Avicultura / Mundo

Tyson Foods inaugura nueva planta avícola en Tennessee

Fuerte apuesta de la compañía en Estados Unidos

La empresa Tyson Foods se reunió  junto con funcionarios locales, estatales y federales para inaugurar de manera oficial el nuevo complejo avícola de la compañía en Humboldt, Tennessee. El proyecto de US$ 425 millones, que incluye una planta de procesamiento, una fábrica de piensos y un criadero, representa la mayor inversión de Tyson en Tennessee y la mayor inversión corporativa jamás realizada en el condado de Gibson, según publicó el portal Eurocarne.

Hasta ahora se ha contratado a varios cientos de trabajadores y se están capacitando para el inicio de la producción a finales de este mes. La planta de procesamiento, que se espera que emplee a más de 1.500 miembros del equipo para 2023, está ubicada dentro del Parque Industrial del Condado de Gibson y producirá bandejas pre envasadas de pollo fresco para las tiendas minoristas de alimentos en todo el país a partir de fines de abril.

Se espera que su actividad genere un beneficio económico anual para el estado de Tennessee de US$ 150 millones.

La fábrica de piensos Humboldt de la empresa, que suministrará pienso a aproximadamente 56 avicultores locales, empleará a 30 miembros del equipo y producirá 14.000 toneladas de pienso terminado a la semana cuando la producción alcance su capacidad máxima.

La planta de incubación de Humboldt emplea a 30 miembros del equipo y proporciona pollitos para los avicultores locales que suministran pollos de engorde a Tyson.

Este es el segundo gran proyecto de desarrollo económico que Tyson Foods ha iniciado en Tennessee en los últimos años. En agosto de 2017, la compañía anunció una expansión de US$ 84 millones (70 millones de euros) de sus operaciones en Union City, que ha agregado más de 200 empleos.

Incluyendo Union City, la compañía actualmente opera cinco instalaciones en el estado, empleando a unas 5.000 personas con una nómina anual de más de US $ 226 millones. En su año fiscal 2020, Tyson Foods pagó a los agricultores de Tennessee más de US$ 61 millones. La compañía estima que su impacto anual total en todo el estado para el año fiscal 2020 será de más de US$ 428 millones.