Agricultura / Ganadería

Julio Blanco: “El ánimo del productor agropecuario ha cambiado este año”

Está al frente de Interagrovial SA, empresa familiar, de segunda generación y con algún integrante de la tercera trabajando, que ya tiene 54 años en el mercado de maquinaria agrícola, y desde hace 35 es representante oficial John Deere. Además, hoy con dos unidades de negocios más: Construcción y Forestación para Uruguay y litoral argentino. Por otra parte, el Cr. Blanco se explayó sobre el proyecto ganadero que desarrolla con su familia buscando “la mejor conversión de pasto en carne”. Y también dijo su posición frente a lo que considera es fundamental para que se duplique la producción de carne de acá al 2030.

Pablo D. Mestre

-¿Cómo es la operativa agrícola de Interagrovial?
-En nuestro negocio de Agro atendemos con servicio y repuestos a máquinas agrícolas de cosecha y siembra que representan más de la mitad del área de producción de granos del país. Tenemos una estructura de 25.000 metros cuadrados cubiertos de instalaciones, en 18 puntos de venta instalados en 16 de los 19 departamentos. Opera sobre un ERP SAP Hana instalado en 2008 y un área de servicios compartidos dirigida por un ingeniero en sistemas que está liderando un proceso de digitalización de todo Interagrovial. Somos una organización de más de 600 personas trabajando directa e indirectamente. La unidad Agro está liderada por personas de muchos años de experiencia, la mayoría con entrenamiento certificado en John Deere, en repuestos, servicio, agricultura de precisión, ventas, territoriales, todos talentos de hace muchos años en nuestra empresa. A estos líderes, junto a decenas de técnicos y vendedores certificados, es a quienes les tenemos que dar un gran agradecimiento ya que son los que hacen posible nuestro éxito.

-¿Cómo es el portafolio de marcas?
-A John Deere, nuestra marca, además le agregamos otras que complementan el portafolio de soluciones para el productor, como PLA adquirida recientemente por John Deere, y Pirelli.

-¿Cuál es el objetivo?
-Tenemos un propósito claro que es ayudar a la sustentabilidad económica y ambiental de los productores uruguayos. Llegar al productor desde un punto de venta o centro de servicio cercano, con servicio certificado, el repuesto a buen precio y con garantía.

-¿Cuál segmento está fuerte?
-El Agrícola de secano, Agrícola ganadero de secano, donde vemos una diversificación de cultivos de invierno y verano cada vez más saludable. Nuestras soluciones son de preparo de suelo, siembra, cuidado del cultivo y cosecha, protección de los equipos, conectividad y gestión de los datos. En arroz, además de todo lo anterior, ofrecemos algunas soluciones de nivelación. En ganadería y lechería además estamos liderando en alimentación forrajera en heno, y con mucho crecimiento en picado y silo. Nuestra alianza con Mary nos ayuda mucho y es un ejemplo de calidad y servicio.

-¿Cómo es la financiación?
-Para favorecer la decisión de inversión contamos con un plan de financiación a 7 años con tasas fijas muy competitivas, aun a pequeños productores, lo que significa agregar valor a la cadena productiva. En lo que refiere al Fideicomiso, tenemos que agradecer al Banco Interamericano de Desarrollo que nos eligió como empresa ancla en esta iniciativa de ellos en el sector privado, y donde tuvimos que pasar “due dillingences” y auditorias muy duras para poder calificar.

-¿Por dónde pasa la investigación?
-Ahora estamos en un tiempo de nuevos procesos de negocio, en donde el avance tecnológico y John Deere nos llevan de la mano. La conectividad y el manejo de los datos es lo que va a pasar a primar ahora. Cada vez más maquinas están siendo conectadas y monitoreadas a distancia, cada vez más soluciones y aplicaciones de servicio preventivo, de mantenimiento y de transmisión de datos están siendo adoptadas por los productores.

-¿Cómo es el nuevo portal?
-My John Deere, o el centro de operaciones, es un portal donde el productor centra todos los datos de su campo, por lote, por cultivo, donde almacena todos los datos y los procesa. Las máquinas van subiendo a ese lugar todos los datos que generan. Los agrónomos y los dueños, tienen su información para la toma de decisiones en ese lugar. Además de ver “on line” todo lo que va pasando. Si yo voy a aplicar un fungicida por ejemplo, ahora sé cuánto aplico en cada pixel del campo, con cuánta deriva en cada momento, con cuánta humedad, y todo eso me quedó registrado. Y así con cada tarea en cada lote. Esto ya está disponible. La última gran revolución de la agricultura había sido con el laboreo químico a finales de los años 70 con la consecuencia de la siembra directa. Ahora, entendemos que estamos en la revolución de la conectividad y los datos.

-Cuidando el medio ambiente.
-Exactamente. Acá está el paso gigante que se está dando en medio ambiente, dados los ahorros en agroquímicos, fertilizantes, y menos horas de máquinas. Tenemos una política medioambiental donde se define la prioridad y el compromiso de Interagrovial: inversiones en tratamiento de efluentes, mayoría de la flota de vehículos eléctricos, la casa central y las sucursales de Tomás Gomensoro y Tacuarembó con 90% de energía renovables en base a paneles solares y toda la iluminación de la red y casa central en Led. Estamos dando más pasos este año con la presentación de un proyecto de inversión de US$ 2 millones basado en energía más limpia.

-¿Cómo está el negocio de maquinaria agrícola?
-Está teniendo una recuperación este año, de algo más del 15%, luego de un rezago grande en inversión de maquinaria en los últimos 5 años. Fue un tiempo de reconversión de la agricultura que ya conocemos, que la misma realidad de suelos y costos del Uruguay ha determinado.

-Eso habla de un cambio de ánimo.
-Sí, a pesar de lo fino de los números y en algunos casos problemas serios de rentabilidad, el ánimo del sector agropecuario para invertir ha cambiado este año. Y las inversiones se dan tanto por reposición de uso como por la adopción de la tecnología de la generación actual de máquinas y sistemas que son claves para adecuar los costos de producción.

Ganadería. 

-Además de empresario, es productor ganadero. ¿Cómo es el proyecto productivo?
-En la familia continuamos la actividad agropecuaria. Nuestro emprendimiento ganadero está radicado en Caraguatá, es dirigido por dos veterinarios referentes y está basado en un programa de mejoramiento genético buscando “Genética Funcional” como lo apodamos. Allí procuramos tener una hacienda que transforme, lo más eficientemente posible, el pasto en terneros. Para ello tenemos dos planteles: uno Angus y otro Polled Hereford, y un programa de selección que está cumpliendo 23 años de una estrategia genética ininterrumpida y coherente con los mismos objetivos. Seleccionamos fuertemente por fertilidad, facilidad de parto, longevidad, y rusticidad, procurando al mismo tiempo un balance con caracteres que hacen a una res carnicera.

-¿Cómo es el manejo de la cría?
-Implementamos un manejo reproductivo controlado en nuestro rodeo de cría que supone la aplicación de diferentes tecnologías como el chequeo reproductivo de los toros, programas de IATF seriadas, un estricto monitoreo de los entores a todos los vientres, una registración acorde para determinar los animales más eficientes, entre otras. Se trata de un manejo que, junto a la genética que creemos adecuada, nos ha permitido tener muy buenos indicadores reproductivos, sostenidos en el tiempo, y en una escala importante. A su vez, contamos con un ingeniero agrónomo referente en nutrición de suelos, con el objetivo de la producción de pasto basada en la preservación y regeneración de suelos, con parcelas y pastoreo ultra intensivo, unido a un proyecto de inversión de bebederos en la parcela.

-¿Cuál es el objetivo productivo?
-Esta aptitud de nuestras vacas, que vienen de esta selección ininterrumpida desde hace más de 23 años, unida a un biotipo fértil y adaptado al ambiente, asociada a una buena sanidad y adecuada nutrición, nos da un buen sistema productivo en que hay una buena conversión de pasto en terneros, sustentable económica y ambientalmente, que probablemente en algún momento nos dará la oportunidad de aprovechar algún bono de carbono. Este esquema, más un buen equipo de trabajo en el establecimiento en donde la gente es tan relevante, es lo que nos ha permitido ir llegando a las metas que nos hemos trazado.

Un gobierno receptivo

y el desafío para el año 2030…

 

¿Cómo ve al país?
-A nivel macro las debilidades son los 5 puntos de déficit fiscal Pre covid y 70 puntos de deuda sobre PIB. Las expectativas empresariales en general son aún negativas, pero de recuperación en corto y mediano plazo. De todos los indicadores macro el que más preocupa es el empleo.

-¿Por dónde ve la salida?
-Nuestro buque insignia es la ganadería. Un país con casi todo su territorio de praderas y pastizales de clima templado, que como Nación nace en base a esta riqueza, debería tener como prioridad absoluta el desarrollo de su riqueza ganadera y lechera, además del posicionamiento y mercadeo de sus carnes. La producción en pastizales de clima templado y el potencial de integración con la forestación hace una ventaja y oportunidad única de ofrecer al mundo proteína de alta calidad, amigable con el medio ambiente y sustentable. Una ganadería inclusiva, que todos los uruguayos puedan soñar y participar, que se generen las oportunidades de ser ganaderos, tamberos u ovejeros, o formar parte de la cadena agropecuaria.
Además de una agricultura de granos y forrajera con un potencial de crecimiento que se seguirá haciendo más y más sustentable con la conversión a carne.

-¿Qué falta?
-Creo que lo que falta es el compromiso del gobierno y de toda la cadena de valor de proponerse un objetivo fuerte a largo plazo y una estrategia o camino a seguir. Por ejemplo, el objetivo de duplicar la producción de todas las carnes en Uruguay, y seamos productores carbono positivos, y posicionados como los de mejor calidad , para el año 2030.

-¿Cree que se hará?
-Tenemos la suerte de tener un gobierno con gran receptividad para hacerlo, y junto a los privados destrabar los obstáculos y abrirnos al mundo. Uruguay una marca de excelencia, de calidad, de nicho. Hoy, como estamos, más de medio país se mueve con el agro negocio y todo su efecto multiplicador. Imaginen duplicarlo.
En todo esto, los inversores extranjeros sean bienvenidos, fue excelente la frase del presidente del BCU: “Uruguay debe hacer los deberes para jugar en la A…”.

En costos logísticos, las obras viales en curso, más las que se agregarán que ya fueron anunciadas por este gobierno en campaña electoral como la navegación del río Uruguay o el corredor de ruta 6 hasta Vichadero, abrirán nuevas fronteras productivas, zonas del Uruguay que no se han podido desarrollar.

La seguridad rural también es un tema de productividad, de radicación de la familia rural, de competitividad de país; que por fin ha existido la sensibilidad adecuada y se está enfocando.

Vemos con optimismo lo que se viene.

Expo Prado.

—¿Cómo será el stand en la Expo Prado?

—Estaremos en el Prado, en el stand de Interagrovial con un Centro de Operaciones John Deere para recibirlos y con las mejores soluciones en equipos agrícola – ganadero.