Entrevista / Ganadería

Felipe Bove Barriola: “Uruguay brinda la seguridad alimentaria que pide el mundo”

El presidente de la Sociedad Criadores de Hereford del Uruguay reconoció que en estos momentos la incertidumbre a nivel mundial complica las operaciones en el sector agropecuario, pero confió en una salida con inversión. Dijo que “a diferencia de una empresa en Montevideo, las actividades del campo no se pueden parar”. Confió que de a poco se reactive la demanda por las carnes uruguayas, que son el motor de salida del país. Además Luis Felipe Bove destacó que la Sociedad Criadores de Hereford, si bien ha debido suspender o postergar actividades, continúa firmemente en las líneas de investigación que realiza con INIA, las que se intensificarán incluso en este tiempo.

 
Pablo D. Mestre

-¿Cómo ve al mercado ganadero del país?
-Lo que está sucediendo ahora es que los establecimientos agropecuarios vienen concretando algunas inversiones y haciendo trabajos ya planeados, pero por delante se viene una incertidumbre a nivel mundial, que llegará. Hoy estamos cosechando lo que ya teníamos: ya teníamos las semillas y fertilizantes. Pero se vienen incógnitas de cómo va a evolucionar el mercado de la carne a nivel mundial y cómo van a estar operando las plantas frigoríficas en el invierno. Y esta incertidumbre hay a una parte que le llega un poco peor, los que vienen complicados por una seca que es realmente muy grave en una zona importante del país. Más, entrando en un invierno con una incertidumbre y situaciones totalmente críticas, que va a perjudicar. Después, cada sector, los invernadores, los con agricultura para hacer puentes verdes, estará viendo por delante una situación distinta. Cada administrador debe estar imaginando distintos horizontes de acá a fin de año, tratando de definir planes de trabajo como no se estaba acostumbrado hasta ahora.

-El mercado de reposición ha marcado buena demanda y firmeza. ¿Cómo lo explica?
-Hay partes de operaciones ya planificadas, con las praderas ya sembradas, algunas que empiezan a venir. Y por ejemplo los terneros es una inversión de acá a un plazo más largo, da un margen distinto. Un ternero de hoy pensamos que va a salir para ventas feed lot a mediados del año que viene, o gordo a fin del año que viene. Una inversión con más margen de maniobra que permite salir en distintos momentos habiendo ganado kilos.

-¿Cómo cree que puede seguir el negocio?
-Cada establecimiento es una realidad distinta. Estamos en un sector que es difícil cerrar como por ejemplo una empresa en Montevideo por un tiempo. Las praderas se vienen, los verdeos se vienen. Es un sector que ha atravesado distintas crisis, como las secas, la Aftosa, y siempre con espíritu de inversión, de seguir para adelante, con un espíritu de empujar, de tratar de atravesar las situaciones críticas de la mejor manera. Hoy es un sector que tampoco ha vivido las consecuencias de la crisis, que pueden llegar más adelante y ahí está el optimismo.

-¿Cómo se imagina el día después, la nueva normalidad?
-En el mercado de la carne vamos a tener una nueva realidad, donde el mercado de alto valor, Europa, Estados Unidos, que nos pagaban los precios más altos por algunos cortes de carne, son los que están más comprometidos y mostrarán menos interés en el corto plazo. El de China se está reactivando, según mensajes que llegan y sería comprador. Nosotros el precio que recibimos es un promedio de lo que pagan los distintos mercados mundiales y esto nos llevará a un nuevo valor de la res, que estará por debajo de lo que vivíamos en los últimos años. Pero esperemos haya una buena demanda. En el exterior el comprador lo que más valora es la calidad sanitaria, una carne sana, inocua, la seguridad alimentaria, y eso cada vez se le va a dar más valor en el mundo. Y Uruguay en eso se destaca con la trazabilidad y la articulación público privada que existe.
También es importante que a los productores nos llegue lo que está pasando a nivel mundial en las carnes, las tendencias, que nos transmitan para planear mejor y responder cuando aparezca la demanda. Estar preparados para esos momentos.

-¿Es optimista?
-Sí. Tenemos un producto que tendrá mucha demanda mundial, que debemos seguir trabajando a nivel país en la misma línea de calidad sanitaria. Creo vamos a perder los mercados de alto valor por un tiempo, ante la nueva realidad del turismo mundial.

-¿Cómo está Hereford hoy?
-El trabajo de la sociedad lo divido en tres partes. En primer lugar la investigación, que desarrollamos en conjunto con INIA. En los últimos años lanzamos nuevas investigaciones que se vienen desarrollando bien. Ahora estamos en un período que necesitamos consolidar esos datos, de Índice de ciclo completo, de eficiencia de conversión, de genómica, avanzar en la parte de emisión de gas metano, eso sigue en pie. Sobre todo ahora que estuvimos en el Congreso Mundial Hereford, vimos que las líneas de investigación que propone INIA son las que están a la vanguardia a nivel mundial. Debemos seguir esa línea. La investigación no se ha frenado.
El nuevo presidente de INIA (José Bonica) va en línea con los intereses del sector ganadero en avanzar en estas líneas que terminen convirtiéndose en cosas que se puedan aplicar en los establecimientos.
La segunda parte es la de los rodeos comerciales. Ahí se divide en dos focos: en el Congreso Mundial tratamos de mantener el interés mundial por la genética Hereford uruguaya. Si bien no hemos logrado derribar esas barreras, tratamos que el interés se mantenga alto para que cuando caigan, poder exportar más material genético. Ha habido de vaquillonas, pero queremos sea más grande.
Además, tenemos dos ventas en el marco de la Expo Nacional y de la Primavera Hereford, con ofertas de ganados MH para los rodeos comerciales.

-¿Se suspendieron, o están postergadas?
-La Nacional se suspendió, la trasladamos para el año que viene, porque todo esto tiene una inversión de las cabañas de seguir manteniendo los animales en praderas, preparándolos. Y hoy con la incertidumbre actual no vale la pena continuar con esa inversión. Además, estaba pensada para hacerla en Minas, zona complicada con la seca. Y hay que responder rápido a eso.
Y la Primavera Hereford, será en noviembre o diciembre, organizado por la Asociación Rural de Florida.

-¿ Y el tercer grupo de actividades de la raza?
-Justamente los eventos sociales, como la Nacional, o la gira, que hoy la tenemos en suspenso. Estamos atentos a la sugerencia del gobierno. Son eventos muy importantes para la raza, para la Sociedad y muy valorados por los socios. Es una lástima, con este panorama complicado. Pero este será un año de pocas actividades con gente en general.

-¿Cómo sigue la actividad de Hereford entonces?
-A nivel de cabañas, el Prado y luego toda la zafra de ventas de reproductores que confiamos ya haya vuelto a la normalidad el país. Estamos en contacto permanente con cabañeros, ya pensando en todo lo que sigue.

-¿Está en agenda hacer actividades en forma virtual?
-Está en agenda desarrollar más la parte virtual, buscando ideas, conociendo que lo virtual se maneja con más facilidad de lo que imaginábamos. No estaba desarrollada en Uruguay y rápidamente nos estamos reuniendo por zoom, etc. Vamos a tener actividades virtuales por delante. Pero también es un momento de pensar en actividades conjuntas, con INIA, Plan Agropecuario, ARU, las gremiales, va a ser momento de juntarnos y pensar en cosas para mantener esas jornadas que se dan en el campo.

-¿Cómo ve la actuación del gobierno ante esta nueva realidad a la que se enfrenta el país y el mundo?
-Valoro mucho de este gobierno la prudencia que ha tenido en todas las medidas, cómo se está asesorando con profesionales, cómo está discutiendo los temas y no cambiándolos. Ni bien apareció el Covid-19, surgieron teorías de cosas para hacer y este gobierno resolvió actuar con prudencia en el día a día, tomando decisiones, evaluándolas con tiempo. Es un gobierno que no duda en tomar una decisión cuando hay que tomarla, sabe reconocer errores, y que está pensando en todo el país. Es muy positivo. Estaríamos viviendo una especie de caos si estuviésemos yendo para adelante y para atrás, o si hubiésemos entrado en esa cuarentena obligatoria o en esas cosas que se proponían. El gobierno evalúa los temas, avanza con la prudencia que merece y es reconocida a nivel del mundo por lo que vemos se hace en otros países.