agro

Pidieron asistencia por sequía 337 productores

Son créditos blandos para ganaderos y predios lecheros

Pablo Antúnez

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) recibió 337 postulaciones de productores que desean ser beneficiarios del Fondo Agropecuario de Emergencia (FAE), al estar ubicados en las zonas comprendidas por la Emergencia Agropecuaria.

Declarar esa emergencia, permite la asistencia a los productores a través de créditos blandos, donde el afectado puede disponer el dinero y utilizarlo en lo que más precise.

Según confirmó a El País el director de Descentralización del MGAP, Luis María Carresse, se trata de 299 productores ganaderos y 37 tamberos.

“Hay que recordar que no sólo está el FAE que impulsa créditos a través de República Microfinanzas, también la secretaría de Estado trabajó más fuertemente con el Banco República en una línea de crédito más amplia, no solamente para productores familiares o hasta 500 hectáreas físicas”.

Explicó que hay “diferentes puertas abiertas y nos consta que los productores lecheros están trabajando con la Cooperativa Nacional de Productores de Leche y las diferentes líneas que siempre han mantenido”.

Es por eso que Carresse consideró que los 337 postulantes que buscan acceder a los créditos blandos generados a través del  Fondo Agropecuario de Emergencia “es un número prudente”.

En algunas zonas del país, la sequía se viene arrastrando desde setiembre-octubre de 2019.

Posteriormente se reitera en el sur del país e incluso en el centro, lo que provocó que muchos productores familiares optaran por los apoyos generados a través del FAE en marzo, abril y mayo.

“Eso no impide que los tomaran hoy nuevamente, porque también le mejoraría los plazos de pago, le ganarían un año más de gracia para poder pagar y les baja, respecto al FAE anterior, algún punto de interés y subsidio”, remarcó Carresse.

Es por eso que invitó  a los productores a que se acerquen al MGAP y se postulen, porque “van a salir  más favorecidos”.

Los créditos están dirigidos a productores familiares y para aquellos que no entran en la categoría de productores familiares, pero que tienen menos de 500 hectáreas, Índice Coneat 100, abarcando los rubros ganadería y lechería.

Se destinarán US$ 25 por Unidad Ganadera (UG) para el rubro ganadería y US$ 40 por UG para productores lecheros. El tope a cubrir son hasta 300 UG. Los créditos son a través de República Microfinanzas.

A su vez, rige un crédito del Banco República con tasa competitiva y secuencia de pago acorde con ciclos biológicos.

El interés será pagado: 60% en noviembre de 2021 y 40% en abril de 2022. Otra variante es que la Emergencia Agropecuaria abarca también a tenedores de ganado sin campo con hasta 50 UG.

Mientras tanto, las autoridades del MGAP están pensando en algún tipo de operativa para contemplar a los productores que precisan limpiar y mejorar los tajamares ya existentes en el predio.

Así lo adelantó Carresse: “Estamos contemplando esas ayudas, que podrían basarse en algún tipo de apoyo económico, no necesariamente reembolsable”, explicó el director de Descentralización del MGAP.