Entrevista / Ganadería

Salvador Ferrer: “Somos el mejor banco para todo el sector agropecuario”

El presidente del Banco República destacó la importancia que le la institución al agro. “El campo es un pilar para la reactivación económica, entendemos nuestra misión como la de apoyar a todo el sector agropecuario a seguir siendo el motor de la economía”. Dijo que el banco tiene el deber de ser solución para el campo. “Ese es nuestro mandato y en eso estamos enfocados para hacerlo de la mejor manera posible”. Además, el Ec. Ferrer anunció que, desde el remate de esta semana, en Plazarural se otorgarán 120 días de plazo, a través del Fideicomiso Ganadero BROU.

 

Foto: Leo Mainé.

Pablo D. Mestre

-Además de Economista, tiene larga trayectoria vinculada a la banca privada, ¿cómo es su vinculación previa a asumir este cargo con el sector agropecuario?
-Mi trayectoria en la banca no fue con foco en el sector, pero tengo raíces familiares que me han vinculado, en particular un tío muy querido, Carlos Coubrough Menafra, que estuvo muy ligado al sector. Además de amigos y profesionales a los que he estado vinculado. Pero independientemente de mi vínculo personal, en esta circunstancia el banco país es el banco para el sector agropecuario.

-¿Banco país o banco rentable? ¿Cómo se compatibilizan estas definiciones?
-Las dos son absolutamente válidas. El República es el banco país. Entendemos desde el directorio que tiene que ser el banco para el sector agropecuario. El campo es un pilar de la reactivación económica y entendemos nuestra misión como la de apoyar al agro a seguir siendo un motor de la economía. Ese rol de banco de desarrollo, no va en desmedro que seguimos siendo también un banco comercial que tiene que generar resultados.

-Hace poco afirmó que BROU debe ser solución para el sector productivo, un socio para el productor. ¿Cómo se logra?
-Es parte del mandato expresado en la Carta Orgánica: tiene el deber de fomentar la producción de bienes y servicios de forma de contribuir al crecimiento económico del país. Así lo consideramos y en eso estamos enfocados, por eso encuentran hoy un BROU agresivo en el buen sentido de la palabra, ofreciendo las mejores condiciones posibles en tasas y plazos para acompañar a los clientes. En un contexto internacional de tasas bajas, hemos sido claros en la señal de apoyo a todos los sectores, ajustando de forma relevante las nuestras.

-¿Y en materia de plazos?
-Tenemos la posibilidad de acompañar los proyectos de nuestros clientes en la medida de las posibilidades. Hemos hecho un buen esfuerzo en esa materia y no debería haber razón para que un buen proyecto no encuentre en el banco país la respuesta adecuada.

-¿Cómo ve al sector agropecuario?
-Es el sector más relevante en nuestros negocios. Todos los subsectores y servicios conexos presentan perspectivas muy alentadoras ante un contexto de niveles altos de precios.

-¿Cuál es la política crediticia al sector?
-Las políticas crediticias del banco no han cambiado, debemos atender de forma relevante a todas aquellas empresas que tienen una vida económica por delante, no podemos dejarlas caer, especialmente en un año de pandemia donde muchas han pasado dificultades, hemos jugado un rol expansivo, atendiendo lo que decía la ministra Arbeleche de tratar de mantener a los motores encendidos. Por suerte el agropecuario, en general, no ha sido un sector afectado negativamente por la pandemia. Tiene perspectivas alentadoras, de forma que hay que buscar cómo apoyarlo. Y lo hemos hecho.

-Lo destacaron los arroceros en el lanzamiento de la cosecha…
-Le pusimos mucho foco durante el año pasado al sector arrocero que venía arrastrando una situación de endeudamiento compleja y sin solución de varios años. Lo encaramos, reformulamos ese financiamiento en condiciones atractivas para ayudar a que un sector pujante que año a año sorprende por sus niveles de eficiencia. Pudo reestructurar esas deudas históricas, financiar de forma adecuada la zafra pasada y por suerte estamos hoy viendo muy buenos rendimientos y con perspectivas alentadoras hacia el futuro. Lo pudimos ayudar de forma relevante y estamos contentos de haberlo hecho.

-¿Con el sector lechero?
-También desde el año pasado venimos trabajando mucho. Vale la pena mencionar la buena colaboración del Ministerio de Ganadería y del Inale, revisando desde algunos esquemas de financiamiento históricos. Hemos puesto foco en desarrollar soluciones que permitan la expansión de la cuenca. Analizamos y llegamos a la conclusión que el problema de la lechería se arregla con leche.

-¿Cómo es el crédito para la expansión productiva del sector?
-Es un sector estratégico para el desarrollo, de alta productividad con un producto bruto por hectárea que supera a los demás sectores del agro uruguayo y además genera una concatenación importante hacia adelante y hacia atrás en la cadena productiva. Por eso, con ese afán que esto se arregla con leche y tratando de ayudar al desarrollo de la cuenca, anunciamos este apoyo financiero que ofrece la mejor tasa del mercado, tiene plazos acordes a la inversión y necesidades de flujo de la empresa. Y lo que hemos llamado un componente anticíclico, es un crédito de plazo variable en función del precio de la leche, un viejo reclamo del sector, del propio MGAP, que finalmente logramos concretar en una inversión que es relevante. Asumiendo que pudiéramos destinar US$ 50 millones, que estamos con voluntad de hacerlo, sólo un 25% adicional a eso lo pone el productor, y suponiendo que toda esa inversión en capital fuera a vacas y pasturas, el impacto de producción de leche lo estimamos en algo más de 500 mil litros por día, o sea un crecimiento de aproximadamente un 10%. Son soluciones pensadas para el productor y ojalá sean así interpretadas.

-¿Cómo está la morosidad del sector agropecuario en BROU?
-El nivel de morosidad se mantiene. No hemos tenido incrementos durante el último año, pese a ser de pandemia, ni a nivel agro, ni a otros niveles de la economía. En buena medida por lo que hemos hecho de otorgar refinanciamientos y plazos adicionales. El BROU ha mantenido históricamente una morosidad por encima del sector privado, con una tendencia descendente y debemos seguir trabajando, pero no tenemos señales de alarma. De la mano de algunas posibilidades que nos permitió la regulación, el Banco Central, flexibilizando algunas normas, en particular lo que tiene que ver con la reclasificación de créditos, hemos podido dar extensiones de plazo, lo hicimos en 2020 y lo volvimos hacer en 2021, dar prórrogas a los clientes, atendiendo la emergencia. Por suerte, una vez más, el agro no es el sector que más ha sufrido. Es el motor que tira de la economía y es al que tenemos que alentar a seguir en esa línea.

-Arroceros reclaman la garantía de la futura cosecha, piden que sea un buen respaldo como lo fue antes. ¿Es viable?
-Es un viejo reclamo del sector arrocero que la prenda de cosecha sea reconocida por el Banco Central como válido y nos permita bajar la calificación de riesgo. No veo que haya voluntad de modificar eso, lo que no quiere decir que BROU no considere a la prenda sobre futura cosecha como un instrumento a la hora de otorgar el crédito y considerarlo una garantía.

-¿Cómo ve la evolución de las tasas de interés?
-A corto y mediano plazo vamos a seguir conviviendo con un horizonte de tasas bajas en términos históricos. Por eso mismo debemos estar preparados para que en algún momento se vuelva a un nivel más normal de tasas. Para el sector bancario es cada día más complejo convivir con este nivel de tasas pero así y todo, desde el Banco República hemos sido muy explícitos en señalizar hacia dónde queremos ir, con una política relativamente agresiva en materia de tasas y hoy tenemos las mejores ofertas de financiamiento, en el sector agropecuario en particular, en cuanto a plazos y tasas.

-¿En qué está el tema de la venta Citrícola Salteña?
-Tenemos moderado optimismo que vamos a terminar con una solución razonable. Estamos sorteando algunos obstáculos legales que nos permitan poder salir a anunciar el remate de la empresa. Además vamos teniendo, en paralelo, conversaciones con potenciales interesados, inversores. Y eso me permite ser moderadamente optimista de llegar a una solución razonable. Fue de alguna manera lo que nos motivó a financiar esta zafra, que lucía alentadora y que por las informaciones que recibimos viene siéndolo.

Foto: Leo Mainé

Plazarural: serán 120 días de plazo

a través del Fideicomiso Ganadero BROU

-Plazarural es un socio estratégico desde hace 20 años. Ahora, como una forma de llegar a más clientes en forma directa, resolvimos en estas horas que vamos a otorgar 30 días adicionales de crédito, a los 90 días que ya otorga el vendedor en el remate. Estos 30 días serán a costa del banco, en la medida que los clientes incorporen el Fideicomiso Ganadero BROU como alternativa. Buscamos por un lado promover esta muy buena solución que es el Fideicomiso y por otro poder llegar a más clientes y apoyar al sector. Es de manera promocional por un tiempo. Estamos muy contentos de la sociedad que tenemos con Plazarural y esto nos va a potenciar el apoyo al sector y así llegar a más clientes. Esto ya estará operativo a partir del remate de esta semana.
En línea con esto, la firma Valdez y Cía., también anunciará en estas horas mecanismo de financiación otorgando más plazo para sus clientes que adopten el Fideicomiso Ganadero BROU.

“Muchas veces no se conocen

nuestras soluciones financieras”

 

-¿Qué herramientas destaca para la agropecuaria?
-Para cada necesidad del campo, cualquiera sea el proyecto a encarar, el banco tiene la solución y si no la tuviéramos debemos trabajar para encontrarla. Somos el mejor banco para el sector agropecuario y toda su cadena agroindustrial, pero seguramente tenemos cosas para mejorar y en eso estamos enfocados. Lo que he notado es que, muchas veces, nuestras soluciones no son del todo conocidas por nuestros clientes, y a veces incluso hasta dentro del banco. Estamos trabajando en eso con todo nuestro equipo, para que se conozcan. Tenemos soluciones para capital de trabajo, para financiamiento de cultivos, adelantos en la comercialización, alimentación animal, compra de animales, compras en remates y ferias y de mejores equipos. Lo podemos agrupar en el Agro Crédito, un producto muy bien reconocido, que atiende las necesidades de capital de giro de los clientes, funciona con la famosa chequera del Agro Crédito que el productor la tiene disponible y la utiliza cuando la necesita. Es un producto muy valorado.