Expo / Ganadería

Más de 550 ejemplares en la Expo Nacional Angus en Florida

Sebastián Mercant, presidente de la Asociación Rural de Florida, destacó que el viernes se cumplirán todos los protocolos, igual que el año pasado. Informó que habrá más de medio millar de Angus, en actividad que tendrá la calificación por la mañana y la venta, a cargo de Zambrano & Cía., desde la hora 14,30 en punto. Se transmitirá por web la jura y en TV cable y redes el remate. Además, el Técnico Agropecuario Mercant Abella detalló las múltiples actividades que realiza la institución “que nunca paró, porque lo peor es quedarse quietos…”.

Sebastián Mercant, presidente de la Asociación Rural de Florida

Pablo D. Mestre

El próximo viernes, en la Rural de Florida se realizará la Expo Nacional Angus, una vez más la primera actividad con público en el sector agropecuario, tal como sucedió en el año 2020. “El año pasado fuimos la primera exposición que se hizo después que arrancó la pandemia, con el apoyo de ARU y tuvimos la presencia del Ministro Uriarte acompañado por varios jerarcas y la Intendenta de Florida”, mencionó el Técnico Agropecuario Sebastián Mercant Abella.

-¿Cómo será el protocolo ahora?

-Se fumigarán los autos a la entrada, habrá sólo un acceso a la Rural, contra la pista de jura, además se tomarán los datos de todas las personas, se tomará la temperatura y si alguien no tiene, se le dará tapabocas. Al finalizar la jura, se cierra todo y se abre sólo una entrada al local de feria y se vuelve a hacer lo mismo.

-¿A qué hora empieza la jura?

-La idea es que sea sobre la hora 9, porque son muchos animales que participan.

-¿Cuántos son?

-Habrá más de 550 Angus. Serán 176 vientres (60 SA y el resto pedigree) y 24 terneros a premio, y en torno a 375 reses, mayoría SA, a venta.

-¿Quiénes son los jurados?
-El Dr. Alberto Amaral y Dr. Jorge Molina.

-Vuelve el ternero del año…

-Sí, por segundo año. Tienen que ser animales de año, la única categoría que no tiene obligación de venta, el resto todo tiene que pasar por la pista de ventas. Pero, para poder traer un trío de terneros es obligatorio, como mínimo, traer un brete de hembras a exposición.

-¿Cómo es el programa?

-La jura termina al mediodía. Habrá un almuerzo. Y desde la hora 14,30 el remate, como siempre a cargo de Zambrano en 12 cuotas y 90 días para los ganados de feria SA que no concursaron. Y con Scotiabank.

-¿Se transmite?

-Sí. La jura en web y el remate por Directv, CampoTV y por la web de Zambrano.

-¿A qué adjudica este momento de ARF?

-Las instalaciones son muy buenas. Permite cumplir con los protocolos. Es muy grande, con varias pistas y mangas. Por eso hemos crecido en actividades de remates y exposiciones más allá de la propia inquietud de la Directiva.

-¿Qué otras actividades realizan?

-Tenemos una planta de certificación de semilla fina, con dos máquinas y ahora estamos comprando una tercera para pre limpieza y certificación. Este año hicimos un galpón de 800 metros cuadrados para el acopio de semilla procesada. A su vez tenemos una planta de silos, con contratos con ADM, Maltería del Uruguay, el Molino de Florida y TGL. El local de feria, y en la sede central en el centro de Florida, en la cual le brindamos al socio diversos servicios. También, tenemos instalada en la Rural la fábrica de los durmientes del ferrocarril central, se van a confeccionar 600 mil durmientes, ya va el 50%, lo hacen empresas italianas y portuguesas. Y estamos por cerrar el acuerdo con el gobierno y con la ANP para hacer el puerto seco en el predio de la Rural de Florida. Está presentado el proyecto.

-¿Cómo ve este momento?

-Es fundamental que en los rubros agrícola, ganadero, lechero, no se ha parado nunca y hoy tenemos demanda del mundo y todo vale: la carne, la leche, los granos. Entonces, si bien no hay que perder el respeto a la pandemia, no sería bueno hacerlo, sí hay que buscarle la manera de seguir funcionando, trabajando y aggiornándonos a todas estas situaciones e ir saltando obstáculos. Es lo que la ARF viene haciendo. Porque lo peor que puede hacer una institución es quedarse quieta.