Expo / Zafra de toros

Santa Magdalena brilló en la pista Hereford de Minas

Jorge Barbosa se quedó con el Lote Campeón de Pedigree con la jura de Andrés Peñagaricano

Manuela García Pintos

Un trío de toros con un pigmento “soñado” resultó ser el lote Campeón PI en la pista Hereford de la 79a Expo Campanero, en las Sierras de Minas. Esos animales, de cabaña Santa Magdalena, de Jorge Barbosa, fueron los RP 1503, 1551 -toro Copa- y 1535.

En está ocasión la jura estuvo a cargo de Andrés Peñagaricano, quien elogió el largo, ancho y el color de los animales. “Son tres toros muy parejos, largos y anchos en todas sus líneas, muy correctos y un color soñado. Quizás están con algún kilo de más”, comentó. En promedio los ejemplares pesaron 946 kilos.

Lote Campeón PI

Sobre el Copa, destacó: “Es un toro muy completo, largo, limpio en su línea inferior, más ancho en su estructura, con mucha carne, y cuenta con buen EPD”.

El Lote Reservado fue el N° 10 de Julio Bonomi (RP: 8595, 8664 -Tercer Mejor Toro- y 8594); el Tercer Mejor Lote perteneció a Cristina Carrasco (RP 143 -Segundo Mejor Toro-, 144 y 147).

En PO los lauros se los llevó Doña Elisa, de Larrosa, con los RP 990 -Mejor toro, 1017 y 1028.

Peñagaricano sostuvo que pasaron por pista animales con el tamaño justo de lo que Uruguay debe criar, muy carniceros y con datos de EPD que complementan al ojo.

Toro Copa

Las Hereford del Campanero. Después de casi 18 meses de evaluaciones y mediciones reproductivas, este sábado 31 de octubre se vendió la segunda tanda de vaquillonas de pedigrí del proyecto Las Hereford del Campanero.

Cada vaquillona cuenta con los datos reproductivos de la evaluación, con sus EPD´s y, a su vez, Andrés Peñagaricano las va a juró fenotípicamente durante las calificaciones de la raza de la exposición. De la mano de toda esta información se elaboró el orden de ventas, que fue el siguiente: Lote 1 García Pintos y Rubio Zabalegui; Lote 2 Nefimar y La Lorencita; Lote 3 Gastambide Norbis y Jorge Barbosa; Lote 4 Ganadera Inquieta y Santiago Effinger; Lote 5 Doña Elisa y Rodríguez Mendaro.

Sobre las primeras dos vaquillonas, el jurado halagó la clase y el tipo, así como también las líneas y los datos de EPD.

“Son vaquillonas sin defectos que pueden ir para adelante con cualquier toros que se les ponga”, dijo.

La idea de evaluar a los vientres surgió de algunas cabañas del este del país -de Lavalleja y sus alrededores- y de la Sociedad Agropecuaria de Lavalleja (SAL).

La prueba se lleva a cabo en el predio del local Campanero -ubicado en el km 124 de la ruta 8, en Minas- que tiene una excelente ubicación, además de las instalaciones y comodidades necesarias para llevar a cabo el proyecto.

Desde un primer momento la Sociedad de Criadores de Hereford del Uruguay (SCHU) y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) -que aporta las mediciones reproductivas de los animales- apoyaron la iniciativa.

El proyecto comenzó a caminar en julio de 2018 con una primera tanda de 30 terneras de pedigrí de 15 cabañas -dos por establecimiento- de Lavalleja, Maldonado, Treinta y Tres y una de San José.

El predio cuenta con 25 hectáreas de rotación de pasturas forrajeras anuales y perennes, con buen acceso a sombra y agua en todas las parcelas.

La prueba tiene 18 meses de duración. Los animales ingresan en otoño, se recrían en pasturas con 1% de peso vivo de suplementación invernal durante 90 días.

Durante ese período se miden y evalúan características reproductivas como cuerpo de luteo, desarrollo puberal, precocidad, actividad ováricas y características productivas, como ganancia de peso.  A los 18 meses de edad son inseminadas. Luego del diagnóstico de gestación, cada cabaña debe elegir una vaquilla preñada.