Ganadería / Zafra de ovinos

Rodrigo Granja: “Nos ilusiona pensar un Uruguay con 12: de ovinos”

El presidente de la Sociedad Criadores de Corriedale cree en la eficiencia del productor ovino y en lo rentable del rubro, “será cuestión de lograr mejorar esas condiciones productivas para poder desarrollar el negocio en igualdad de condiciones con otros rubros”, aseguró.

Pablo D. Mestre.

¿Por que hay que comprar buenos carneros?

Entendiéndose por buen carnero, aquel animal apto reproductivamente, con merito genético superior orientado con los objetivos de selección de quien vaya a adquirirlo, y con caracteres fenotípicos deseados, es sumamente importante a la hora de elegir un reproductor asegurarnos estas características. El sello de calidad MO, otorgado por el SUL, asegura la aptitud reproductiva del animal y la definición racial del mismo. Si a esto sumamos la posibilidad de contar con datos objetivos del reproductor (DEP), tendremos asegurados los aspectos fundamentales que definirán el éxito de la encarnerada así como el progreso genético de nuestra majada.

¿Cuánto inciden en la decisión los datos objetivos?

Los datos objetivos de DEP son la herramienta más precisa y potente con la que contamos para asegurar el mérito genético del reproductor a adquirir. Los sistemas de Evaluación Global, mediante los cuales obtenemos los DEP de un animal, a diferencia de los Flock Testing, permiten evaluar reproductores que fueron criados en distintas cabañas y ambientes, por lo que si un animal tiene un buen dato de EPD para alguna característica deseada, este trasciende el ámbito y las condiciones en que fue criado. La incidencia de elegir animales con buenos datos para esa característica deseada es fundamental, y es la forma más eficiente de lograr un seguro progreso genético.

¿Cómo ve el mercado de ovinos?

Estamos en la “gatera” de una nueva zafra de reproductores. El mercado global esta turbulento. Los últimos altibajos derivados del enlentecimiento del mercado chino por los problemas conocidos (Coronavirus) han puesto en baja a todas las materias primas. La lana no fue la excepción (los indicadores australianos estuvieron a la baja esta semana pasada). Sin embargo, por más que haya habido algún altibajo reciente, tenemos expectativas de que los buenos precios de la carne se mantengan el año entrante. Esperamos una zafra que se vaya realizando con normalidad, el mercado marcara el precio de los reproductores, pero convencidos de que en valores razonables, lo que el cabañero más quiere es vender los productos que preparo para dicha zafra, por tratarse de un producto “perecedero” por llamarlo de alguna manera.

¿Hay señales de recuperación de stock? ¿Por dónde pasa el estímulo para ello?

La recuperación del stock es tan necesaria como posible, sin embargo todos los actores del rubro concuerdan en que la misma no se dará “mágicamente”. El estado de animo del productor es fundamental, ya que la decisión de retener vientres y encarnerar es una decisión solo suya. Para ello debemos levantar las conocidas restricciones que aquejan al rubro ovino, las cuales enumerar sería “llover sobre mojado”. La voluntad del sector político que tomará la conducción del país a partir de marzo, de mejorar estos aspectos que aquejan a toda la pecuaria, no sólo la ovinocultura, está manifiesta y es conocida. Creemos en la eficiencia del productor ovino y en lo rentable del rubro, será cuestión de lograr mejorar esas condiciones productivas para poder desarrollar el negocio en igualdad de condiciones con otros rubros. Pensar en un Uruguay con doce millones de lanares es algo que nos ilusiona. Tenemos cifradas esperanzas en que esto se pueda dar.

¿Qué futuro le ve al rubro Ovino?

El futuro del rubro ovino está directamente relacionado con lo expresado anteriormente. No cabe duda que es un rubro altamente rentable, un rubro que produce fibras y carne de alta calidad, muy buscadas en los mercados “Premium”, es complementario de cualquier otro sistema productivo que desarrollemos y que con un manejo adecuado puede dejar ingresos muy importantes en el establecimiento. Sera fundamental para asegurar ese futuro, tener condiciones productivas que permitan el normal desarrollo del mismo

¿Qué le pide al próximo ministro Ing. Carlos María Uriarte específicamente para el rubro ovino?

Como dije anteriormente, estamos convencidos de que las autoridades que tomarán las conducción del país a partir de marzo, harán todo lo necesario para garantizar el normal desarrollo de la producción nacional. Sabemos que el Ing. Uriarte es productor y que ha vivido en “carne propia” muchos de los problemas que aquejan a la producción ovina. Creemos también en la eficiencia del equipo que lo apoya, por lo que el pedido es que ejecute lo expresado con tanta claridad con respecto a perros y otros predadores, que no se olvide de que erradicar la mosca de la bichera (uno de los principales flagelos de la pecuaria) es posible y necesario,  y que continuemos todos trabajando en pos de seguir abriendo mercados para este y otros rubros, ya que ello nos beneficia a todos los uruguayos.