Carnes

Etapa final para lograr habilitación de Japón para carne vacuna uruguaya

“La apertura de Japón para nuestras carnes está en sus etapas finales. El proceso de acordar el certificado sanitario, última etapa después de superadas las más complejas, está prácticamente cerrado”, destacó el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham a la página de Presidencia.

 

“El gran volumen de carne que se vende es procesada, para hacer carne picada y hamburguesas. En Japón esa carne es importante”, agregó. El ingreso será para carne vacuna desosada y madurada; hoy Uruguay está sólo habilitado para carne cocida o productos termo procesados. Cuando se abra el mercado, será la primera vez que Japón le compre carne a un país que es libre de fiebre aftosa con vacunación.

Abierto el mercado y aprobado el certificado sanitario que acompañará las exportaciones, faltará la habilitación de frigoríficos exportadores. En ese sentido, Stanham explicó que “puede ser del total de las plantas o del sistema, lo que significa un par de ellas y examinar cómo trabaja el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca en temas sanitarios.

“Acá hay que tener bien claro que esto es por plata y para tener los mejores precios hay que tener los mejores mercados. Para eso, hay que cumplir exigencias que son cada vez mayores”, destacó el jerarca de INAC.

“Si el mercado está pagando mejor, el exportador siempre lo tendrá en cuenta. La empresa recaudadora tiene que buscar el mejor precio posible gestionando sus costos y competir dentro del mercado acotado que es Uruguay con todos sus colegas por la hacienda. El ganadero valora mucho dos o tres centavos de dólar en el precio de la hacienda, y si un frigorífico paga US$ 3,20 y el otro US$ 3,23 tendrá problemas”, advirtió el presidente del INAC.

Japón dejó de comprar carne uruguaya en el 2.000, cuando apareció la fiebre aftosa en Artigas. Hasta ahí se ingresaba con carne refrigerada y menudencias.

Rurales EL PAIS