carnes / Mundo

Preocupa situación arancelaria para las carnes uruguayas: “En la gran mayoría de los mercados estamos en desventaja”

Se prevé que la brecha arancelaria con principales competidores sea aún mayor en 2021

La situación de acceso arancelario para las carnes uruguayas a partir de 2021 se va a complicar aún más. Para revertir la situación, o al menos para acortar la brecha que llevan los competidores, no hay secretos: se logra mediante acuerdos bilaterales.

Según el economista Álvaro Pereira, jefe de Acceso a Inteligencia de Mercados del Instituto Nacional de Carnes (INAC), hay varios en proceso. Uno de ellos sería el de la Unión Europea y el Mercosur, que ayudaría a contrarrestar las malas noticias de cuota 481; se negocia con Corea del Sur, en un acuerdo que genera ilusión por la riqueza del país; y también se comenzará a trabajar con Indonesia y Vietnam. 

“Cuando uno releva los principales de importación es frecuente encontrar competidores en una situación más ventajosa”, dijo. 

Por ejemplo, en China, está Nueva Zelanda y Australia con TLC; en EE.UU. está Canadá y México con situaciones ideales, Australia y Nueva Zelanda con acuerdos y cuotas grandes, pero Uruguay tiene una cuota pequeña; en Japón hay una cantidad muy grandes tienen accesos con aranceles reducidos solo Uruguay paga arancel compelto (40%) mientras que los competidores pagan un 25%. En Corea pasa lo mismo y en la UE también.

“En la gran mayoría de los mercados estamos en desventaja”, señaló. 

A modo de ejemplo, el economista informó lo que sucede en China con Uruguay y Australia: mientras que Uruguay paga 12%, Australia, en 2021, pagará 3,5% de arancel. En Japón, Uruguay paga 38,5% y Australia 24%; en Corea, Uruguay paga 40%, y Australia 18,5%, pero tiene previsto ir a 0%.

Escuchá la entrevista completa a Álvaro Pereira: