Advertisement

Industria topista se reunió con ministro de Ganadería

Empresarios plantearon problemática y su visión sobre rubro ovino

[caption id="attachment_65542" align="aligncenter" width="570"]

whatsapp-image-2021-08-05-at-18-59-27.jpeg

Encuentro. Pedro Otegui, Fernando Mattos, Frank Raquet y Diego Saavedra revisaron sector topista.[/caption]

Pablo Antúnez

La industria topista se reunió con el Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Fernando Mattos, para plantearle el actual escenario del mercado mundial, temas vinculados con la competitividad, aranceles externos y la devolución de impuestos, entre otras inquietudes.

La delegación de industriales estuvo compuesta por Pedro Otegui, principal de Lanas Trinidad; Frank Raquet, director de Engraw Export & Import Co. S.A; y Diego Saavedra, gerente de Central Lanera, empresa de productores que opera Lanera Piedra Alta.

“Hace por lo menos dos décadas que el sector topista viene actuando en conjunto y siempre se reunió con el nuevo ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, con el cometido de brindarle información de primera mano, plantearle los problemas del sector y la agenda”, contó a El País Diego Saavedra, gerente de la CLU.

Dijo que la delegación encontró un ministro “muy receptivo” que le dedicó más de una hora y media al encuentro, donde también se abordaron temas vinculados a la competitividad general de Uruguay, el mercado mundial de lanas y sus problemas, cómo afectó al textil la pandemia de Covid-19 y varios otros.

Las lanas fue uno de los productos más afectados por la pandemia, en donde el mercado mundial ya venía mal a raíz de la guerra comercial que mantuvo en 2020 Estados Unidos y China. A su vez, el Covid-19 trancó las compras de Tops (lana cardada, lavada y peinada) que habitualmente realiza China, el principal importador del producto.

En el año previo a la pandemia, la lana se ubicaba en la posición 12º de productos exportados por Uruguay y representaba el 2% del total exportado. El total de exportaciones del sector lanero en 2020 se situó en US$ 98 millones. Las exportaciones de lana sucia y lavada alcanzaron los US$ 74 millones en 2019 y crecieron en promedio 4% anual en los últimos 10 años. En 2020, en plena crisis sanitaria, las exportaciones de lana sucia y lavada cayeron a US$ 41 millones.

“Queríamos que el ministro Mattos comprendiera que impacto mucho la detención de las compras de tops desde China, ya que están paradas desde hace dos años”, detalló Saavedra. “Uruguay tiene múltiples instancias de diálogo con el gobierno de la República Popular de China y, muchas veces, los partidos, se juegan a nivel político”, agregó.

Costos. La suba de las tarifas portuarias, la operativa en los puertos, el régimen de devolución de impuestos al sector y la admisión temporaria de lanas, también formaron parte de los planteos.

Los industriales topistas también aportaron su visión al secretario de Estado sobre los distintos temas vinculados con el rubro ovino (stock, problemas, soluciones, etc.). Uruguay produce menos lana en cada zafra y eso afecta a las peindurías en su trabajo y negocios.

Con 36 mercados activos, Uruguay es el cuarto exportador mundial de tops en términos de volumen, mientras que si se consideran los datos en dólares se encuentra en la 6º posición. Por otro lado, medido en valor, es también el cuarto exportador mundial de lana lavada y quinto en lana sucia. Las exportaciones de lana y tejidos ocupan el 17º lugar en la matriz exportadora de Uruguay y representaron el 1,2% del total de ventas externas en 2020.

La industria topista uruguaya, “vive una situación desafiante”, porque la mitad del mercado mundial de tops está en manos de China y el resto pertenece a la Unión Europea. En el primero de los casos, la demanda está paralizada y desde Europa, es débil.

Por otro lado, el mercado mundial de lanas está partido en dos. Por un lado, están las lanas finas y superfinas (así como sus cruzas), que tienen precios firmes y demanda activa. El problema es que lanas finas representan alrededor del 20% de la producción uruguaya de ese textil.

En el otro extremo y con una demanda más trancada, se encuentra el sector de lanas medias y gruesas. “Es una situación desafiante donde las exportaciones de lanas y las de tops en particular, cayeron a la mitad de lo que son en años normales”, explicó el gerente de Central Lanera Uruguaya.

Las empresas desarrollan distintas alternativas para enfrentar la tormenta, cada una a su nivel, enviando personal al seguro de paro por reducción de actividades o apuestan a la lana de la región para no perder clientes y seguir produciendo.

En algún momento la demanda desde China se reactivará y la actividad recuperará mayor movimiento. Los clientes conocen la calidad de las lanas uruguayas y volverán a comprar.

Prácticamente todas as categorías subieron en dólares americanos ayudados por la relación cambiaria
Todas las categorías que se vendieron bajaron sus cotizaciones
Es de la raza Merino y el animal no llega a pesar 40 kilos
La firma Moriondo & Cía cerró varios negocios en micronajes de 20 para abajo
Fue un mes casi prácticamente nulo de negocios
Todas las categorías de lana bajaron, pero en la última jornada de ventas hubo cierto optimismo
IME cerró en US$ 9,78/Kg
Indicador de Mercado cerró en US$ 9,70 por kilo base limpia
Cooperativa El Fogón, perteneciente a CAF, invita a participar del concurso "Mujeres esquiladoras"
Varios factores influyeron negativamente en la reapertura; muchos productores australianos se resistieron a vender a precios bajos.
En estos momentos el mercado lanero australiano se encuentra en el tradicional receso, por lo cual no hay remates y en consecuencia no hay novedades en cuanto a valores internacionales, informó José Luis Trifoglio, responsable del departamento de Lanas de Zambrano & Cía

Advertisement