Caballos / Expo Prado

Cuarto de Milla festejó sus 40 años de presencia local

Triunfaron las cabañas “Nuestro Sueño” y “Don Fermín”

Gran Campeón y Campeón Supremo de la raza.

Pablo Antúnez

A 40 años de haberse realizado la primera importación de ejemplares desde Estados Unidos, la raza Cuarto de Milla reflejó en las pistas de la Expo Prado todo su auge, con un entusiasmo de los criadores que se mantiene cada vez más firme, mirando a un futuro más que promisorio.

Si bien hubo menos ejemplares en competencia comparado con años anteriores, la calidad fue excelente, al igual que la preparación de los animales, en un año muy difícil y con mucha incertidumbre. La calificación estuvo en manos del jurado internacional Álvaro Martinicorena, con la secretaría de Juan Ache.

La Gran Campeona y Reservada Gran Campeona fueron expuestas por Cabaña “Nuestro Sueño” de Alejandro Falco y Leticia Pérez, ubicada en Lavalleja. Los dos ejemplares son hijos del mismo padre: Golden Kid. En caso de la primera yegua, es el tercer Gran Campeonato que se adjudica y el padre fue dos veces Gran Campeón en la Expo Prado. “Estos premios significan mucho para nosotros porque somos una cabaña familiar y hacemos todo a pulmón”, contó a El País Alejandro Falco.

A su vez, la Tercera Mejor Hembra, fue una yegua de Dos Años que representó a la cabaña “Luna Apache” de Marcelo Pereyra Próspero.

Gran Campeona de la raza

Machos. En la competencia de machos, que mostró la misma calidad, el Gran Campeón, Mejor Ejemplar Sin Distinción de Sexo y Premio a la Mejor Cabeza, es un caballo de Dos Años que representó la genética de Cabaña “Don Fermín”, de José Eduardo Álvez Quevedo.

En este caso, el reproductor también es hijo de un Gran Campeón de la Expo Prado (Ima Cool Kid) y sus abuelos conquistaron los mismos lauros.

“Fue Reservado Gran Campeón en la Expo Prado 2019, lo traje con 11 meses y ahora nos volvimos a jugar porque le tenemos mucha fe”, contó el propietario de Cabaña “Don Fermín”. El caballo ya había sido Gran Campeón en la edición de la Expo Durazno del presente año y en 2019, había conseguido el mismo premio en Ombúes de Lavalle.

“Es una alegría enorme, vinimos a pelear otro Gran Campeonato y lo logramos”, afirmó Álvez Quevedo emocionado. El criador de San José agregó: “es un gran triunfo maragato”.

El Reservado Gran Campeón fue otro caballo de Dos Años, también hijo de Golden Kid, expuesto por Gustavo Sarazola Marazzani y el Tercer Mejor Macho —un ejemplar adulto—, lo expuso Cabaña “El Mayoral” de Verónica Abella. Este ejemplar es hijo de Hollywood Stinseltown.
Futuro. La Sociedad de Criadores de Cuarto de Milla reconoció la trayectoria de Álvaro Martinicorena, “uno de los mejores jueces internacionales que tiene la raza”, afirmó Juan Ache. Martinicorena estuvo desde el principio viendo su crecimiento y apostando al Cuarto de Milla.

“Busqué un animal que tenga las características raciales destacadas, como balance, musculatura, un animal correcto de estructura ósea, que se mueva bien y que tenga mucha calidad”, dijo el jurado al final de su trabajo. Consideró que la pista que le tocó calificar “fue muy buena, en un año muy particular, con mucha calidad, tanto. Se mostró una raza muy sólida, que caminó muy bien”, agregó Martinicorena.

Viendo la trayectoria de la raza en estos primeros 40 años, Martinicorena sostuvo que el Cuarto de Milla “está completamente afianzado y está dando los pasos correctos. Estoy muy contento y es un gran honor haber podido calificar otra vez en la Expo Prado”.

Los Grandes Campeones fueron coronados por el Embajador de Estados Unidos en Uruguay, Kenhet George y la vice canciller de la República, Carolina Ache, junto a autoridades de la Asociación Rural.