Expo Durazno / Ganadería

El futuro genético asegurado

El nivel expuesto en la Expo Durazno ratificó el buen momento y proyectó lo que vendrá en la ganadería uruguaya.

 


Pablo D. Mestre

Desde hace muchos años La Exposición de Reproductores organizada por la Sociedad Rural de Durazno se ha convertido en referente de la cabaña nacional. La muestra, que reúne en torno a un millar de reproductores de las principales cabañas de todo el país, ya es más que la “Antesala del Prado”, como se le denominaba habitualmente.

Por cantidad, pero fundamentalmente por la calidad de los reproductores que allí se exponen, es una referencia de cómo está la genética pero, y quizás lo más importante, una proyección de lo que viene, que garantiza el nivel de la ganadería nacional.

Y por lo visto en esta 107ª edición, el futuro de la genética está asegurado.

Una vez más las muestras de Angus y Hereford no sólo fueron las más numerosas, sino las que generaron más repercusión y convocaron a más criadores.

En ambas pistas hubo coincidencias de los jurados en cuanto a que el futuro es alentador. Tanto José Bentancur en Angus, como Gonzalo Rodríguez en Hereford, se encargaron de proyectar en base a lo que se expuso.

Angus.

Bentancur confesó que la Expo Durazno “no nos deja de sorprender”, mencionando no sólo el notable crecimiento de Angus, sino su calidad. Destacó que se encontró animales contenidos de tamaño, más moderados, “retomando el sello racial que tanto pregonamos.

Con ese perfil distinguió a un toro colorado “inobjetable”, del que dijo no le encontró defectos: “un toro muy para las vacas uruguayas, con buen respaldo de números, consistencia genética”.

Fue el Gran Campeón, un toro Dos Años Mayor de “Rincón de Pardávila”, de Victoria Pérez Pardávila.

El Reservado Gran Campeón fue el Campeón Dos Años Menor: de “El Puesto” de Nazario Irazábal; y el Tercer Mejor Macho y Campeón Toro Joven: de San Gregorio Ganadera.

En las Hembras, Bentancur destacó que desde las filas más nuevas a las vacas hechas ameritaban una felicitación a todos los criadores, “porque son todas excelentes”. Premió al animal que tiene el mejor comportamiento a campo natural, con biotipo moderado, y dijo que “en el campo uruguayo debemos ofrecer variabilidad”.

Por ello dijo que la Gran Campeona “encaja bien dentro de lo que es un campo de cría nato, con un biotipo que se defiende bien y es lo que debe apuntar la raza”.

Esa vaca, fue la Campeona Vaca, de Roberto J. Zerbino Gan. y Lingay SA;

La Reservada Gran Campeona y Campeona Vaquillona Mayor fue de Ricardo Laborde; y la Tercera Mejor Hembra y Campeona Vaquillona Mayor: de Soc. Gan. San Salvador y San Gregorio Ganadera.

Al final de su labor, José Bentancur dejó un mensaje: “hay que considerar a la raza Angus “como esquema cruzante. No puede faltar, echemos mano a la tecnología que está al alcance de todos”.

Hereford.

El Ing. Agr. Gonzalo Rodríguez Mendaro también elogió mucho el nivel de la pista de Hereford, raza que consideró “es una herramienta formidable para el productor ganadero, no sólo por su función, potencia y peso final, sino, por los datos de EPD que marcan un diferencial importante”.

El jurado insistió en que “la línea de EPD que tienen los animales en Uruguay son mejoradoras en cualquier rodeo”. Y por ello elogió que tanto la Sociedad de Criadores, como las cabañas, junto con INIA, “hacen un trabajo excepcional, tratando de encontrar el justo valor del mérito genético a cada uno de estos animales mejoradores de la raza”.

En Polled Hereford, el Gran Campeón, Campeón Supremo y Campeón Senior Mayor fue de San Gregorio Ganadera.

El Reservado Gran Campeón y Campeón Dos años Mayor de “La Hormiga” de Zaina SRL y el Tercer Mejor Macho y Reservado Campeón Dos Años Mayor: de Sociedad Ganadera San Salvador y Carlos Pagés Pineda.

La Gran Campeona, Campeona Suprema y Campeona Vaca fue de Sociedad Ganadera San Salvador y Carlos Pagés Pineda.
La Reservada Gran Campeona y Campeona Vaquillona Mayor: de J. Ernesto Alfonso y Carmelo Gastambide; y la Tercera Mejor Hembra y Campeona Vaca Joven: de Sociedad Ganadera San Salvador y Carlos Pagés Pineda.

En los astados, el Gran Campeón y Campeón Dos Años Menor fue de “El Baqueano”.
Reservado Gran Campeón y Campeón Dos Años Mayor: de “El Paraíso SG” de Bordaberry; y el Tercer Mejor Macho y Campeón Senior Mayor: de Ninon Ramírez Mendiburu.

En las hembras astadas, la Gran Campeona, Campeona Ternera Mayor y Premio al Primer Paso fue de La Elisa de Walter Carlos Romay;
La Reservada Gran Campeona y la Tercera Mejor Hembra fueron de El Baqueano.

Educación y valores.

Además del aporte a la genética, la Expo Durazno generalmente marca una línea en cuanto al mensaje. En ese sentido, el presidente de la Sociedad Rural, Dr. Santiago Bordaberry Herrán, dijo que “debemos buscar la unidad de todos los uruguayos. Pasaron las elecciones y hay que dejarse de ver quien ganó y quien perdió, hay una sola forma de ver al Uruguay y más allá de si vamos a controlar los perros, el abigeato o si van a mover el dólar, antes que todo eso, hay que clamar por recuperar la enseñanza de los valores básicos que hicieron grandes a este país”, dijo en su discurso de cierre de la Expo.

Bordaberry consideró que “tenemos que volver a reclamar y empujar las iniciativas de desarrollo de las personas. Hemos pasado demasiado tiempo asistiendo generaciones, en la falta de confianza”.

El presidente de la Rural de Durazno pidió “empujar” entre todos “ese Uruguay que todos queremos”. Consideró que en la educación “hay que empezar cuanto antes” a inculcar los valores de la familia, porque “se perdieron generaciones de uruguayos, se desfiguró este país partido al medio, enemistado entre dos partes y eso no tiene sentido”, dijo Bordaberry.

Remarcó que la producción agropecuaria, “más que un negocio, es una forma de vida muy especial”. Y recordó que la Sociedad Rural de Durazno reclamaba un cambio. “Era necesario generar un cambio porque el Uruguay se estaba convirtiendo en un cementerio de empresas privadas. Guste o no, los que generan la riqueza y el empleo son los que trabajan en el sector privado”, destacó.