Carnes

La demanda de China impulsó la exportación de carne argentina

Entre enero y julio, las ventas al exterior sumaron US$ 1.028 millones, 50,8% más que en 2017; en volumen crecieron 64,9%; China se llevó casi el 40%.

Frigorífico Minerva, foto Minerva Foods.

FOTO DADO GALDIERI/BLOOMBERG

La Nación (GDA) | Una fuerte reactivación de las exportaciones de carne argentina se produjo en los primeros siete meses del año, lo que no se registraba desde hacía más de una década. En el período, la producción de carnes bovinas para la exportación sumó 275.428 toneladas res con hueso, equivalentes al 15% del total faenado, un cambio sustancial si se compara con años atrás.

En 2017, el volumen en el mismo período había sido de 166.997 toneladas, el 10,4% del total. El salto también se evidenció en el ingreso de divisas. Este año las exportaciones sumaron US$ 1.028,2 millones, un 50,8% más en comparación con los 681,8 millones del mismo período del año pasado.

El volumen acumulado de la faena a julio de 2018 alcanzó a 1,75 millones de toneladas. Sin embargo, el fuerte incremento de las exportaciones que provocó este cambio no produjo alteraciones en el consumo per cápita, que casi llegó a los 57 kilos/año.

Los datos surgen de un informe del Instituto de Promoción de Carne Vacuna (Ipcva), que también mostró que en los doce meses que cerraron en julio pasado se faenaron 13,2 millones de cabezas, un millón más que en el acumulado a julio de 2017.

Respecto del período de enero a julio del año anterior, “las exportaciones tuvieron una variación positiva en los volúmenes de más del 65%”, dice el informe oficial. En referencia a julio de este año, se ubican un 106% arriba del volumen medio registrado en la década de 2001 a 2010.

Si se comparan los embarques de los primeros siete meses del año con los correspondientes al mismo período de 2017, mostraron un comportamiento uniformemente alcista en relación con los niveles de actividad que se habían registrado en los principales destinos durante aquel período.

En este sentido, de las 72.000 toneladas adicionales en comparación con el promedio de los primeros siete meses de los últimos dos años, más del 60% de ese volumen adicional tuvo como destino China (48.000 toneladas) y el 24% fue a Rusia (18.000 toneladas).

Mario Ravettino, presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas, expresó: “En los últimos meses, la faena de bovinos se mantuvo firme”. Y agregó: “El nivel es el más alto desde 2009, aunque la brecha es significativa al comparar con ese período, cuando un acentuado proceso de liquidación de existencias determinó que tocara el punto más elevado de la historia”.

“En función de los datos disponibles, la faena de los primeros siete meses de 2018 fue 9% superior al mismo período de 2017 y 16% superior al de 2016”, indicó Ravettino.

Analizando en particular los datos de julio, las exportaciones de carne bovina alcanzaron un valor de US$168,9 millones, un 50% superior a julio de 2017.

Sin embargo, el reporte oficial informó que el precio promedio de exportación correspondiente al séptimo mes de 2018 es un 12,4% inferior al observado en julio de 2017. Además, “el precio promedio de las exportaciones de carne bovina de julio de 2018 resultó moderadamente inferior (-3,2%) en relación con el registrado en junio del corriente año”, conforme a datos que incluye el documento.

Según el informe del Ipcva, en el acumulado de los primeros siete meses de 2018 se registraron exportaciones de carne bovina enfriada, congelada y procesada por aproximadamente 184.000 toneladas peso producto, equivalente a 275.000 toneladas equivalentes res con hueso.

Más volumen. El volumen exportado promedio mensual de 2018 se ubica en 39.300 toneladas res con hueso. Esto representa un incremento del 52% frente al volumen promedio mensual de 2017 (25.900 toneladas res con hueso).

De US$ 168,9 millones exportados en julio, el 39,7% se originó en los cortes enfriados sin hueso, que incluye los productos de mayor valor, entre ellos los cortes Hilton, con destino a la Unión Europea.

Los cortes congelados sin hueso aportaron el 60,1% de las divisas ingresadas durante este último mes. El resto de los ingresos estuvieron cubiertos por los cortes con hueso y los productos termoprocesados.

En esta línea, el precio FOB (por sus siglas en inglés, free on board) promedio por tonelada para el período en cuestión fue de aproximadamente US$ 8.200 para los cortes enfriados sin hueso y de unos US$ 4.300 para los cortes congelados sin hueso.

China resultó el principal destino en volumen de la carne argentina durante el período del año bajo análisis, con aproximadamente 95.100 toneladas, seguido por Rusia, (21.000 toneladas) y Chile (18.000 toneladas).

En cuanto a la participación en las divisas ingresadas, el principal mercado durante el período enero-julio último también fue China, que representó un 39,9% del valor total exportado de carne vacuna enfriada, congelada y procesada en el periodo. En segundo lugar se ubicó Alemania, con el 14,7%, y en tercero, Chile, con el 10,4 por ciento.

Rurales EL PAIS