Carnes

INAC firma convenio con China para facilitar procesos

“Elimina rispidices” en la relación comercial, dijo su presidente

Nota a Federico Stanham, ingeniero agronomo, Presidente del Instituto Nacional de Carnes, Inac, ND 20161111, foto Francisco Flores

Uruguay firmó un memorando de entendimiento con China que agiliza el intercambio comercial de carne entre ambos países y establece acciones de asesoramiento, consulta e información sobre inocuidad alimentaria.

El acuerdo fue suscrito entre las autoridades del Instituto Nacional de Carnes de Uruguay (INAC) y la Asociación de Inspectores de Alimentos de China (CIQA).

“Es un paraguas de asesoramiento, consulta e información, puesto que, al estar mejor informados, menos errores cometemos, y eso repercute en una mejor eficiencia en la cadena de distribución” informó Federico Stanham, presidente del INAC.

Para el funcionario, este acuerdo no influirá directamente sobre el valor de la carne pero impactará en mejora de costos dado que “facilita el proceso comercial” y “elimina rispideces” en la relación comercial entre China y Uruguay.

Previo a la firma, representantes del INAC, el Ministerio de Ganadería de Uruguay y de varias empresas exportadoras participaron de un taller organizado por la CIQA sobre seguridad de los alimentos.

“La Asociación (CIQA) promueve acuerdos con organizaciones de países, de manera de intercambiar información, hacer talleres y seminarios y citar a exportadores para instruir sobre cómo se debe trabajar y cumplir normas”, explicó Stanham.

La delegación de INAC participa de la feria SIAL_China. Además de Stanham, la integran los delegados por productores e industriales, Ricardo Reilly y Carlos Pagés, respectivamente y el equipo de marketing. Reilly dijo a Rurales El País desde Shangai que la primera ventaja de nuestro país en China, es que se trata de un mercado en el cual “no hay cuotas establecidas”, como sí sucede con Estados Unidos y la Unión Europea. Y además cuenta con un arancel del 12%, que es “relativamente bajo” frente a otros destinos.

Sin embargo, aseguró que esto “no quiere decir que no hay que avanzar hacia un acuerdo comercial, algo que tanto le cuesta a Uruguay, para que nos resguarde ante cualquier cambio inesperado de reglas de juego”.

Otra oportunidad es la demanda por todo tipo de cortes. “Comen todas las partes del animal. Es un mercado que está competitivo en precio y la carne que ingresa por el canal gris viene disminuyendo en proporción al canal legal, algo que favorece a Uruguay”, contó Reilly. [CON INFORMACIÓN DE EFE]

Rurales EL PAIS