Ganadería / Remates

Remate virtual de Valdez en Patria Gaucha, fue reflejo del mercado

Para Valdez y Cía. era un desafío importante, en un lugar tradicional como la Patria Gaucha y en un momento particular. Pero lo sacaron con éxito.

“Teníamos varias alternativas y optamos por esta de ser locatarios en la Patria Gaucha, Valdez quería estar presente como siempre en el remate de caballos, más esta pantalla”, aseguró Ricardo Pigurina. Es que dijo que “era un desafío por el momento climático que estamos viviendo que compromete mucho la concreción de los negocios”.

Por su parte el martillero Alejandro “Nano” Núñez dijo que “son momentos de ir haciendo mercado, a medida que pasa el tiempo, con el cambio de estación, los momentos de hacer forraje a cielo natural se van terminando. Sabíamos que era un momento complicado, difícil, pero teníamos que hacer mercado, como lo hicimos. Y habló el mercado”.

Los negocios concretados, fueron: vacas invernar: 1,185, 1,15 y 1,168; vaquillonas: 1,66, 1,60 y 1,618; piezas de cría: 322, 287 y 306; vacas y vaquillonas preñadas: 526, 460 y 482; novillos de 1 a 2 años: 1,87, 1,73 y 1,783; novillos de 2 a 3 años: 1,60; novillos más de 3 años: 1,57, 1,45 y 1,50.

Nuñez Lecumberry agregó que si bien quedó algún lote sin vender, con algún precio pre establecido, los ganados buenos sola marca, de estancias, “tuvieron su valorización destacada, como los novillos de Frigorífico Modelo, y otro ganado origen del Modelo”. Pero, agregó, “evidentemente la categoría de vaquillonas fue peleada, porque está con muchos kilos, la liviana se vendió bien, pero la que está entre 260 y 360 kilos, precoz, diente de leche, un animal que hay que continuarlo en buena comida, que es lo que hoy falta: disponibilidad de comida, de forraje, fue más dificultosa”.

Analizó que “en un momento donde el ganado gordo ha tendido a estabilizarse, a bajar un poco su precio, con entradas más largas. Eso también genera cierta incertidumbre para este tipo de negocios, en este tipo de ganados”.

Por su parte Pigurina dijo que se vienen desafíos, “un invierno quizás más complicado, medidas de ajuste de carga para prevenir”. Pero sostuvo que “el negocio sigue, no se tira la toalla, se sigue peleando por parte de los productores. Como lo están haciendo y nosotros seguimos aportando lo nuestro para ello”.

Es que la firma Valdez en 101 años pasó por secas e inundaciones. “Este tipo de ventas virtuales nos da la posibilidad de vender un gran porcentaje de lo que se ofrece por lo que permite la tecnología. El productor agropecuario es una de las personas más tenaces y la inversión en genética que se ha hecho defiende mucho en estos momentos”, afirmó Nano Núñez.

Rurales EL PAIS