Empresas / Internacionales

Chile suspendió a cinco frigoríficos paraguayos para exportar

La inhabilitación fue a causa de problemas en infraestructura, explicó el ministro de Agricultura y Ganadería de Paraguay, Marcos Medina.

Carne vacuna en frigorífico. Paraguay. Foto: 5 Días

La suspensión de frigoríficos para la exportación de carne a diferentes mercados es una situación que suele suceder en forma rutinaria, como fruto de las auditorías que hacen las instituciones sanitarias a los proveedores en los distintos países, en este caso es el Servicio Agrícola Ganadero (SAG) de Chile que accionó, explicó ayer el ministro de Agricultura y Ganadería, doctor Marcos Medina.

“El SAG de Chile realizó las inhabilitaciones, debido principalmente a que encontró debilidades relacionadas con la infraestructura. Algunas tienen varias décadas trabajando”, informó el ministro Medina, en una entrevista telefónica con ABC Color de Paraguay.

Destacó que el informe del SAG no señala ningún tipo de observaciones en cuanto a inocuidad o calidad de lo productos, sino solo que se encontraron debilidades en infraestructura. “Las soluciones pueden ser conseguidas en el corto plazo con las inversiones y mejoras recomendadas”, enfatizó. El secretario de Estado evitó dar detalles de las observaciones respectivas en las cinco plantas, pero aclaró que cada caso es diferente.

“Nuestra interpretación es que estas suspensiones tienen relación con las expectativas de Chile sobre la reinversión en las industrias frigoríficas en Paraguay, para que vayan de la mano con el gran volumen de exportación que realizan a dicho mercado”, opinó.

Por su parte, el representante de la Asociación Rural del Paraguay (ARP) en el Foro Mercosur de la Carne, doctor Carlos Trappani, señaló sobre el tema que la situación no es grave, porque las medidas correctivas recomendadas para volver a habilitar las plantas suspendidas para Chile son relativamente fáciles de lograr, por lo que existe optimismo de que en poco tiempo vuelvan a ser habilitadas.

Según los datos, tras las inspecciones realizadas del 4 al 20 de diciembre del año pasado, el SAG de Chile inhabilitó la planta número 2, Frigomerc; la industria número 8, Mussa; el frigorífico Ipfsa, con registro número 13; la planta número 17, Frigorífico Guaraní; y la industria Nav&Com, que tiene el número 35. Por otra parte, en calidad de “pendiente” están las plantas de Frigo Chorti (Nº 9), Frigorífico Concepción (Nº 38) y Frigo Chaco (Nº 10). Solo tiene la calificación de habilitadas las plantas de Neuland (Nº 1) y la 321, Frigorífico Guaraní. Chile importó en 2017 96.444 toneladas de carne bovina de Paraguay, 32% de nuestros envíos.

Rurales EL PAIS