Expo Prado

Las Rosas y Haras Doña Cecilia ganaron en la pista de los Árabes

Con un estricto cumplimiento de los protocolos, la Expo Prado mantiene su histórico atractivo.

El proyecto de caballos Árabes en Las Rosas lleva 15 años y ha cosechado varios Grandes Campeones.

 

Pablo D. Mestre
La espectacular jornada de sábado en la Expo Prado hasta disimuló que el mundo aún está vulnerable a esta pandemia que ha cambiado la normalidad de los habitantes del planeta en este 2020. Pero el muy buen trabajo de la Asociación Rural del Uruguay en forma conjunta con el Poder Ejecutivo, diseñando primero y haciendo cumplir luego los protocolos, hizo posible la realización de la que, hasta el momento, es la única exposición de este tipo en el mundo. Por eso el desafío es mayor, pues todos los ojos están puestos en lo que pase en estos 12 días en la Rural.

Árabes. En una pista “100% nacional”, el uruguayo Manuel Balarini ordenó las filas siguiendo los fundamentos aprendidos en tantos años que lleva radicado en Brasil y asociado al “Mundo Árabe”.

“Para mi esta Expo Prado fue la mejor desde hace por lo menos 20 años”, celebró Olivia Strauch Braga. Es que, para la presidente de la Sociedad de Criadores, “fue volver a las raíces, como entre casa, compartiendo con los criadores, con la gente que trabaja en los haras, que hace en trabajo todo el año y que presentaron los caballos, en lo que me incluyo”, dijo.

La titular de la directiva, que se confesó “una hincha de Uruguay y de lo que significa todo el trabajo nuestro y de nuestra gente”, ponderó este hecho y se mostró orgullosa. “Respaldar y promover el trabajo de la gente que trabaja todo el año con los caballos siempre fue mi sueño”, si bien reconoció que, por un tema de competencia, “se termina trayendo a presentadores extranjeros profesionales, pero esto es otra cosa, se vive distinto”.

En lo extra pista, Olivia Strauch también se mostró conforme, “va saliendo todo espectacular, sin problemas, todo el mundo con tapabocas respetando las distancias, con responsabilidad”.

El mejor.
El Campeón Supremo, que fuera el Gran Campeón y Campeón Junior, es un producto nacional, hijo de una yegua nacional. “LR Alcazar” (JJ Aphar x LR Atilia (Auteur), criado y expuesto por las Rosas Estancia, significó una nueva cocarda para la cabaña de Laetitia D’Arenberg.

“Un año más ganamos con un producto nacido en Las Rosas, con madre también nacida en casa, lo que significa que es la segunda generación del programa de cría que diseñamos con mucho trabajo y cariño”, aseguró Olivia Strauch Braga.

Dijo que Alcazar desde chico se veía que prometía, “era muy expresivo, con mucho pescuezo, muy equilibrado, con muy buen cuerpo, buena actitud y sabíamos que podía andar bien”, mencionó.

Y para ello, la encargada de los caballos en Las Rosas reconoció el apoyo permanente. “Tenemos una patrona que siempre da para adelante, siempre pujando en sus jóvenes 79 años está cada vez más entusiasmada”, confesando que “ella piensa 10 años para adelante”.

Olivia recordó que el proyecto Árabe de Las Rosas tiene 15 años, pero cada año es un desafío diferente, “un sueño que se renueva”. Comienza desde que se preñan las yeguas “con los distintos padrillos que hemos importado y criado en Las Rosas, se va diseñando el siguiente escalón del programa de cría”. Una vez que están todos los potrillos sobre la tierra “se van haciendo los planes, creando los sueños y organizando la agenda de ellos”.

Una agenda nacional e internacional, que este año obviamente se verá modificada. “Hubo shows importantes que no se pudieron realizar obviamente, el próximo plan era la Nacional brasilera que teníamos una potranca para llevar y no pudimos”. Pero sí dijo que “tenemos algún plan para Europa para el año que viene”.

El Reservado Gran Campeón, y Campeón Potro, fue “LR El Ángel”, también criado por Las Rosas, pero expuesto por haras El Olimpo, de Eduardo Bonilla y Nadia De Santis.

Daniel Pastorino y Fabiana Puig volvieron a festejar en el Prado.

La mejor.

Una hija de Grandes Campeones fue la mejor hembra de la exposición. “Diorissima DC” (Kandinsky DC y Kharalisa BPA (Khadraj NA), es fiel reflejo de lo que hace una década buscan Daniel Pastorino y Fabiana Puig en su Haras “Doña Cecilia”.

“Es una potranca de dos años, una maravilla porque nace de Kandinsky, dos veces Gran Campeón en el Prado y Kharalisa que nos ha producido muy bien”, aseguró el propio Daniel Pastorino. Dijo que “Fabiana está trabajando a full en el haras, además de todo el equipo”. Y sobre la Gran Campeona destacó que viene “de una sangre muy buena”, tanto, que pensaron llevarla a la Nacional brasileña, pero finalmente no lo hicieron por esta situación de pandemia.

El principal de Haras Doña Cecilia dijo de la pasión que le ponen a esto. “Criamos con mucha dedicación, ya son 5 Grandes Campeones, muchos reservados y logramos cuatro veces caballo del año”. Además, con una buena gestión a nivel internacional. “Compitiendo con animales en Brasil y EEUU, como inversión que nos da rédito económico, acá es pura pasión y lo hacemos porque se disfruta todos los días”, aseguró.

La Reservada Gran Campeona, fue la Campeona Junior: “Afrodita HEO” (AJ Radman y Fire Strar HVP (El Tino), criada y expuesta por Haras El Olimpo.