Ganadería / Remates

Plazarural vendió 54.603 vacunos en el último mes

En el segundo remate de abril fueron 17.559, el 86,5% de la oferta.

 

Logrando dispersar 17.559 cabezas, el 86,5% de lo ofertado, Plazarural cerró un mes extraordinario. En los últimos 30 días el grupo ofertó 66.539 vacunos, de los cuales vendió efectivamente 54.603.

“Fue un desafío grande con las más de 21 mil reses que el consorcio ofreció en su segundo remate del mes, con mucha incertidumbre por lo que pasa con la agricultura y la falta de agua en el país”, analizó Alejandro Zambrano Zerbino.

El presidente de Plazarural dijo que luego de un inesperado primer día, “donde los negocios cortos sorprendieron al mercado” (se vendieron casi 4.000 terneros a US$ 2,17); ayer se vio un mercado más corriente en la ternera “manteniendo el promedio de US$ 1,78, pero mejorando la expectativa en el resto, incluso en los preñado con casi 75% de ventas de la voluminosa oferta a un buen promedio de US$ 525 .

Zambrano aseguró que la dinámica quedó claramente reflejada “por la puntualidad en que se condujeron las ventas en todo momento y la cantidad de gente que participó en vivo desde el hotel Cottage (con sorteo de premios entre todos los asistentes).

Y así, dijo, “Plaza demostró una vez más la fortaleza del sistema de ventas, casi que único en el mundo, que alcanzó valores de referencia difíciles de conseguir en negocios en el campo”.

Muy bueno.

El Ing. Fernando Indarte Gianoni destacó la “altísima colocación de terneros enteros y destetados “, así como las vacas invernada, “con gran mercado siguiendo el mercado del ganado gordo”. Dijo que estos negocios cortos, así como el novillo grande, “que estuvo muy demandado para encerrar”.

En todas las hembras, el Ing. Indarte sostuvo que influyó significativamente la calidad de los ganados. “Fueron bien vendidos los ganados preñados de buena clase teniendo en cuenta que paren en primavera”. En esta categoría, resaltó que el máximo fue por lote Hereford de la liquidación de Catalogne en Salto”.

Para Indarte, el resultado de este remate, “es una muestra más de la dinámica que está teniendo la ganadería, tanto en faena, como en reposición”.

Dentro de ello dijo que “el negocio más corto subió, de la mano de la suba del gordo, con expectativa que se valorice”.

Y en la cría, “los ganados definidos cotizaron, lo que se enmarca en la clara apuesta a la calidad de la cría y es bueno”.

Indarte analizó que “es una de las primeras veces que, en un traspié climático, los ganados cotizan” y mencionó que afuera hay demanda por lo que la industria faena todo lo que hay y eso le da dinámica”. Y con la reposición igual, “mucha tecnología nueva, la gente tiene menos pereza de dar ración y se superan estos momentos difíciles como los de ahora. La gente puede ajustar carga sin malvender el ganado, sino todo lo contrario”, expresó.

Rurales EL PAIS