agro / Gremiales

Gremiales discrepan con el MGAP sobre la bichera

Hay desacuerdo con la gobernanza del proyecto de ley

El encuentro fue en la sede central del MGAP y participaron ARU, FR, CAF y SUL

Manuela García Pintos

La erradicación de la mosca de la bichera es uno de los temas que desvelan al ministro de Ganadería Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte. Terminar con esta plaga es lo más importante que el país está tratando de enfrentar, ya que significa más de US$ 40 millones anuales de pérdidas directas. Es por eso, que las autoridades del MGAP están abocadas a que el proyecto tenga un marco legal, así como su respectivo tratamiento parlamentario. Sin embargo, las gremiales agropecuarias discrepan sobre la gobernanza que se le pueda dar a este plan, dado que no se quiere incurrir en más gastos.

Este martes el ministro Uriarte, se reunió con las gremiales y el tema principal fue todo lo relativo con el borrador del Proyecto de Ley para la campaña de control y erradicación de la mosca de la bichera o gusano barrenador del ganado.

Uriarte sostuvo que las condiciones están dadas para erradicar este problema. La tecnología considerada -aunque sin descartar otras-, es la del macho estéril. Hoy, gracias al apoyo del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) y la Comisión de Plan de Emergencia Comunitario de Panamá, se han dado una serie de aspectos que viabilizan el proyecto. “Nos hace pensar que la erradicación es posible, no es fácil. Es un desafío que creemos llegó el momento para encarar”, señaló.

Lo que está claro es que el programa “tiene que estar dirigido” por productores, porque ellos tendrán un rol fundamental en el asunto.

A su vez, el ministro sostuvo que tiene que haber un marco legal que ampare al proyecto, y por eso debe haber un tratamiento parlamentario.

“Lo que hoy se trató fue afinar la propuesta para ser elevada al Parlamento”, indicó.

Problema. Por su parte, Gabriel Capurro, presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), comentó que en la reunión se expusieron de forma general los aspectos técnicos del control de la mosca de la bichera, la propuesta de gobernanza y las alternativas de financiación. El ministro prometió enviar el proyecto a las gremiales para sugerir aquellos cambios que crean oportunos.

“Sobre los aspectos técnicos, no hay discrepancias; el proyecto es sólido en ese sentido. Los problemas se plantean en la gobernanza del proyecto. Estamos viendo una gobernanza que sea positiva para todos. Estamos convencidos de que somos los productores los que tenemos que financiar porque es un proyecto para los productores; hay que ver de qué manera y cómo”, concluyó.