Expo Durazno

Guillermo Franchi: “Históricamente existe un centralismo absoluto, y los políticos no ayudan”

El vocero de Un Solo Uruguay, Ing. Agr. Guillermo Franchi, reflexionó y exhortó a concentrar fuerzas para generar consciencia agropecuaria.

Ing. Agro. Guillermo Franchi, vocero del movimiento Un Solo Uruguay.

Con el objetivo de reflexionar en voz alta y efectuar una autocrítica que permita proyectar un país más próspero, el Ing. Agro. Guillermo Franchi, vocero de Un Solo Uruguay, aseguró que el movimiento está concentrando su mayor esfuerzo para transmitir un “claro mensaje a la población urbana” de que Uruguay “es un país agropecuario”.

El productor de Paso de los Toros convocó a trabajar con el compromiso de empezar a cambiar la realidad. “Estamos muy mal, sin embargo todavía hay tiempo para que la población comprenda que Uruguay fue, es y será un país agropecuario (…) Es un camino largo, pero hasta el camino más largo empieza con el primer paso”, destacó.  

En Uruguay los partidos políticos “sólo se proyectan cinco años para adelante y nadie se juega una ficha por el sector productivo”, afirmó Franchi, quien entiende que “no hay políticas de Estado que permitan visualizar un horizonte productivo, independientemente de las circunstancias climáticas o de mercados. Hoy lo estamos pagando, lo hemos pagado y lo vamos a volver a pagar”.

Franchi remarcó que el agro “siempre fue el motor del país”, pero “ese motor se encuentra cada vez más solo”. Dijo que la problemática está en el desconocimiento ciudadano sobre la relevancia de la agropecuaria en la economía del país. “La ciudad no entiende el problema y es una clara falta de consciencia”, repitió el productor.

Y una vez más insistió en “involucrarnos para cambiar la realidad”, teniendo en cuenta que “cada vez más nos llega menos de lo que aportamos” y se reciben “más controles dictados por gobernantes de escritorio que, indudablemente, no conocen lo que sucede en el interior del país”.

Centrándose en la “importante pérdida de servicios”, Franchi lamentó la fuerte migración del campo a la ciudad que se ha dado después de un par de generaciones, que provocó una “brecha de desigualdades” entre el medio rural y la ciudad.

Mencionó que en el área urbana vive más del 94% de la población nacional, una densidad de más de 2.500 personas por kilómetro cuadrado, mientras que en el interior del país son seis personas bajo la misma medición. “Hoy, de la mayoría de los muchachos que se van a estudiar a Montevideo, muy pocos vuelven al interior y prácticamente ninguno al campo”, aseveró.

El productor de Paso de los Toros aseguró que este corrimiento de la población rural se ha generado por la falta de servicios. “Nadie deja el lugar donde vive porque esté bien, el que se va del campo es porque tiene necesidades que en algunos puntos del país no pueden cubrir”, agregó.

De todos modos, Franchi consideró que esta pérdida de consciencia agropecuaria, que profundizó la brecha, es “culpa de todos” por quitarle la importancia que el asunto se merecía. “No nos involucramos en la educación de nuestros hijos y pretendemos que el gobierno haga todo el trabajo por nosotros, por ejemplo. Esta culpa la estamos pagando todos por falta de consciencia”.

Por último dijo que históricamente existe un centralismo absoluto y los políticos no ayudan a provocar un cambio. “Hasta los políticos del interior terminan viviendo en Montevideo, los absorbe la capital y al poco tiempo se olvidan del resto del país”, cerró.

Rurales EL PAIS