Expo Prado / Lanas

Estiman tener para fin de año proyecto contra la bichera

Parasitosis produce pérdidas anuales  por US$ 40 millones

Pablo Antúnez

Uruguay sigue avanzando para erradicar la mosca de la bichera (Cochliomyia hominivorax), que causa pérdidas económicas por US$ 40 millones anuales y la meta es llegar a fin de año con el proyecto definitivo de erradicación ya redactado.

En el marco del lanzamiento de la zafra ovina 2020, celebrado en la Expo Prado, frente a productores y autoridades, el Embajador de Estados Unidos, Kenhet George, comprometió el apoyo de su país para sacar adelante este proyecto, pues Estados Unidos erradicó la parasitosis desde hace más de 50 años y sus técnicos tienen una amplia experiencia de cooperación.

Hasta el momento se cuenta con un proyecto base y el grupo de trabajo, integrado por el sector privado y público, comenzará a dar los pasos para confeccionar el documento final, que marcará el camino para llegar a la erradicación.

Luego habrá que salir a buscar financiamiento internacional para ponerlo en marcha.

El ministro Carlos María Uriarte reafirmó el apoyo del gobierno para combatir esta parasitosis y puso como meta “llegar a fin de año con el proyecto ya redactado. Lleva su tiempo, se está trabajando y vamos a sacarlo adelante”, afirmó el titular del MGAP.

A su vez, el gerente del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Romeo Volonté, recordó que el camino de la erradicación ya está definido y es a través de la liberación de moscas estériles, las que impedirán la reproducción y provocarán una disminución de las poblaciones, hasta llegar a la erradicación.

En estos meses, el grupo de trabajo de erradicación la mosca de la bichera firmó tres convenios: con el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria, con Instituto Plan Agropecuario y con el Secretariado Uruguayo de la Lana.

“En caso del SUL es sensibilizar en distintos ámbitos sobre la problemática, después habrá que contratar expertos, muchos de esos a nivel internacional, serían técnicos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) que han estado en otras campañas de erradicación en el mundo, queremos que ellos nos den todos los insumos”, explicó Volonté.

El paso siguiente sería: “elaborar un buen proyecto, porque creemos que parte de la financiación de este programa, debería ser financiado por algún organismo externo. Eso va a llegar capaz que hasta fin de año y en base a eso, lo más que podamos acelerar los tiempos, ir pensando en la gobernanza”, explicó el gerente del SUL.