Agricultura / Mundo

Tras el derrumbe del viernes, la soja logró un repunte parcial de sus precios en Chicago

Al cierre de los negocios, las pizarras del mercado estadounidense reflejaron subas de US$ 11,66 y de 11,39 sobre los contratos marzo y mayo de la soja, cuyos ajustes fueron de 493,65 y de 493,38 dólares por tonelada

LA NACIÓN (GDA) | Luego de caer poco más de 4% el viernes, los precios de la soja repuntaron hoy un 2,4% en la Bolsa de Chicago, donde los fondos de inversión especuladores y los comerciales retomaron la compra de contratos, los primeros, por cuestiones técnicas tras la liquidación de la rueda precedente en la que retiraron ganancias y los segundos, por un fin de semana más seco de lo previsto en las zonas agrícolas de Brasil y Argentina, donde buena parte de los cultivos requiere humedad para evitar la caída de los rendimientos.

Al cierre de los negocios, las pizarras del mercado estadounidense reflejaron subas de US$ 11,66 y de 11,39 sobre los contratos marzo y mayo de la soja, cuyos ajustes fueron de 493,65 y de 493,38 dólares por tonelada.

La volatilidad registrada en las últimas dos ruedas pone en evidencia que la etapa de las subas continuas cede su protagonismo a un mercado que busca un equilibrio entre el rally alcista que llevó el valor de la soja arriba de los 520 dólares por tonelada y la reciente caída hasta casi los 480 dólares.

En la búsqueda de ese equilibrio, los operadores deben digerir que la oferta sudamericana que comienza a ingresar en el circuito comercial será levemente mayor que las previsiones elucubradas por algunos operadores, que veían la producción de Brasil en torno de los 128 millones de toneladas y no de los 132/133 millones que actualmente considera factibles la mayor parte del mercado.

De igual modo, ya incorporaron al análisis el hecho de que los márgenes de la molienda en China, el faro que alumbra el rumbo de los precios internacionales de la soja, se deprimieron de manera preocupante tras los picos de precios de la materia prima. Esa situación concreta puede detener las compras chinas en Estados Unidos -e incluso provocar la cancelación de operaciones- para concentrar los negocios sobre Brasil, de manera de asegurar embarques fluidos con la soja que lentamente comienza a recolectarse, particularmente en la zona de Mato Grosso, que ya levantó un 2% del área apta.

Asimismo, la puja por las tierras productivas estadounidenses entre la soja y el maíz ganará protagonismo en las próximas semanas, con buena parte de los operadores apostando por un incremento en la intención de siembra de soja, quizás, no en detrimento del forrajero, sino del trigo de primavera.

Por todas estas cuestiones que pueden derivar en volatilidad, además de imponderables, como la aparición de un foco de fiebre porcina africana en China, según se informó el viernes pasado, los especialistas recomiendan a los productores argentinos no diferir más tiempo el diseño de estrategias de coberturas flexibles que permitan fijar pisos altos -los valores vigentes para el tiempo de la cosecha local de soja y de maíz están entre los más altos históricos- y que posibiliten la chance de usufructuar eventuales nuevas alzas.

Cabe señalar que en el caso de maíz estadounidense, tras caer un 4,5% el viernes, hoy sus precios repuntaron un 2,2% en Chicago, donde los ajustes de las posiciones marzo y mayo quedaron en 201,37 y en 202,45 dólares por tonelada.

El repunte también comprendió al trigo, que de perder casi un 4% el viernes, hoy mejoró un 2,2%, luego de terminar la rueda con valores de 238,28 y de 238,47 dólares por tonelada sobre los contratos marzo y mayo del cereal en Chicago.