Carnes

Preocupación por los brotes de peste porcina en la Unión Europea

Seis países cierran mercado a carne de cerdo de Bélgica.

Seis países, entre ellos China, Corea del Sur y México, suspendieron sus importaciones de carne de cerdo de Bélgica tras detectarse la semana pasada casos de peste porcina africana en jabalíes en el sur del país, indicó ayer la Federación Belga de Carne (FEBEV).

Cada país de fuera de la Unión Europea “es libre de imponer sus condiciones sanitarias. Algunos sólo compran a condición de que el territorio belga esté exento de este tipo de peste”, dijo Michael Gore, administrador delegado de la FEBEV, sobre la decisión de estos países.

Los países que adoptaron la decisión fueron China y Corea del Sur, que según Gore representan “alrededor de la mitad” del cerdo exportado por Bélgica fuera del continente europeo, así como Taiwán, Filipinas, México y Bielorrusia. La carne de cerdo, conjuntamente con la aviar, son el sustento básico de varios países.

Las exportaciones belgas de carne porcina -dentro y fuera de la Unión Europea-  se elevan a 730.000 toneladas anuales.

El pasado 13 de septiembre, los análisis practicados a dos cadáveres de jabalíes hallados en Etalle (sur), cerca de la frontera con Francia y Luxemburgo, confirmaron la presencia del virus de la peste porcina africana.

Según Gore, el contagio podría deberse a la ingestión por los animales de carne contaminada “quizás transportada” por camioneros procedentes de Europa del Este, donde el virus afecta a diez países y está preocupando a los productores europeos.

En total, cinco jabalíes contaminados con el virus se hallaron en el sector de Etalle, según el ministro de Agricultura de la región belga de Valonia, René Collin.

Las autoridades, de acuerdo con la Comisión Europea, impusieron “una prohibición temporal de circular en el bosque” en un perímetro de 63.000 hectáreas en la provincia belga de Luxemburgo. Además, prohibieron la caza durante un mes, entre otras medidas.

El sector representa más de 15.000 empleos directos en Bélgica, principalmente en la región de Flandes. El cierre de las compras de cerdo belga puede favorecer a otros productores como ser Brasil -el cuarto exportador mundial del producto- al vender mayor volumen al no padecer la enfermedad.

Rurales EL PAIS