Ganadería / Remates

Vientres Supremos: la calidad hizo la diferencia

Demanda nacional e internacional por Angus de Frigorífico Modelo y La Rubeta y por Polled Hereford de Soc. Gan. San Salvador.Los 41 lotes se vendieron a US$ 5.985 de promedio, el máximo valor fue US$ 27.600.


Pablo D. Mestre.

Gente mirando al futuro… Sin dudas eso fue lo que se vio el viernes a la noche en la Rural del Prado.
Es que, el tercer remate de Vientres Supremos logró pasar por encima coyunturas circunstanciales tanto económicas, como de clima y de estados de ánimo, reflejando que la genética está más allá, que es un trabajo a largo plazo.

Por eso el ya clásico remate de vientres Angus extremamente seleccionados por la Alianza Genética de Frigorífico Modelo y La Rubeta, no defraudó. Y además la noche tuvo un ingrediente extra pues, por primera vez se ofertaban también vientres supremos Polled Hereford de Sociedad Ganadera San Salvador.

Todo en el marco de una excelente velada, a la que concurrieron criadores de todo el país y de países vecinos, en la cual estuvo hasta el mínimo detalle cubierto y hasta incluyó un show musical previo a cargo de Agustín Ruete y su “Rockola”, a los que se les sumó el Ing. Santiago Fernández Abella en un par de temas.

La Emoción. Con todos los ingredientes, como siempre con los negocios bajo la conducción de escritorios Ruben F. Cánepa y Valdez y Cía., y la administración del banco Santander, comenzó el remate.

Pero previo a ello Luis Fernández Echeverría destacó la calidad de la oferta en momentos difíciles para preparar animales tras la seca. Mencionó la no concurrencia de Frigorífico Modelo a la Expo Prado: “por razones obvias pues Rodrigo fue jurado, en una decisión económica, pero le dimos la oportunidad que pudiera demostrar la capacidad que tiene, lo que hizo de forma excelente”, por lo que pidió un aplauso para su hijo.

Luego recordó la trayectoria del año en las Expo Durazno y Nacional Angus, asegurando que “Frigorífico Modelo y La Rubeta siguen estando muy vigentes y mejorando año tras año”.

Las Angus. Se comercializaron 34 productos Angus a un valor promedio de US$ 5.933. El mayor destaque estuvo por el lado de 5 lotes comercializados en 50%, los que hicieron un valor medio de US$ 9.280.

Dentro de estos, una vaquillona Modelo Rubeta de la familia “Forjadora”, fue el destaque de la noche cotizando US$ 27.600, siendo adquirido el 50% en US$ 13.800 por una sociedad entre José Armentano SCA y Feranix, tras varios piques.

Otros valores sobresalientes fueron por cuatro terneras que fueron vendidas el 50%. Una adquirida en US$ 21.120 por el criador argentino Jorge Anisic, dos en US$ 14.488 c/u adquiridas por Carlos Pagés Pineda y la restante en US$ 14.400 comprada por Terragarba de Argentina.

Las Polled Hereford. Los 7 lotes se subastaron a un promedio de US$ 6.240.
Sobresalió la venta de 2 receptoras preñadas, adquiridas por San Gregorio en US$ 8.160. También una ternera y una vaquillonas, ambas compradas por Terragarba de Argentina en US$ 7.680 y US$ 7.200 respectivamente.

La Conformidad. Como “sumamente positivo”, lo catalogó al remate el Ing. Agr. Rodrigo Fernández Abella. Destacó que “sacrificamos muchos animales de la fila del Prado y se dio mucha puja”.

Por ello consideró que superó las expectativas, “fue el remate de más gente y más compradores nuevos que entraron al mercado y otros que repitieron por tercer año seguido”. En ese sentido destacó que además operaron: Terragarba, Jorge Anisic, Gustavo Mato, cabaña Bototí Picú, de Argentina y Pedro Salles de Brasil.

El Ing. Fernández mencionó que “también nos adaptamos al mercado y hubo valores de US$ 1.920”. Y, si bien el promedio general fue el más bajo en tres años, “es el que me deja más contento por la cantidad de lotes y por el momento”.

“Era un desafío muy grande, vender 41 lotes de elite en este momento, no es fácil, pero lo superamos con éxito”, dijo.

La proyección. Carlos Fernández lo catalogó como “muy satisfactorio, con la bajada natural de promedio respecto al año pasado, pero había 10 lotes más que en 2017 y sabemos lo difícil que está a nivel economía y estado de ánimo”.

De todas formas uno de los directores de La Rubeta dijo que “quedamos contentos, porque se colocó toda la oferta, se vendieron 5 reproductores al 50% por primera vez y estos sí a los mismos valores o por encima de los del año pasado”.

Otro tema importante para Fernández, fue que hubo 8 o 9 compradores nuevos, “de Uruguay y Argentina”.
Además mencionó la participación del Hereford en el remate, “en un país como Uruguay donde la raza es tan fuerte y tradicional”. Y destacó que por ejemplo Terragarba “se lleva Angus y Hereford uruguayo para Argentina”.

Ahora, dijo Carlos Fernández, “el compromiso es mantenerlo en este nivel y superarlo. Ya estamos pensando en cosas nuevas para el 2019”.

Tras todo esto, se comprobó, una vez más, que la calidad hizo la diferencia… Y que hubo gente mirando al futuro…

Rurales EL PAIS