Comercio

Futuro del país es “altamente dependiente” de mejorar inserción internacional

“El grado de inserción internacional de un país, que se desarrolla por intermedio de la concreción de acuerdos comerciales, define los mercados, clientes y consumidores a los que accede el país con su producto”, señaló Lautaro Pérez, máster en Agronegocios por la Universidad de Kansas y docente de la Universidad ORT.

Desde hace mucho tiempo hemos escuchado decenas de miles de voces que entienden necesario que Uruguay comience a trabajar en alcanzar acuerdos comerciales para no perder distancia con sus competidores y lograr exportar productos con menores aranceles en los mercados. Hoy, esta premisa continúa siendo una materia pendiente.

Más allá de que Uruguay cuenta en el mundo con un número destacado de mercados, el acceso comercial del país “es muy mejorable” y existen “enormes oportunidades para los productos del agro, que representan el 75% de las exportaciones de bienes del país”, comentó a Rurales El País Lautaro Pérez, máster en Agronegocios por la Universidad de Kansas de los Estados Unidos y docente de la Universidad ORT.

Explicó que el “grado de inserción internacional de un país, que se desarrolla por intermedio de la concreción de acuerdos comerciales, define los mercados, clientes y consumidores a los que accede el país con su producto”. Pérez dijo que el fortalecimiento de estos aspectos en el mercado “determina la estructura productiva del país y rentabilidad de las empresas”.

Si no se obtienen beneficios arancelarios, el especialista entiende que el primer impacto está relacionado directamente con el precio, por ejemplo en la carne el productor recibe un menor precio por su materia prima. Y en segundo lugar en la dinámica del país: “Al estar limitados por cuotas, cuando éstas se acaban tengo que derivar la producción a otros destinos e impide tener presencia, continuidad, volumen; algunos puntos que hacen al posicionamiento de un país”, dijo Lautaro Pérez.

Actualmente Uruguay cuenta con barreras arancelarias para la carne vacuna que van desde un 26% hasta superando el 100%. “Estos impuestos son de una magnitud extremadamente grande para un commodity”, señaló el experto en agronegocios.

Reiteró que mejorar el acceso comercial debería ser un política a realizar en adelante, dado que significa una “gran inversión” para el porvenir del Uruguay. “Somos un país pequeño con un consumo interno chico que se satura (…) El desarrollo a futuro es altamente dependiente de esa inserción internacional y que podamos crecer hacia el mundo”, resaltó Pérez, quien aseguró que “en el agro está la principal oportunidad, porque es el 75% de las exportaciones y el sector que más derrama en toda la sociedad”.

Rurales EL PAIS