó a incorporarme a la actividad de las gremiales lecheras. Sentí que tenía que poner el hombro a la situación y aportar mi granito de arena, porque detrás de esto está la fuente laboral de muchísima gente.

– ¿A cuántos productores involucra la cooperativa actualmente?

-Hoy involucra alrededor de 1.800 familias; la mayoría de nuestros socios son productores familiares. Ellos son la razón de ser, el motor y el orgullo de la cooperativa. Aún en momentos complejos como los que vivimos, los productores se preocupan por aprender, mejorar y buscar soluciones para ser cada día mejores y más felices, y le ponen a todo esto muchísima pasión.

-¿Cuáles son los principales desafíos que vislumbra para Conaprole, para este y los próximos años?

-Conaprole es fundamentalmente exportadora, dependemos de lo que pasa en el mundo y estamos insertos en un sector muy dinámico y cambiante. Esto nos obliga a ser eficientes y a trabajar continuamente para mejorar la competitividad. Conaprole tiene un tejido social fantástico, pero también un equipo que trabaja de forma muy profesional con equipamientos y plantas de primer nivel.

Eso nos ha permitido diversificar nuestra cartera de productos, buscando siempre obtener la mejor valorización de la leche para el productor. Actualmente, por ejemplo, estamos desarrollando una línea de productos nutricionales para segmentos específicos de mayores exigencias (por ejemplo, alimentos para deportistas y bebés).

-En 2020, Conaprole ganó por 11° vez el premio a mayor exportador del Uruguay. ¿Cuáles son los principales mercados de la cooperativa y cuál es la clave para obtener este reconocimiento, de forma sostenida?

-Exportamos a más de 50 países, pero los más importantes son: Brasil, China, Argelia, Rusia, Cuba y México. También destacamos la venta de quesos a Estados Unidos y las exportaciones al sureste asiático, donde hay un potencial enorme.

Para generar estas exportaciones, sin duda es fundamental el empuje de los productores socios, cuya producción de leche aumenta año a año. Eso es bueno para el país porque es un efecto que derrama en toda la economía.

-El país y el mundo atraviesan un contexto único signado por la pandemia del Covid 19. ¿Cómo se vive en el sector lechero?

-Está siendo un golpe durísimo para el mundo. Destaco que los productores somos privilegiados ante esta situación, porque al trabajar en el campo, al aire libre, podemos continuar con nuestra actividad, por supuesto con todos los cuidados necesarios.

A nivel de las plantas industriales también se aplican todas las medidas y los protocolos de seguridad que han demostrado ser muy eficientes, porque más allá de alguna situación particular, venimos sorteando la situación con éxito.

-En 2020 Conaprole ganó el premio nacional de Eficiencia Energética 2020, que otorga el MIEM. ¿De qué forma este compromiso con el cuidado ambiental se enmarca en los principios y valores de empresas cooperativas?

-Desde siempre la cooperativa se ha ocupado de afectar lo mínimo posible al ambiente, por un tema de responsabilidad y también porque es la forma de acceder a los clientes de mayores exigencias. En ese sentido, Conaprole ha invertido millones de dólares en las plantas de efluentes de sus unidades productivas y cumple con las normas internacionales, que son más exigentes aún que las nacionales.

Para nosotros esto es motivo de gran satisfacción. No solo se cuida el ambiente a nivel industrial; también a nivel de los predios se hacen grandes esfuerzos en esta línea, incluso en momentos complejos como el que transitamos.

-Desde hace 37 años, CAF representa a las cooperativas agrarias del Uruguay. ¿Cómo valoran el rol de nuestra Gremial desde Conaprole?

-CAF cumple un rol fundamental al nuclear a cooperativas de diversos rubros y tamaños. Lo que nos une en la Federación es lo conceptual: unirnos y trabajar juntas para potenciarnos, aprovechar las oportunidades y lograr la excelencia.