Ganadería / Región

Se habilitó la importación de vacunos de Argentina

“No habrá una invasión de animales”, dijo Barre al respecto

Importación. Uruguay importa entre 50 y 60 animales por año, sobre todo, para mejorar la genética

Manuela García Pintos

Tras casi dos años de negociaciones, Argentina volverá a exportar bovinos reproductores y para engorde a Uruguay. La Dirección Nacional de Servicios Ganaderos (DGSG), del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP), aceptó el certificado, que deberá acompañar el envío de los animales, propuesto por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), organismo que depende del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, quedando así reabierto el mercado.

Uruguay importa entre 50 y 60 animales por año, sobre todo, para mejora genética. A propósito, Eduardo Barre, director de la DGSG, explicó a El País, algunas consideraciones sobre esta reapertura.

En primer lugar, señaló que hay un acuerdo del Mercosur, ya de varios años, para la exportación de ganado en pie para un lado y para el otro.

En 2018 hubo una actualización de la norma del Mercosur y durante casi dos años se trabajó en el certificado sanitario, por lo que hubo algunos cambios en los programas sanitarios de cada país.

“No hay una gran apertura así como para hacer una magnificación de la importación de ganado desde Argentina”, señaló el director de la DGSG.

Los dos certificados que se aprobaron son para engorde y reproducción, e hizo especial hincapié en que el de faena no está aprobado porque Argentina envió un modelo, pero Uruguay no estuvo de acuerdo con el mismo.

“También estamos trabajando de aquí para allá. Es decir, hay reciprocidad”, agregó.

Consideraciones. En consideraciones generales, el ganado proveniente de Argentina contará con una caravana verde, no podrá ser enviado a frigoríficos exportadores y deberá cumplir con una cuarentena de 30 días en el país de origen y 21 días en Uruguay, ambas aprobadas y auditadas por los servicios oficiales.

Ahora bien, Barre indicó que todo el ganado importado va a tener una trazabilidad caravana verde. “No va a llevar nunca una caravana salmón”, afirmó.

Eso significa que el ganado tiene que ser trabajado con ciertas normativas una vez que ingresa al país.

A modo de ejemplo, señaló que ese animal proveniente de Argentina nunca podrá ser faenando en un frigorífico exportador porque ningún comprador de Uruguay -tanto en procolo como en certificado sanitario- va a aceptar a un animal de otro país.

“Una de las primeras cláusulas que tiene cualquier protocolo o certificado sanitario dice que no aceptan animales de otro país. Siempre van a decir que deben ser nacidos y criados en el país de origen”, indicó.

Otro punto muy importante, que se da, por ejemplo, en el protocolo de China, es que si un productor importa a un animal y lo pone en su predio, ese campo quedará interdicto por un año para enviar animales a frigoríficos exportadores.

En ese sentido, Barre calmó las aguas y sostuvo que “no va a haber una invasión de animales”, ni que se abrirán las puertas al ganado, con ese entusiasmo con que la noticia ha sido informada por los medios argentinos.