agro / Expo Prado

El mejor Texel de Uruguay tiene hinchada y viene de Cerro Largo

Además, tuvo el honor de haber sido coronado por la vicepresidenta de la República Beatriz Argimón

Gran Campeón Texel PI. Foto: Juan Manuela Ramos

Manuela García Pintos

Una tarde fresca con un tímido rayo de sol y sonrisas ocultas por tapabocas, fue el marco en el que se desarrolló el campeonato de la raza Texel del cual triunfó el brete N° 800 (RP 517) de Diego Riccetto, de la cabaña Don Amilcar, de Cerro Largo.

El jueves 11, en la tercera jornada de la 115ª Expo Prado, los jurados Nicolas Chocho Lazaga e Ignacio Paiva Caetano halagaron los cuartos, la pigmentación y el buen desplazamiento del ejemplar coronado.

En diálogo con Rurales El País, Riccetto, notoriamente emocionado por la situación, comentó que es un animal muy nuevo, dado que se trata de un cordero. Según dijo, el ejemplar es sangre de Don Amilcar y esta es la segunda vez que sale a la pista (la primera fue en la Nacional Texel).

“Hoy vino al Prado y ganó todo lo que tenía para ganar”, aseguró.

Desde su punto de vista es un animal muy bueno y muy característico de la raza, un ejemplar que buscan todos los cabañeros: “un animal moderado, con mucha carne, pureza racial, un padre de muy buen hueso, buena, cabeza y buenas patas. Es completo”, afirmó.

Riccetto compartió su alegría y confesó que le tenían fe al animal.

Una gran hinchada joven –varios hijos del cabañero que estuvieron la tarde revoloteándole a los carneros– acompañó la coronación del ejemplar, de una cabaña que la última vez que brilló en la pista más importante del país fue hace cuatro años.

“Tengo cinco hijos a todos le gustan las ovejas. La cabaña tiene asegurado el camino, y también la Texel”, concluyó.

El Reservado Gran Campeón fue expuesto por Onna María Sirvys Viana (brete N° 802 – RP 8 ) y el Tercer Mejor Macho lo presentó San Martín, Emmet, Rodríguez y Bieito (brete N° 795- RP 282).

“Uno nunca sale de casa con un Gran Campeón”. En hembras de pedigree los halagos fueron para la reconocida cabaña Illescas, de Lucas La Cava Vela, con el brete N° 807 (RP 122).

Los jurados valoraron la profundidad, la pigmentación, el desplazamiento y el equilibrio del animal.

La Cava, quien tendrá el gusto de asumir la presidencia de la gremial en poco tiempo, comentó que no se esperaba la resolución, en primer lugar, porque la pista estaba plagada de buenos ejemplares y, en segundo lugar, “porque nunca se sale de casa con un Gran Campeón”.

“Es una oveja muy femenina con un buen peso y preñez, que se desplaza muy bien. Nos gustaba mucho, pero uno nunca sale con un gran campeón de la casa, siempre se pone nervioso. Había muy buenas hembras, no me lo esperaba. Es un animal dientes de leche y esta fue su primera participación en la pista”, expresó.

La Reservada Gran Campeona de pedigree fue para el brete N° 817 (RP 65) de Santa Marta de Mataojo; y la Tercer Mejor Hembra la expuso Vinicio Mazzei y fue la N° 822 (RP 814).

Texel PO: un debut y un clásico. El Gran Campeón Texel PO lo expuso una cabaña que debutó en la Expo Prado, La Marita, ubicada en Durazno.

Ariel Pacheco director de la cabaña, compartió su alegría y señaló que es un gran aliento para seguir adelante con este emprendimiento familiar, del que también forman parte su madre, su abuela y su hermano.

“Nos animamos a venir porque anduvimos bien en otras exposiciones y eso nos dio un empujón. Nos teníamos fe, pero cuando venís acá miras muchos animales buenos, entonces termina siendo decisión del jurado”, señaló.

El Reservado Gran Campeón lo presentó Álvaro López (brete N° 850 – RP 33) y el Tercer Mejor Macho fue para el brete 849 (RP 144) también expuesto por Pacheco.

En hembras, los aplausos se los llevó Lucas La Cava, con el brete N° 855 y el N° 856 (RP 746 y 666, Gran Campeona y Reservada, respectivamente).  La Tercer Mejor Hembra PO la presentó Nicolás Piñeyrua (RP 3)