Gremiales

Gremio de Conaprole hace paro e irrita a tamberos

Gremiales lecheras analizan medidas y buscan poner orden.

Horacio Rodríguez, presiente de la Sociedad de Productores de Leche de Florida, y Wilson Cabrera, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche. Foto: Juan Dellapiazza.

Pablo Antúnez

La suba del precio de los concentrados, la recuperación del valor del dólar y nuevas medidas gremiales que afectan a Conaprole, se transforman en una nueva espada de Damocles para la lechería uruguaya.

Las gremiales lecheras se vuelven a reunir hoy y lo harán con autoridades de Conaprole para ver cómo encaran el problema gremial generado en la cooperativa, luego que la semana pasada la Asociación de Obreros y Empleados de la misma se declaró en conflicto y comenzó a trabajar a reglamento.

Las medidas impulsadas por el gremio incluso están afectando la entrega de leche, pero no han generado problemas de desabastecimiento.

“Analizaremos la situación y se verá qué medidas adoptaremos”, dijo a El País el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Wilson Cabrera.

Los trabajadores de la empresa láctea impulsaron medidas de fuerza ante la falta de acuerdo con la cooperativa tras una serie de reclamos que vienen impulsando hace unos años y sobre los que consideran no  hubo avances.

“Los productores siempre tenemos la esperanza de buscar soluciones, es lo que hicimos siempre, pero  estamos viendo que los que tienen que regular el tema este no lo están haciendo y si sigue vamos a tener que tomar medidas”, anunció Cabrera. A modo de ejemplo dijo que si en los barrios la gente se está armando y sigue patrullando ante la inseguridad, “nosotros tendremos que salir a poner normas en esto. Si es la ley de la selva no nos podemos quedar quietos”, afirmó el presidente de la ANPL.

COMPLICACIÓN. La lechería sigue viviendo un momento muy complicado. “Estamos sufriendo una suba de costos importantísima, porque estamos en un país que es caro, pero además, hubo aumento en el precio de los concentrados. El concentrado nos lleva casi el 50% de todos los insumos, hemos tenido más de 30% de aumento en los últimos cinco meses, pero además tenemos 10% de suba en el precio del dólar, moneda en que se pagan esos concentrados”, explicó.

Cabrera aseguró que los problemas antes citados le “pegan duro al tambero” y dijo que “ahora, de yapa, estos muchachos —por el gremio de Conaprole—, que tienen 34% de aumento en los últimos cinco años, se dan el lujo de hacernos paro”. Y fue más a fondo todavía: “los productores no tenemos absolutamente aumento ninguno, estamos con un precio de $ 10 por litro. Hay más de 1.000 productores sobre un total de 1.800 tamberos que están cobrando mensualmente menos de lo que gana un empleado de Conaprole y de ahí tienen que pagar todos los gastos”.

El titular de la ANPL denunció que el productor “está en una situación en la que se ve acorralado” y aclaró que cuando eso pasa, “hay que salir por el lado que se pueda, porque quedarse quieto es morir”.

Consideró que las industrias lácteas del Uruguay “perdieron muchos empleados, algunas cayeron, hay otras que están por caer y con problemas muy serio y encima se están mandando paros. Parece que están practicando con nosotros, porque con lo que cobran de salario, con las condiciones de trabajo que tienen, en vez de cuidar la empresa o cuidar a los que bancamos la empresa, nos siguen pegando sin miramientos”. Cabrera dijo que los productores lecheros uruguayos “cada vez estamos siendo más avasallados Si no hay reglas, tampoco deberían haberlas para nosotros por las medidas que se tomen”, advirtió.

 

Rurales EL PAIS