Comercio

La UE y Mercosur dan un impulso político a sus negociaciones comerciales

Representantes del Mercosur tienen intenciones de alcanzar “una conclusión este semestre, en este mes si es posible”.

Josep Borrel, ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. Gobierno de España; Rodolfo Nin Novoa, canciller de Uruguay.

Bruselas (EFE).- La Unión Europea (UE) y el Mercosur trataron de dar este miércoles un impulso político a la negociación de un acuerdo de asociación que persiguen desde hace décadas, con una intensa reunión a nivel ministerial en Bruselas para tratar de acercar unas posiciones que aún siguen muy distanciadas.

A la reunión asistieron los cancilleres de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, así como los comisarios europeos de Comercio, Cecilia Malmström, y de Agricultura, Phil Hogan.

Los ministros del bloque suramericano se encontraban en Bruselas tras participar este lunes y martes en la reunión entre la UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

La cita, que iba a celebrarse este martes en los márgenes de esa reunión, se trasladó finalmente a al miércoles 18 de julio, después de que la semana anterior tuviera lugar en Bruselas una ronda de negociaciones técnicas que se cerró sin grandes avances.

Según fuentes comunitarias, se alcanzó “un progreso muy limitado” en los asuntos más espinosos del acuerdo: los automóviles, las piezas de automoción, las indicaciones geográficas, el transporte marítimo y los productos lácteos.

La Comisión Europea, insatisfecha con los avances con el Mercosur.

El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, avanzó el pasado 3 de julio que los cuatro representantes del Mercosur acudirían a Bruselas con la intención de alcanzar “una conclusión este semestre, en este mes si es posible”.

En cambio, el comisario Hogan dijo este lunes que la Unión Europea no está “satisfecha” con el progreso en las negociaciones para un acuerdo comercial con el Mercosur y descartó que ésta sea la semana definitiva para lograr un pacto entre ambos bloques.

“No estamos satisfechos con el progreso que se ha hecho y no va a haber acuerdo esta semana”, explicó Hogan entonces, durante una rueda de prensa a la salida de un Consejo de ministros de Agricultura de los Veintiocho.

El comisario irlandés señaló que, pese a que había “expectativas generadas por algunos” de que era posible cerrar esta semana un acuerdo, el bloque europeo “no está satisfecho” con el progreso logrado.

Ambas partes continúan considerando que los obstáculos que quedan por resolver en la negociación impiden por el momento cerrar el acuerdo, que se empezó a negociar en 2000.

Hogan se refirió en concreto a los siete capítulos identificados en diciembre de 2016 como relevantes para la UE: los coches, partes de coches, las reglas de origen, la contratación pública, los servicios marítimos, los productos lácteos y las indicaciones geográficas.

Urgente concluir todas las negociaciones abiertas.

También en durante su participación en la reunión UE-Celac, el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, afirmó no sentirse “optimista” con respecto a las negociaciones.

“Llevan años a punto de acabar y seguimos igual y, francamente, no ha habido muchos avances”, declaró el ministro español.

Borrell señaló también que el mundo “se está cerrando” desde un punto de vista comercial y que si la negociación no avanza ahora, “será mucho más difícil hacerlo después”, aunque aseguró que no tiene ninguna noticia sobre su futura resolución.

Al cabo de la reunión ministerial UE-Celac, los responsables de ambos bloques urgieron en una declaración conjunta a concluir todas las negociaciones comerciales abiertas, entre ellas las que se desarrollan entre el bloque europeo y el Mercosur.

Las dos partes hicieron un alegato del multilateralismo mientras Estados Unidos insiste en poner trabas al libre comercio.

Rurales EL PAIS