agro / Gremiales

Soledad Arrarte: “Hoy la mujer se anima a ocupar los espacios”

Soledad Arrarte encabeza la lista 1915, fecha de fundación de la Federación Rural. Tiene 40 años, es de Rocha y hace un año se desempeña como secretaria de la gremial. Esposa, madre y productora rural. Cría Angus Colorado, entrena perros Border Collie y es apasionada por la oveja (Texel). De hecho, su mayor deseo es impulsar al rubro ovino, dado que entiende es el “caballito de batalla” del pequeño productor. Aunque su familia tiene historia en gremialismo, confesó que al principio dudó en aceptar la propuesta, sobre todo por el tiempo que la tarea requiere. Pretende posicionar a la Federación Rural de manera diferente.

Manuela García Pintos

-¿Cómo vienen la campaña?

-Seguimos manteniendo las elecciones para el 26 de junio. Al principio serían el 26 de mayo, pero como la pandemia iba mal pensamos que con la vacuna iba a avanzar positivamente el tema sanitario nos aventuramos a cambiarlo para el 26 de junio. Hoy vemos que las circunstancias siguen igual o peor… Creo que no estamos dando una buena imagen si hacemos el Congreso presencial, pero también es cierto que necesitamos hacer el cambio de autoridades, hacer balances. No podemos prolongar más el tema. Las elecciones desgastan mucho… por eso decidimos hacer el 26 de junio las elecciones y presentar la parte administrativa, que las federadas se conecten y dejar la parte de ponencias para más adelante, cuando la pandemia permita hacerlo. Se genera una instancia de acercamiento con las federadas que quedamos en el debe el año pasado y ahora lo reclaman. Ver si podemos salir del paso lo mejor que se pueda.

-¿Se presenta con la lista 1915. ¿Qué implica?

-El lema de nuestra lista es “Por una Federación Rural siempre activa”. Este viernes fue el último día para presentarla y nos faltaban algunos aspectos administrativos. Para presentar la lista hay que tener habilitaciones de las federadas y nos faltaban algunas cartas sugiriendo nombres de consejeros. Estuvimos hasta último momento esperando las cartas. Estamos contentos por haber terminado la etapa que nos tenía nerviosos.

-¿Qué proponen?

-Las elecciones de Federación Rural son diferentes a las de otras instituciones u organismos. Siempre se hace la renovación parcial del consejo. Tenemos 15 consejeros que permanecen en los cargos, porque fueron electos en el congreso pasado y tienen derecho a permanecer un año más. La lista que proponemos a la mesa directiva sería: Soledad Arrarte, Facundo Meireles, Andrés Alayón, José Carlos Rey, Nicolas Harriague, Alan Tricot y Sergio Abreu. En función de eso, si llegamos a ser electos, vamos a distribuir los cargos de la mesa según la preparación de cada uno. El resto de la lista la tratamos de conformar con consejeros de varias zonas del país. Es lo que más se busca, pero siempre depende de la disponibilidad de los consejeros para asistir a las reuniones. En la mesa traté de que me acompañara gente más fuerte en áreas que yo no manejo. Yo tengo netamente una cabeza netamente ganadera y no tengo conocimiento de algunas otras disciplinas. Por ejemplo, tengo a Andrés Alayón en agricultura. A Facundo Meireles que es abogado e hijo de ganaderos. A Nicolas Harriague que es ganadero y productor forestal, lo mismo que Carlos Rey. En el caso de Sergio Abreu es lechero. Así, más o menos tenemos un pantallazo de lo que es el sector agropecuario.

-¿Cuál será la impronta que le dará a su mandato, en caso de ganar las elecciones?

-Lo que se machaca a veces es que no tengo tanta trayectoria dentro de la Federación Rural porque hace pocos años que entré. De afuera se puede ver que no tengo tanta experiencia. Pero la realidad es que hace 16 años que trabajo en el predio familiar, en la parte dirigente tomando las decisiones con mi padre y mi hermana. Eso me da una fortaleza porque conozco directamente al trabajo en el medio rural, al sector agropecuaria específicamente ganadero. Además, soy vicepresidente de la Sociedad Fomento Rural de Castillos, e cargos de responsabilidad. Más que nada quiero aportar mi capacidad y juventud y ganas de darle dinamismo y frescura a la institución. Tiene muchos años y a veces no se adapta a los tiempos que vivimos hoy. Por ejemplo, no se prevé que el Congreso sea de manera virtual y eso nos ha limitado en ciertos aspectos. Creemos que la comunicación ha cambiado mucho. Queremos un acercamiento más rápido y directo hacia las federadas para tener el feedback que necesitamos, porque por más que Uruguay sea un país chico todos los departamentos tienen realidades diferentes. Fortalecer cada sector. Un debe de la Federación Rural es estar arriba de los productores chicos. Siempre reclaman que no se sienten representados por Federación Rural. Me gustaría estar impulsado al rubro ovino que hoy es lo que más reclaman, pero también en otros aspectos que sean necesarios. Que la toma de decisiones sea más rápida, más dinámica, eficiente. Que la Federación Rural vuelva a tener el lugar que siempre ha tenido, pero que sea un reposicionamiento en la actualidad.

-Impulsar al rubro ovino, ¿cómo?

-Más que nada queremos hacer un trabajo interinstitucional con gente relacionada al rubro, por decirte una, el SUL. Estamos intensamente ligados porque, como sabrán, su presidente salió de la Federación Rural. Después, vemos que el cuello de botella sigue siendo la comercialización de la carne ovina, si bien estamos viviendo un momento muy bueno, ayer, por ejemplo, hablé con el frigorífico para colocar unas ovejas de invernada y me dijeron que la faena termina ahora el 20 de junio y tengo que esperar al 15 de julio para que se reanude. Seguimos teniendo esa limitante, es estacional la faena de ovinos y nos gustaría trabajar hacia adelante en esos aspectos. Otro tema son los abastos a nivel local, muchos productores chicos tienen esos ovinos para faenar en la época de fin de año y es una limitante. Llegamos a noviembre diciembre y se atora el mercado. Creemos que el tema de buscar en el abasto categoría 3 que da para faenar ovinos. Si bien no cumplirían la cuota da para mover un poco. Sería un aliciente para los pequeños productores. El tema del compartimento ovino, hay varias experiencias en el país y es una posibilidad para agrandar el campo al productor y le da un valor agregado para que le sea más redituable. Fomentar campos de recría. Las instituciones locales son las que tienen un rol fundamental para dar oportunidades, abriendo puertas que a un productor chico se le complica para acceder a un mercado. Todo esto sin perjuicio de que en el transcurso del periodo surjan otras oportunidades y alternativas. Día a día cambian los mercados, son muy versátiles. Hay que atender al dinamismo continuo de la industria e informar al productor para saber cuándo preparar su producción.

-¿Ligado a esto, ¿qué opinión le merece el programa contra la bichera?

-Es algo que me encantaría que saliera. Como productora ovina, me tira mucho este tema. Sabemos el perjuicio que causa en general la bichera. En ovinos, en vacunos, en humanos. Pienso que productivamente para Uruguay va a ser un antes y un después. Sabemos que los millones de dólares que perdemos curando la bichera. Va a ser un cambio rotundo no solo en específicos veterinarios sino en manejo y el buen trato. Se pierden muchas horas hombre curado bicheras. Sanitariamente va a ser un cambio rotundo. Hay beneficios por todos lados. Hay que buscar la vía que se adecue más a la concreción del proyecto. Eso es en lo que en Federación Rural estamos negociando: por dónde se va a realizar el proyecto, la financiación… Tengo muchas expectativas para que salga.

-También se habla de modificar la campaña contra la garrapata.

-Desde que entré a Federación Rural he sido una gran luchadora contra la garrapata. Pienso que las campañas sanitarias en algunos aspectos han fallado y creo que hay que reverlas. Tuvimos una reunión con las autoridades del Ministerio. Sin criticar lo hecho, fue refrescar y fue positivo. Los nuevos vienen con energías frescas y dan otro puto de vista. Hay que ver cómo controlar más. Creo que no hay ningún departamento que no tenga garrapata, salvo alguna zona. Hay que estar arriba de ello y en la Federación Rural tenemos que velar por la sanidad de los productores. La propuesta que hicimos fue tener reuniones periódicas con las autoridades. Creemos que hay que recurrir a un sistema de fiscalización parejo para todos, con alguna multa puede ser algo que ayude. Es un problema de todos y hay que colaborar como productores.

Capacidad, compromiso y responsabilidad

-¿Cómo se vive el momento?

-Creo que lo principal, como te lo mencioné anteriormente, es acceder a un lugar que puede ser una nota diferencial para a gremial. En caso de que me toque la presidencia, quiero estar en contacto directo con las federadas, con los pequeños productores que necesitan apoyo y las instituciones tienen que ser eso: un puente, una mano amiga que lleve a una solución. Ese es mi principal objetivo. El equipo que me acompaña está muy capacitado y está conformado por actores involucrados en diferentes áreas de la agropecuaria nacional. Por eso nos gusta hablar de que somos innovación, pero también somos experiencia. Nos vamos a nutrir unos de otros. En el último año de trabajo, tres compañeros de los que llegamos hasta hoy, y vamos a ir a la mesa, hemos trabajado con mucha responsabilidad y compromiso. Por eso, lo que puedo prometer es la capacidad, la responsabilidad y el compromiso.
Puede ser una nota diferencial que una mujer esté a la cabeza de la Federación Rural. Pienso que tenemos que disfrutar el momento y aprovechar la visibilidad de las instituciones, en este caso la de la Federación Rural, para reafirmarnos como mujeres, seguir trabajando y conquistando más espacios.

“Las mujeres tenemos que acostumbrarnos a esto”

-¿Qué repercusión tuvo su candidatura, la primera mujer que se presenta, junto a Mónica Silva, a la presidencia de la Federación Rural?

-Repercusiones muchas. Es llamativo. La primera mujer que se presenta a la presidencia. Indefectiblemente va a ser una mujer. Mónica o yo. Eso tiene una connotación para mí muy positiva. Sin comparar, una mujer le puede dar una impronta diferente y creo que es un buen momento para hacerlo. Habla muy positivamente de lo que es la Federación Rural, donde el ámbito femenino ha ido ganando espacio. No me gusta que la mujer “le gane espacio”, no nos dejan el espacio. Siempre estuvimos, pero la diferencia es que hoy la mujer se anima a ocuparlo. Una repercusión sumamente positiva. No me gusta decir que Mónica es mi contrincante porque fuimos compañeras de consejo. Cuando hay otra mujer una interiormente se niega a competir porque sabemos lo que cuesta acceder a los lugares por un combo de situaciones. Las mujeres tenemos que acostumbrarnos a esto. Tenemos que competir sanamente para lograr estos espacios. Estoy muy contenta por la instancia. Podemos construir una Federación Rural mucho más diversificada hablando en términos tecnológicos.

-Salga quien salga ya es un antes y un después en la Federación Rural .

-Sí. Necesariamente va a ser así. La impronta de la mujer va a marcar un gran cambio; un antes y un después. Creo que las mujeres marcamos un equilibrio en las decisiones. Somos productoras, madres, esposas y gremialistas. Todo eso se corona con haber llegado a este lugar. Va a ser un antes y un después, una renovación y una inyección de energía muy positiva para Federación. Salga quien salga.