Carnes / Expo Melilla

Carnes: La apertura del mercado japonés aún depende de una ley

Director de Frigorífico “Las Piedras” consideró que puede demorar “un añito”. El Dr. Alberto González expuso, junto con Ricardo Reilly y Alejandro Zambrano en el ciclo de conferencias por la celebración de los 100 años de El País, en Expo Melilla. Organizado en forma conjunta con la Asociación Rural del Uruguay y Radio Carve.

Foto: Francisco Flores

Pablo Antúnez.

Buscando evitar que haya más productores que sigan haciendo negocios de engorde con 300 días de encierro y alimentación a granos, pensando en la pronta apertura del mercado japonés para las carnes bovinas uruguayas, el ex presidente de la Cámara de la Industria Frigorífica y director de Frigorífico “Las Piedras”, Dr. Alberto González, aseguró que la apertura del mercado japonés no será tan fácil, ni tan rápida.

En el marco de la conferencia: “El mercado ganadero en modo oportunidad”, organizada por Diario El País en el marco de sus 100 años, Radio Carve y la Asociación Rural del Uruguay (ARU), el industrial advirtió que “hay muchas cosas que no se están diciendo” y evitó crear falsas expectativas en torno a la apertura de Japón, destino que cerró para las carnes uruguayas en el 2000, cuando apareció la epidemia de fiebre aftosa en Artigas.

González, que fue panelista junto al consignatario Alejandro Zambrano y al delegado de la ARU en el Instituto Nacional de Carnes, Ricardo Reilly, dijo que “está en conocimiento nuestro que estamos en el paso 10 de 12 que conforman el denominado análisis de riesgo, pero lamentablemente hay otra cosa muy importante y es que, para que Japón autorice el ingreso de carne bovina uruguaya, que proviene de un país libre de fiebre aftosa con vacunación, se precisa una ley”.

Sorprendiendo a los participantes en la conferencia, explicó que “si los tiempos legislativos o parlamentarios en Japón son parecidos a los de Uruguay, capaz que va a demorar un añito…”. González consideró que “una mentira a medias no es una verdad” y reiteró que como industrial prefiere “decir las cosas por su nombre y no alentar falsas expectativas…”.

El gobierno anunció el mes pasado que había finalizado en Japón el análisis de riesgo y que la apertura del mercado dependía de la publicación de una normativa pública, para la que había 60 días destinados a comentarios, abriéndose luego el mercado. La dependencia de una ley, complica mucho más que esperar la habilitación de frigoríficos exportadores, acordar el modelo de certificado sanitario o superar el 40% de arancel que deberá pagar el producto en ese destino.

Cuota 481. Japón fue un mercado interesante para Uruguay hasta que la ganadería local mantuvo el status de país libre de fiebre aftosa sin vacuna. El set de cortes que se enviaba entonces era diferente al que se exportará ahora, una vez habilitado el mercado.

La expectativa de algunos frigoríficos, pero principalmente, a nivel de productores, es que Japón se transforme en una salida para ganados jóvenes procedentes de los corrales de engorde, terminados a granos para conseguir un grado de grasa intramuscular más alto.

En ese sentido, el ex presidente de la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF), consideró que el país del sol naciente puede ser una alternativa para colocar carne de feed lot, pero aclaró que paga menos que la Unión Europea.

“Japón, por el full set de Estados Unidos está pagando US$ 7.500 por tonelada. Estamos comparando con un full set que lo estamos vendiendo a US$ 9.000 dentro de Cuota 481 en la Unión Europea. Iríamos a ese mercado cuando tengamos Japón”, explicó.

Vinculado con este cupo para cortes de alta calidad, para ganado terminado a granos durante los últimos 100 días previos a la faena, González aseguró que “ninguna de las opciones que hay hoy para Cuota 481 son a los valores, ni con la fluidez que tiene hoy la venta a la Unión Europea. De pronto hay alternativas, pero no para 150.000 novillos como estamos usando en este cupo, capaz que hay alternativas para 20.000 o 30.000 novillos”.

La Cuota está pendiente de un hilo, pues desde hace tres o cuatro años, cuando Uruguay y Australia -países que también pueden acceder a este cupo- se pusieron más agresivos, Estados Unidos le viene reclamando mayor participación a la Unión Europea, porque el cupo nació en el marco del litigio por la carne con hormonas entre ambos países.

“Hoy Estados Unidos está transitando uno de los momentos más competitivos en materia de carne a nivel internacional”, confirmó el director de Frigorífico “Las Piedras”. “Está llegando con mucho suceso en la Cuota 481, tiene un potencial muy importante para ingresar y hay muchos productores que están dispuestos a dejar de usar hormonas (en el engorde del ganado) para entrar en la cuota 481”. De una manera o de la otra, Estados Unidos va a tener las 30.000 tonelada que pide”, consideró el industrial.

Rurales EL PAIS