Ganadería / Remates

El Coronavirus genera cambios en actividades del sector agropecuario

Se suspendieron y se postergaron remates, licitaciones y la Expo Activa. El remate de Plazarural de miércoles, jueves y viernes se hará en forma virtual y sin público.

 

Pablo D. Mestre

Tras la conferencia que brindó el Ejecutivo la noche del viernes, sobre las medidas a tomar para frenar el avance del Coronavirus en el país, muchas actividades de la agropecuaria fueron suspendidas, postergadas o cambiadas.

Se postergó la Expo Activa Nacional sin fecha, se suspendió el remate de maquinaria de escritorio Pagés Mañay, se suspendió el remate de caballos Criollos de cabaña “San Pedro” y también se postergó la licitación de 760 has en Rocha por parte de Da Silva Agroinmuebles.

“El lunes pasado y anticipando la presencia del Corona Virus en Uruguay decidimos que no era el mejor momento para este tipo de mecanismos”, informó Sebastián Da Silva. Dijo que “somos profesionales en el cuidado de los activos que se nos confían y naturalmente el sentido común nos indicó que en estos contextos, nuestros inversores están con otras prioridades”.

La idea de la firma es “esperar a la baja de la intensidad de la enfermedad que por las experiencias comparadas demorará 30 o 45 días”. Da Silva dijo que “confiamos plenamente en la cordura de las acciones del gobierno y la madurez del pueblo uruguayo para salir cuanto antes de esta situación”. Y una vez despejadas todas las incertidumbres, “anunciaremos las fechas de esta licitación postergada”.

Plazarural.

Un comunicado del consorcio dado a conocer en las últimas horas, establece que la venta prevista para miércoles, jueves y viernes de esta semana, y que incluye el Plaza Hereford, se llevará a cabo sin la asistencia de público en el lugar de realización.

El mismo establece, textualmente, que “dada la situación de emergencia sanitaria declarada por el Sistema Nacional de Emergencia, el remate 218 de Plazarural, previsto para los días 18, 19 y 20 de marzo, se realizará sin asistencia de público en el local de ventas (Hotel Cottage), asistiendo únicamente los rematadores y personal imprescindible para la operativa y su televisación por tv cable e internet”.

José Ignacio Aramburu, vicepresidente de Plazarural, dijo que en tren de colaborar con el Poder Ejecutivo, que tomó la determinación de prohibir las concentraciones de público, la directiva del consorcio resolvió que esta edición del remate “se haga con carácter virtual en un 100%, sin la presencia de compradores o vendedores, sino que sólo esté la gente que es indispensable para realizar la comercialización de los ganados”.

“Entendemos que estamos ante una situación que puede ser muy complicada desde el punto de vista sanitario para el país, por lo que hemos generado un plan alternativo para esta venta, conscientes de lo que está en juego, que es nada más y nada menos que la salud de la población”, afirmó.

En ese sentido, señaló que se limitará al máximo la presencia en el salón de gente, “pudiendo ingresar, estrictamente, los rematadores, algunos integrantes de cada escritorio y el personal imprescindible para la operativa, así como del equipo técnico para transmitir los tres días de venta a través de los canales cable y de internet”.

Aramburu informó que, en esencia, no habrá grandes cambios con lo que se ha venido haciendo a lo largo de la historia de Plazarural, aunque sí habrá algunas “acciones que apuntan a mejorar aún más la emisión del remate”.

Así dijo que además del número telefónico para recibir las llamadas de los compradores (0800.8122), con varias líneas, se estarán colocando en la pantalla los números de los integrantes de cada escritorio cuando le corresponda vender, “de forma de que el potencial comprador  disponga rápidamente de la información necesaria para operar”.

También estableció que habrá otras medidas que procuran atender las medidas preventivas, por lo que habrá elementos sanitarios como alcohol en gel en todas las mesas y se higienizarán permanentemente los micrófonos y las instalaciones de uso común.

“De alguna forma, esta crisis del coronavirus nos retrotrae a lo que fue el inicio de Plazarural en medio de la epidemia de la fiebre aftosa, a comienzos de este siglo: entonces el virus afectaba a los ganados, y en este caso a los humanos. Pero la venta virtual es la que se impone por sus ventajas”, aseguró.

En relación a lo que significa esta venta, que ha sumado una cantidad superior a los 22 mil vacunos y cinco mil ovinos, Aramburu precisó que “la situación de déficit hídrico que está afectando a muchas regiones del país seguramente influyó en que se haya sumado tamaña oferta. En este sentido, en Plazarural vimos que más allá de lo comercial, este remate es necesario por lo que implica desde el punto de vista social, porque mucha gente tiene la necesidad de vender. Está lloviendo y está pronosticado que haya nuevas precipitaciones en la semana, pero no es pasto el que cae y muchos productores tienen la necesidad de desprenderse de ganado, de la misma forma que otros, en zonas no tan castigadas, están preparados para comprarlos y seguir con la producción”.

Asimismo dijo que “este tema, de tomar algunas decisiones teniendo en cuenta lo que estaba pasando en el mundo y la lógica espera de que también Uruguay se viera afectado por la situación, hizo que en Plazarural fuéramos viendo cómo podríamos realizar el remate atendiendo las decisiones que se tomaran oficialmente. Sentimos que con la decisión de que no hubiera público en el local, y que incentiváramos la virtualidad del remate estamos contribuyendo con las autoridades oficiales y las  medidas que se tomaron al respecto”.